El golpe de Harry y Meghan a la monarquía «fue peor que la abdicación de Eduardo VIII», afirmó biógrafa real

El príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex, “traicionaron” a la familia real y causaron un daño duradero a la monarquía desde que renunciaron a la realeza, aseguró la biógrafa real Penny Junor después de que los duques de Sussex ofrecieran una explosiva entrevista a Oprah Winfrey.

«Cuando Harry y Meghan se fueron hace un año, la gente se sorprendió y se decepcionó porque eran una gran pareja. Harry era un miembro de la realeza muy popular y Meghan era un gran activo para la familia», explicó Junor a The Daily mail.

«Un año después, creo que mucha gente está realmente enojada y piensa que han traicionado a su familia y han lanzado una gran bomba en el corazón de la institución y también han dado un golpe al Reino Unido», agregó la autora.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Lea además: Andrew Morton: al igual que la princesa Margarita, Harry y Meghan se volverán cada vez más “irrelevantes”

Junor describió la crisis como algo peor que la abdicación de Eduardo VIII en 1936 para casarse con la socialité estadounidense dos veces divorciada Wallis Simpson. “Las circunstancias son muy diferentes. Eduardo VIII fue expulsado, mientras que Harry y Meghan eligieron irse, pero creo que esto es más perjudicial”, afirmó la biógrafa.

Junor explicó que aunque parecía que la abdicación de Eduardo VIII iba a perjudicar a la monarquía, en realidad no fue así porque su hermano menor, el duque de York, estaba preparado para ocupar su lugar. Convertido el duque en rey Jorge VI, hizo un trabajo realmente bueno y restauró la reputación de la monarquía, señaló.

“Meghan puede verse tan infernalmente bonita, pero ella seguirá siendo la que tendrá que hacer una reverencia a Kate Middleton”, dijo el biógrafo real Andrew Morton.

Lea además: El arzobispo de Canterbury negó haber casado a Harry y Meghan Markle antes de la boda oficial

La biógrafa calificó la entrevista con la presentadora Oprah Winfrey de traición a la familia real. “Son acusaciones realmente terribles que se mantendrán”, declaró.

En la entrevista entre otras cosas, Meghan dijo que algunos parientes de su marido hicieron comentarios sobre el color de piel de su hijo y que ella había tenido pensamientos suicidas durante su estancia en el Reino Unido y que los funcionarios del palacio se negaron a buscarle ayuda.

Gayle King, una amiga de Meghan Markle y de Oprah, dijo posteriormente en una entrevista de TV que Harry habló con su padre y hermano y estas conversaciones “no fueran productivas”. Esta revelación tendrá un impacto indeleble en la relación del duque de Sussex con su familia, subrayó la experta.

El hecho de que se haya difundido lo esencial de esa conversación es una terrible traición a la confianza”, indicó. “No sé cómo se resolverá todo el problema porque Harry ha demostrado que no es digno de confianza, y que si la familia real se acerca a él, si no le gusta lo que dicen, lo más probable es que salga en la televisión mundial”, enfatizó.

Monarquias.com

Andrew Morton: al igual que la princesa Margarita, Harry y Meghan se volverán cada vez más “irrelevantes”

El príncipe Harry de Inglaterra y su esposa Meghan Markle, duques de Sussex, pronto se volverán “más irrelevantes” en el escenario real a medida que crezcan y adquieran protagonismo los hijos del príncipe Guillermo, Jorge, Luis y Carlota de Cambridge, dijo un experto real.

Andrew Morton, un biógrafo real célebre por la biografía de la princesa Diana, señaló que Harry no es un miembro clave de la realeza británica, ya que ocupa el sexto lugar en la línea al trono, y predijo que el centro de atención comenzará a alejarse de él y su esposa.

Harry y Meghan eran ramas auxiliares de la Familia Real, no eran ramas centrales de la Familia Real. Así que iban en la misma trayectoria que la princesa Margarita”, explicó Morton en un episodio del podcast Royally Obsessed publicado el 1 de abril.

Lea además: La princesa Ana, apuntada como la persona que preguntó sobre el tono de piel de Archie Windsor

Morton se basó en el ejemplo de la hermana de la reina, la fallecida princesa Margarita, considerada la principal belleza de la familia real y fue el centro de atención de la prensa durante su juventud.

