Meghan Markle renunció a la realeza porque no tiene suficiente poder, dice biógrafa real

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, podría haber sobrestimado la influencia y el poder de la Familia Real británica en el mundo de la política cuando decidió casarse con el príncipe Harry en 2018, dijo la biógrafa de la realeza Penny Junor .

En enero, el duque y la duquesa de Sussex anunciaron planes para deshacerse de sus deberes reales y mudarse a América del Norte para obtener «independencia financiera». La pareja renunció a sus roles como miembros de la realeza en marzo.

Según Junor, se espera que la Familia Real se mantenga alejada de la política, pero Meghan Markle aparentemente no entendía el papel de la monarquía en la sociedad.

Según Penny Junor, la duquesa de Sussex aparentemente no entendía el papel de la monarquía en la sociedad.

La experta explicó que su intención de casarse con el príncipe Harry estaba motivada en parte por la idea de que ayudaría a impulsar su activismo. «Pero creo que probablemente lo que descubrió cuando llegó a la Familia Real fue que no podía ser tan activa como quería», afirmó.

«La Familia Real no opera de esa manera, no usa su posición para hacer cambios» en la sociedad, afirmó la autora real, y agregó que se supone que la familia real debe resaltar y apoyar los problemas en lugar de cambiarlos.

Una activista en la realeza

Cuando se presentó como la prometida de Harry en 2017, Markle se sintió emocionada de hablar sobre su trabajo benéfico. En 2016, se convirtió en embajadora global de World Vision Canada. La futura duquesa de Sussex también dirigió un blog de estilo de vida llamado The Tig, aunque se cerró poco antes del anuncio del compromiso.

Este 2020 se unió a la campaña anti Trump, pidiendo a los electores estadounidenses que votaran contra el odio en “la elección más grande de sus vidas”, en una participación muy cuestionada por quienes defienden la imparcialidad política de los miembros de la realeza británica.

En septiembre, el gigante del streaming Netflix anunció que había conseguido un acuerdo con Harry y Meghan para crear programas, películas y documentales para niños juntos. Aunque la pareja ha dicho que tenían la intención de hacer una «programación familiar inspiradora», aparecieron informes de que esta noticia aterrorizó al Palacio de Buckingham debido a los posibles secretos familiares que se le pidió a la pareja que revelara. (Sputnik)

El príncipe Harry podría volver al Reino Unido para asegurarse una extensión del Megxit, dice un informe

Las cosas parecen estar mejorando dentro de la Familia Real británica, ya que según los informes, el príncipe Harry tiene la intención de tener algunas llamadas «amistosas» vía Zoom con sus parientes antes de dirigirse al Reino Unido para conversar cara a cara.

El príncipe Harry, supuestamente acompañado por su esposa Meghan Markle, podría hacer una visita al Reino Unido el próximo año, en un intento por asegurarse una extensión de período de transición del «Megxit», informó el sábado The Sun, citando fuentes cercanas a los duques de Sussex.

Los conocedores dijeron al periódico que los duques están dispuestos a regresar a Gran Bretaña en tres fechas clave: el cumpleaños de la reina el 21 de abril, el centenario del duque de Edimburgo en junio y la inauguración de la estatua de la princesa Diana el 1 de julio, cuando se cumplan 60 años del nacimiento de la última princesa de Gales.

«Las cosas parecen haberse calmado. Harry ha estado en contacto con la reina más a menudo de lo que piensas. Pero ciertas cosas necesitas estar allí en persona para resolverlas. Necesitarán algunas semanas. Eso podría hacerse después de abril, dependiendo del Covid», dijo una fuente.

Aunque es probable que las conversaciones se desarrollen en una atmósfera más amigable que la cumbre de Sandringham en enero pasado, es probable que el Palacio de Buckingham todavía plantee preocupaciones sobre los acuerdos de la pareja con Netflix y Spotify.

Los medios informaron anteriormente que la casa real estaba «aterrorizada» por los acuerdos, temiendo que Sussex pudieran hacer públicos los secretos reales. Ante ello, según se informa, el Palacio buscará asegurarse de que los acuerdos cumplan con «los valores de Su Majestad«, basados en la discreción, la no utilización de sus posiciones para fines monetarios y la no injerencia en asuntos políticos.

