Conozca las coronas de los reyes de Noruega, el tesoro de Trondheim

Haakon VII fue el único rey de la monarquía moderna de Noruega que fue bendecido, ungeido y coronado como tal, con una corona sobre su cabeza, hace 114 años. Para dar un inicio solemne a su reinado, el antiguo príncipe Carlos de Dinamarca llegó a su país de adopción y fue coronado en 1906 junto a la reina Maud en la Catedral de Nidaros (Nidarosdomen) de la ciudad de Trondheim, siguiendo la tradición de los antiguos reyes de Noruega. Antes que él, durante el siglo XIX, Carlos Juan XIV, rey de Suecia y Noruega de la dinastía Bernadotte, se había hecho coronar allí en una ceremonia al estilo sueco.

Dos años después, el artículo 10 de la Constitución, que estipula la sacra coronación de los reyes, fue abolido con solo dos votos en contra porque “la tradición de consagrar a los reyes ha caído en desuso en nuestros países vecinos”. En Dinamarca, la última coronación se celebró en 1840 y el ascenso al trono es oficializado mediante una proclamación. En Suecia, la historia mostraría que la última sería la de Oscar II, en 1873. Actualmente, la única monarquía europea que mantiene la tradición de coronar a sus reyes es la inglesa.

CORONA DEL REY. Creada para Carlos Juan de Suecia y Noruega en 1814.
LA ÚLTIMA CORONACIÓN. Haakon VII y Maud fueron coronados en Nidarosdomen en 1906.

Aunque la costumbre ya no existe, los sucesivos reyes Olav V (1959) y el actual, Harald V (1991) fueron “bendecidos” en la misma catedral frente a un altar donde se colocaron las insignias reales. Se trata de la corona real creada en 1818 para el rey Carlos Juan de Suecia y Noruega, quien pagó con dinero propio la joya a un joyero sueco llamado Olof Wihlborg.

La corona, de 1,5 kilos, está hecha de oro y adornada con muchas perlas y piedras preciosas, entre amatista, granate, ópalo, peridoto, crisoprasa, topacio, turmalina, zafiro y esmeralda. La piedra preciosa grande al frente es una turmalina verde.

CORONA DE LA REINA. Utilizada por última vez por la reina Maud en 1906.
Las coronas son expuestas en Nidarosdomen en la ceremonia de bendición de cada nuevo rey.

Junto a la esta joya se colocó la corona de la reina, cuya última cabeza que llevó fue la reina Maud. Confeccionada en 1830, se utilizó por primera vez treinta años después, cuando la princesa Luisa de Holanda, esposa de Carlos XV de Suecia, fue coronada en Noruega.

Hecha de plata dorada, cuenta con una enorme amatista púrpura, además de citrinos, crisoprasa y topacio. Pero la corona de la reina está adornada ante todo con perlas tanto en la corona como en el terciopelo rojo en el tirón. El tirón es la parte de la corona que está hecha de una fina pieza de tela. Está bordado con hasta 1578 perlas pequeñas.

Las dos coronas, culminadas con la cruz cristiana, volverán al altar de Nidarosdomen cuando el heredero Haakon y la princesa Mette-Marit se conviertan en reyes.

Los reyes de Noruega se someten a cuarentena obligatoria ante el avance del coronavirus

Harald V y Sonia acaban de regresar de un viaje oficial a Jordania. Antes hubo un gran debate sobre si la visita los monarcas se verían afectados. Existen 61 casos en su país.

Mientras el coronavirus COVID-19 se expande por el mundo, afectando la vida cotidiana de la mayoría de las personas, el octogenario rey Harald V de Noruega y su esposa, la reina Sonia, se recluirán en cuarentena después de haber regresado de un viaje de Estado a Jordania. Mientras tanto, su país, donde se contabilizan 61 infectados, anunció el cierre de todas las escuelas y universidades y otras medidas para prevenir la infección. “Es crucial que todos participemos en el esfuerzo nacional para evitar exponernos a nosotros mismos y a otros a la infección”, explicó el rey.

Los monarcas obedecen de esta forma a una de las medidas de control tomadas por el gobierno noruego de que todas las personas que hayan regresado de un viaje del extranjero deben permanecer en cuarentena en el hogar, independientemente de si tienen síntomas o no. La medida también tiene un efecto retroactivo a partir del 27 de febrero y, por lo tanto, afectará a una gran proporción de la población de Noruega. La policía noruega fue facultada a detener a las personas que se nieguen a cumplir la cuarentena, dijo el diario Ekstrabladet. En su comunicado, el rey dijo que todos los noruegos tienen que “contribuir con lo que podamos para prevenir la propagación del virus”.

El diario noruego Dagbladet anunció que el rey encabezará la reunión del Consejo de Estado el viernes 13 de marzo por teléfono o videollamada. El programa de la familia real también está fuertemente influenciado por la pandemia del coronavirus surgido en la ciudad china de Wuhan en diciembre y que ya afecta a casi 128.000 personas y mató a 4.700 en 161 países. “Según los consejos y medidas de las autoridades, la casa real cancelará o pospondrá todos los eventos oficiales. En primer lugar, esto se aplica hasta Pascua”, según el comunicado de prensa publicado por el diario VG.

El comunicado de prensa también declaró que se mantendrá el Consejo de Ministros y otras reuniones resultantes del papel constitucional del monarca, que ahora no estará claro con respecto a la nueva medida sobre la Cuarentena Interior. “Nuestro país se encuentra en una situación grave que afecta a las personas y a la sociedad en general”, explicó el rey Harald, de 83 años. “Es crucial que todos participemos en la búsqueda nacional para evitar exponernos a nosotros u otros a la infección. Por lo tanto, es importante que todos sigamos las recomendaciones y órdenes de las autoridades”. Además, manifestó su gratitud “a los profesionales de la salud de todo el país que actualmente están haciendo todo lo posible para remediar la situación”.

Nota del editor: apoye a Secretos Cortesanos para el lanzamiento de su próximo libro digital

«Infinitamente tristes»: el adiós de la princesa Martha Luisa de Noruega y sus hijas a Ari Behn

«Querido papá, siempre decías que estabas orgulloso de nosotras. Espero que sepas que también lo estábamos de ti», dijo su hija mayor, Maud.

Sigue leyendo ««Infinitamente tristes»: el adiós de la princesa Martha Luisa de Noruega y sus hijas a Ari Behn»

OBITUARIO: El «infierno» de Ari Behn, exesposo de la princesa Martha Luisa de Noruega (1972-2019)

Víctima de una depresión crónica, el escritor noruego se suicidó en Navidad: «Voy a morirme solo, sin ninguna compañía. Solo y amargado».

Sigue leyendo «OBITUARIO: El «infierno» de Ari Behn, exesposo de la princesa Martha Luisa de Noruega (1972-2019)»