Cuando tenía 18 o 19 años, la princesa Margarita era la mujer más glamorosa, la comparaban con Elizabeth Taylor, vestida con todas las pieles y joyas y luciendo fabulosa, pero era la número dos”, argumentó Morton. “Lo mismo con Meghan y Harry, el número dos”.

“Meghan puede verse tan infernalmente bonita, pero ella seguirá siendo la que tendrá que hacer una reverencia a Kate Middleton”, dijo Morton, hablando de la cuñada y futura reina de Inglaterra.

Lea además: El arzobispo de Canterbury negó haber casado a Harry y Meghan Markle antes de la boda oficial

“Y estoy seguro de que no lo apreciaron adecuadamente, pero significa que, a medida que pasen los años, Meghan y Harry se volverán cada vez más irrelevantes a medida que Jorge, Luis y Carlota crezcan y se conviertan en los juguetes de los tabloides”. añadió.

Morton, sin embargo, expresó dudas sobre si Meghan Markle estaba realmente tan aislada y sola como dijo haberse sentido en palacio tras casarse con el príncipe Harry.

“Amigos míos dijeron que han visto a Meghan caminando desde el supermercado Whole Foods en Kensington High Street con bolsas de comida de regreso al Palacio de Kensington. No se parecía mucho a una prisión. Otros amigos la han visto salir con amigos en restaurantes, por lo que me parece que ha llevado una vida normal”, dijo.

Monarquias.com

La princesa Ana, apuntada como la persona que preguntó sobre el tono de piel de Archie Windsor

Lady Colin Campbell, una socialité británica de 71 años que ha escrito varios libros sobre la familia real, ha alegado que la persona que preguntó sobre “cuán oscura” sería la piel del hijo del príncipe Harry no era otra que la princesa Ana.

La biógrafa real alegó en el último episodio de su podcast “Chatting With Lady C” que la única hija de la reina Isabel II y el príncipe Felipe había estado en la raíz de una revelación explosiva que Meghan Markle, duquesa de Sussex, hijo en la entrevista con Oprah Winfrey.

Sin embargo, Campbell luego calificó los comentarios como el resultado de un “malentendido” con respecto a las diferencias entre el público británico y el estadounidense. “No hubo preocupaciones sobre el color de Meghan”, afirmó la autora.

A la princesa Ana le preocupaba con razón que si el matrimonio continuaba y había niños habría grandes problemas, no por el color de Meghan, sino por la incapacidad y determinación de Meghan de seguir sin poder apreciar las diferencias culturales”, afirmó la socialité.

Lea además: Oprah Winfrey aclaró que ni Isabel II ni Felipe se preocuparon por el color de piel del hijo de Meghan

“Nadie es la parte culpable en términos de racismo, pero la princesa Ana fue la campeona en términos de ‘no te cases con esa chica, no es adecuada, no es adecuada para el país, no es para el trabajo‘. Bueno, resultó ser cierto”, agregó Campbell.

La princesa Ana es uno de los miembros más trabajadores y respetados de la familia real. Campbell dijo durante el podcast que la princesa, de 71 años, estaba cada vez más preocupada sobre si la actriz estadounidense Meghan Markle tenía o no “respeto por la institución en la que se casaba y la familia en la que se casaba”.

Además, Campbell declaró que la princesa Ana habría sido una de las primeras en objetar la unión de Harry y Meghan por motivos de “conducta y carácter”. Posteriormente afirmó que tres fuentes le confirmaron que las preocupaciones de Ana eran “retorcidas”.

La escritora, que también es conocida simplemente como Lady C, indicó además que si bien ella “no es amiga” de la princesa Ana, ambas se habían encontrado “algunas veces”.

Lea además: “No somos racistas”, clama el príncipe Guillermo tras acusaciones de los duques de Sussex

Aunque Harry y Meghan revelaron que un miembro de la familia real preguntó sobre el cutis de la piel de su hijo por nacer, la pareja no dejó escapar quién pronunció los comentarios. Después de la entrevista, Harry le informó a Winfrey que la persona en cuestión no era ni la reina Isabel ni el príncipe Felipe.