Las fuentes también indicaron que los roles reales del príncipe Harry y Meghan Markle serían un tema de las conversaciones, especialmente los roles militares del hijo menor del príncipe Carlos, de los que fue despojado hace meses.

El príncipe de 36 años «lamenta perder esos títulos y mantenerlos abiertos durante el mayor tiempo posible mantiene esa rama de olivo fuera», dijo una fuente. Sin embargo, un importante asistente de la realeza dijo que se espera que las cosas «se prolonguen más allá del 31 de marzo», ya que la pareja ha «dejado su postura muy claramente».

Qué es el “Megxit”

El duque y la duquesa de Sussex provocaron la ira entre la realeza británica en enero después de que anunciaron que se retiraban de sus deberes oficiales como miembros principales de la familia real.

La pareja dijo que iban a ser económicamente independientes y dividir su tiempo entre el Reino Unido y América del Norte. Se llegó a un acuerdo en Sandringham, con una revisión de 12 meses.

El anuncio de los Sussex, sin embargo, fue una bomba para la Familia Real, ya que los informes de los medios indicaron que no se les había informado de su decisión.

Después de su partida, los medios británicos informaron que el príncipe Guillermo no había hablado con su hermano durante dos meses, al parecer molesto porque su decisión dañaría la reputación de la familia real.

A pesar de apartarse de sus deberes reales, la pareja parece haber seguido usando sus títulos de títulos oficiales, de los que, según sugieren algunos críticos, deberían ser despojados. (Sputnik)

La «ambición política» de Meghan podría llevarla a no regresar nunca a la casa real, afirma biógrafa real

La duquesa de Sussex ve que la monarquía «no es un lugar para alguien con ambición política» como ella, afirmó Penny Junor al diario ‘The Mirror’.

Anuncios

Meghan Markle y el príncipe Harry “quemaron puentes importantes sin posibilidad de reparación” y la duquesa de Sussex “nunca querrá un camino de regreso después de descubrir que la familia real no es un lugar para alguien con ambición política”, afirmó la biógrafa real Penny Junnor, vasta conocedora de la familia real británica.

Los duques de Sussex, que ahora viven en una mansión de 14 millones de dólares en Santa Bárbara, con su hijo Archie, parecen “no estar molestos” por su decisión de dejar la familia real y mudarse a Norteamérica, según Junor.

La biógrafa real observó que si bien el príncipe Harry, nieto de la reina Isabel II, tiene posibilidades de mejorar su relación con su hermano, el príncipe Guillermo, es poco probable que Meghan quiera volver a la institución. “En los últimos meses, Harry y Meghan han quemado algunos puentes importantes que pueden estar irreparables», dijo Junor.

“En este momento, eso no parece molestarlos. Y no puedo ver a Meghan alguna vez deseando un camino de regreso. Lo que descubrió en su breve período como miembro activo es que la familia real británica no es un lugar para alguien con ambición política”.

“Esta institución centenaria proporciona una plataforma incomparable para el trabajo caritativo, para cambiar y mejorar la vida de las personas, pero no es el trampolín para cambiar el mundo, por muy ardiente y evidente que sea la necesidad”, afirmó la experta al diario británico The Mirror. Sin embargo, Junor sugirió que el príncipe Harry no tiene las mismas ambiciones políticas que su esposa y, en cambio, “su pasión radica en ayudar a las personas desfavorecidas”. Agregó que cree probable que Harry “encuentre el camino de regreso” algún día.

El mes pasado, una fuente cercana a Meghan afirmó que la duquesa de Sussex “consideraría seriamente postularse a la presidencia [de EEUU]” si alguna vez “renunciaban a sus títulos” reales. Lo dijo después de que el matrimonio grabara un polémico mensaje instando a los estadounidenses a votar, solo unas semanas antes de las elecciones del 3 de noviembre. “Una de las razones por las que estaba tan dispuesta a no renunciar a su ciudadanía estadounidense era que tenía la opción de dedicarse a la política», dijo una fuente cercana a la pareja a la revista Vanity Fair.

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.