A raíz de la entrevista, el Palacio de Buckingham emitió un comunicado y declaró que “toda la familia está entristecida al conocer el alcance de lo desafiantes que han sido los últimos años para Harry y Meghan”. Además, señalaron que abordarían los problemas raciales planteados en la entrevista “en privado”.

Monarquias.com

“Ira” y “angustia” en palacio por filtración de conversaciones privadas del príncipe Harry y su familia

En un episodio reciente del programa «CBS This Morning«, Gayle King, una amiga de Meghan Markle y la presentadora Oprah Winfrey, brindó detalles sobre los lazos del príncipe Harry y Meghan con la familia real que provocaron confusión en el palacio de Buckingham.

King dijo en el programa que había llamado a los duques de Sussex para “ver cómo se sentían” y que “es cierto que Harry ha hablado con su hermano y también ha hablado con su padre”. “Lo que me dijeron fue que esas conversaciones no fueron productivas. Pero se alegran de que al menos hayan iniciado una conversación”, agregó.

Desde entonces, según informes de la prensa británica, estas afirmaciones causaron enojo entre el palacio ya que la filtración aparentemente se ha calificado de “un impactante abuso de confianza”, según la biógrafa real Penny Junor.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

El diario The Sun recordó que la afirmación de la reina Isabel II de que las denuncias sobre presunto racismo en la familia real sería investigada y “abordada en privado” y que esto era una señal directa de la intención de la reina de mantener las conversaciones internas en total confidencialidad.

La reina ha adoptado un enfoque muy mesurado y sensato. Está predicando con el ejemplo. Este es un asunto con el que deben lidiar ella y su familia”, dijo una fuente a The Sun.

El autor real Tom Quinn, por su parte, comentó que los comentarios de Gayle King debieron haber molestado al Palacio y que los duques de Sussex “una vez más, se pegaron un tiro en el pie”.

Lea además: El príncipe Harry mantuvo “conversaciones no productivas” con su padre y su hermano, según Gayle King, amiga de Meghan

El príncipe Guillermo está “profundamente angustiado”

El príncipe Guillermo está “profundamente angustiado” porque su hermano compartió los detalles de su conversación privada con Gayle King, informó Entertainment Tonight citando una fuente cercana al palacio de Kensington.

ET escribe que el duque de Cambridge, segundo en la sucesión al trono, está “muy molesto” y “descontento” porque Harry y Meghan compartieron “conversaciones familiares privadas” con la periodista y presentadora de televisión. Guillermo es “ferozmente protector” con su esposa Kate Middleton, duquesa de Cambridge, dijo la fuente.

Según los informes, los Sussex y los Cambridges tenían una buena relación al principio. A menudo se les veía desempeñando deberes reales juntos e incluso dirigían conjuntamente una organización benéfica. Las conversaciones sobre una supuesta ruptura comenzaron después de la boda de Harry y la actriz Meghan Markle.

La entrevista concedida en la TV estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Harry y Meghan dijeron que ya no deseaban residir en el Palacio de Kensington con el resto de la familia y querían tener su propio lugar, y la prensa especuló que la decisión fue motivada por la «pelea» de Meghan con su cuñada. Los medios locales afirmaron que la disputa entre las dos parejas se profundizó después de que Harry y Meghan dejaron la Royal Foundation, una organización benéfica que dirigían junto con los Cambridges.

Más tarde, los autores de un libro biográfico sobre los Sussex afirmaron que Meghan Markle estaba “decepcionada” de que la duquesa de Cambridge no le diera la bienvenida a la familia, mientras que las relaciones de Harry con su hermano comenzaron a desmoronarse cuando Guillermo le dijo que no se apresurara al matrimonio y tomara tanto tiempo según sea necesario para conocer a “esta chica”.

Lea además: Megxit: la reina Isabel II no dará marcha atrás en el acuerdo con Harry y Meghan

En la entrevista con Oprah Winfrey, Meghan desestimó los informes de los medios de que hizo llorar a Kate Middleton. Afirmó que fue Kate quien la hizo llorar cuando los dos se pelearon por los vestidos de niña de las flores para la boda de Meghan con Harry.

La actriz de 39 años dijo que la duquesa de Cambridge luego se disculpó y le envió flores con una nota. Al describir a Kate como una buena persona, Meghan dijo que reveló que la historia no era “despectiva” para su cuñada, sino más bien porque esperaba que Kate “hubiera querido” que se corrigiera.

Otras acusaciones hechas en la entrevista:

  • Meghan Markle afirmó que un miembro de la Familia Real estaba preocupado por el posible color oscuro de la piel de su primogénito, Archie. La persona no fue identificada porque sería «muy perjudicial para ellos», pero luego la pareja dijo que no era la reina o su esposo el príncipe Felipe.
  • El príncipe Harry dijo que su padre lo decepcionó a raíz de su decisión de dejar la vida real. Harry afirmó que el príncipe Carlos dejó de atender sus llamadas después de la mudanza. El duque de Sussex dijo que está en «caminos diferentes» con su hermano Guillermo, pero señaló que lo ama.
  • Meghan afirmó que el personal del palacio le negó ayuda cuando dijo que tenía pensamientos suicidas.
  • La duquesa dijo que la vida como miembro de la realeza era similar los confinamientos inducidos por el coronavirus y alegó que el palacio mintió para proteger a otros miembros de la familia, pero “no estaban dispuestos a decir la verdad para protegernos a mí y a mi esposo”.
  • Meghan también afirmó que la Familia Real cambió las reglas para que su primogénito, Archie, no recibiera un título y seguridad.

El príncipe Harry mantuvo “conversaciones no productivas” con su padre y su hermano

El príncipe Harry de Inglaterra habló con su padre y su hermano después de que él y su esposa, Meghan Markle, realizaran polémicas acusaciones de racismo en la familia real británica durante una entrevista televisiva con Oprah Winfrey.

Gayle King, una presentadora de televisión estadounidense amiga de Oprah y de los duques de Sussex, dijo este martes que Harry había tenido contacto con la familia real: “Los llamé de hecho para ver cómo se sentían, y es cierto que Harry habló con su hermano y también con su padre”.

“Lo que me dijeron fue que esas conversaciones no fueron productivas, pero se alegran de al menos haber iniciado una conversación”, agregó King en declaraciones la cadena CBS. King dijo que la pareja estaba “frustrada” porque el presunto racismo en la familia real había dominado la agenda de noticias desde que se transmitió la entrevista el 7 de marzo.

Lea además: Megxit: la reina Isabel II no dará marcha atrás en el acuerdo con Harry y Meghan

Los duques de Sussex querían “sanación” en la familia real

“Todo lo que querían desde el principio era que la realeza interviniera y le dijera a la prensa que parara con las historias injustas, inexactas y falsas que definitivamente tienen un sesgo racial”, dijo King. Agregó que los duques querían “sanación” en la familia, pero que Meghan tenía “documentos para respaldar todo” lo que había dicho en la entrevista con Oprah Winfrey.

Los duques de Sussex, que renunció a sus obligaciones con la Corona británica el año pasado y ahora vive en California, hizo impactantes revelaciones a la estrella de la TV estadounidense Oprah Winfrey al explicar su salida de la vida activa en la realeza.

La entrevista concedida en la TV estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Harry se manifestó «realmente decepcionado» con su padre

El príncipe Harry, de 36 años, dijo sentirse «realmente decepcionado» por su padre, el príncipe Carlos, quien había dejado de atender sus llamadas telefónicas por un tiempo, y señaló que le habían «cortado» el apoyo financiero. También señaló un distanciamiento con su hermano mayor, el príncipe Guillermo.

Harry agregó que tanto el príncipe Carlos, el heredero de la reina Isabel II, como el príncipe Guillermo (duque de Cambridge), estaban «atrapados» por las convenciones de la monarquía. “No pueden irse. Y tengo una gran compasión por eso”, afirmó Harry.

Lea además: “Al borde de la traición”: funcionarios del palacio reaccionan a la entrevista de los duques de Sussex

Meghan, una estadounidense de padre blanco y madre negra, reveló además que antes de que naciera su hijo Archie el 6 de mayo de 2019, Harry le contó que había habido conversaciones de un miembro no identificado de la familia real sobre «cuán oscura» sería la piel de su bebé. 

Las acusaciones de racismo, que la familia real dijo que serían investigadas, sumergieron a la monarquía en su mayor crisis desde la muerte de la madre de Guillermo y Harry, la princesa Diana, en 1997. Sin embargo, en el Reino Unido cayó la popularidad de Enrique y Meghan, que esperan su segundo hijo, una niña, para este año.

Periodista británico Piers Morgan denunció la “campaña maliciosa” de los Sussex contra Isabel II

El presentador de televisión británico Piers Morgan, feroz crítico de Meghan Markle, arremetió contra los duques de Sussex por tratar de hacer que la familia real parezca “racista y sin corazón”. Además, instó a sus compatriotas a «defender a nuestra Reina».

El famoso presentador fue una de las primeras personas públicas que criticó la entrevista, calificandola como “una traición vergonzosa a la reina y a la familia real”.

En un nuevo tuit siguió con sus críticas a los duques de Sussex, acusándolos de intentar desprestigiar a la monarquía y presentar a la familia real “como un grupo de racistas sin corazón”. Además, llamó a defender a Isabel II.

“Hay una campaña muy deliberada y maliciosa perpetrada por el duque y la duquesa de Sussex para desprestigiar, difamar y destrozar a Gran Bretaña, nuestra monarquía y la familia real como un grupo de racistas sin corazón. Es repugnante. Es hora de defender a nuestra reina”, escribió.

Tras la publicación de la entrevista con Oprah Winfrey, Morgan calificó a Meghan de “princesa Pinocho” y en una serie de tuits acusó a la duquesa de mentir sobre su vida en la casa real. Tras recibir más de 41.000 quejas, la estrella de la televisión tuvo que dejar el programa Good Morning Britain, donde había sido presentador durante cinco años.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Durante la entrevista, la actriz estadounidense confesó que tuvo pensamientos suicidas durante su tiempo como miembro de la casa de Windsor y reveló que un alto miembro de la familia expresó su preocupación por lo oscura que podría ser la piel de su hijo.

En respuesta a las acusaciones, el palacio de Buckingham emitió un comunicado en el que se informaba que la familia real abordaría en privado las cuestiones planteadas en la entrevista.

Megxit: la reina Isabel II no dará marcha atrás en el acuerdo con Harry y Meghan

Los duques de Sussex expresaron sus quejas en una entrevista a la presentadora Oprah Winfrey. Algunas de las acusaciones dejaron a la familia real “sorprendida y atónita”.

La reina Isabel II de Inglaterra se negó a dar marcha atrás en la situación de su nieto, el príncipe Harry, y Meghan Markle, duquesa de Sussex, a pesar de su reciente entrevista con Oprah Winfrey, informó el periódico The Sun, citando una fuente.

«Su Majestad no está de acuerdo», dijo la fuente. «Aunque hay empatía por lo que Harry y Meghan han dicho que pasaron, no habrá cambios en el acuerdo».

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Lea además: ¿Isabel II dejó sin apoyo a Meghan tras su boda con Harry? Las versiones se contradicen

La escandalosa entrevista se dio días después de que Harry y Meghan fueran despojados de sus patrocinios tras el rechazo de la reina a su propuesta de ser miembros de la familia real “a medio tiempo”. Durante la entrevista, Meghan se quejó de que Archie, el primogénito de la pareja, no recibiría seguridad ni un título real.

Se espera que Archie obtenga un título cuando el príncipe Carlos asuma el trono, ya que las reglas dinásticas establecidas por el rey Jorge V en 1917 dictan que solo los hijos y nietos del monarca se titulan príncipes o princesas, al igual que los hijos del príncipe de Gales.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Lea además: La popularidad de Harry y Meghan cae al vacío tras la entrevista con Opra Winfrey

En 2013, sin embargo, Isabel II emitió un nuevo edicto real que garantizaba que todos los hijos del príncipe Guillermo y Kate Middleton, duques de Cambridge, tuvieran los títulos de Príncipes y Princesas debido a que ocuparían los primeros lugares en la sucesión al trono.

Recientemente, una fuente familiarizada con las decisiones sobre la protección real le dijo a The Times que la seguridad fue eliminada debido a que el riesgo no era «lo suficientemente alto» ya que la pareja había renunciado a sus títulos reales. Según los informes, la reina también decidió que no podía permitir que los contribuyentes pagaran por la protección de los duques de Sussex si no estaban haciendo un trabajo real oficial.

«Al borde de la traición»: funcionarios del palacio reaccionan a la entrevista de los duques de Sussex

A una semana de su transmisión, la entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle con la presentadora Oprah Winfrey sigue provocando reacciones en el Reino Unido.

Uno de los ayudantes más cercanos de la reina Isabel II dijo que las impactantes afirmaciones de la pareja durante el programa televisivo estaban «al borde de la traición», informó el Sunday Times.

Otra fuente consultada por el medio consideró la reveladora entrevista de la pareja de Sussex «un increíble acto de deslealtad». «La pregunta que nadie parece poder responder es ¿qué están tratando de lograr los Sussex con esto?» agregó la fuente del Palacio. «No sabemos lo que quieren. Si crees que la reina es genial, ¿por qué estás tratando de destruir todo lo que ella y la familia representan?»

La entrevista concedida en la TV estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

«La sensación de ira y desconcierto desatada por el duque y la duquesa de Sussex a raíz de su entrevista en la televisión estadounidense la semana pasada puede haber sido resumida por un miembro de la realeza que lucha por responder a una crisis en la que el Palacio de Buckingham pasó gran parte del año pasado desesperado por evitar», dice el prestigioso periódico.

Lea además: La popularidad de Harry y Meghan cae al vacío tras la entrevista con Opra Winfrey

El pasado 7 de marzo, salió al aire en Estados Unidos la esperada entrevista en la que Harry y Meghan rompieron su silencio acerca de diversos asuntos polémicos. Entre otras cosas, la pareja acusó de racismo a un miembro de la familia real, cuyo nombre no mencionaron. El pariente supuestamente había preguntado «qué tan oscuro» sería su bebé. La pareja subrayó que, en parte, fue justamente el racismo lo que hizo que decidieran irse del Reino Unido.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

En la entrevista, además, Meghan acusó a la realeza de no apoyarla en momentos de extrema fragilidad psicológica, cuando ella buscó ayuda a raíz de constantes pensamientos suicidas. La duquesa de Sussex también contó que días previos a su boda con el príncipe Harry, la duquesa de Cambridge, esposa del príncipe Guillermo le hizo llorar.

Días después de la entrevista, la reina Isabel II y su familia comunicaron que estaban entristecidos al enterarse de las experiencias de Harry y Meghan, y dijeron que abordarían los problemas relacionados con la raza que planteó la pareja en la entrevista. Si bien subrayaron que «algunos recuerdos pueden variar», afirmaron en un comunicado que Harry, Meghan y su hijo, Archie, siempre serán «miembros muy queridos de la familia».

Lea además: ¿Se prepara la Duquesa de Sussex para ser la primera mujer presidenta de EEUU?

La popularidad de Harry y Meghan cae al vacío tras la entrevista con Opra Winfrey

El reportaje de los duques de Sussex, concedido a la presentadora estadounidense, generó indignación en todo el mundo.

El índice de popularidad del príncipe Harry de Inglaterra y su esposa Meghan Markle, duques de Sussex, en el país anglosajón se hundió hasta mínimos históricos tras la transmisión de la entrevista con la presentadora de TV Oprah Winfrey en EEUU. Así lo revela la reciente encuesta realizada por la consultora YouGov el 10 y el 11 de marzo, pocos días después del programa.

Al 13 de marzo, solo el 45% de los encuestados muestra una actitud positiva hacia el príncipe Harry, lo que supone una caída de ocho puntos desde el día de la entrevista. Mientras tanto, el 48% de los británicos expresa su desaprobación. Es la primera vez que las opiniones negativas sobre el duque de Sussex superan a las positivas.

Tras la escandalosa conversación con Winfrey, la popularidad de Meghan Markle también cayó ocho puntos, hasta un 31%. El 58% de los encuestados británicos ve a la duquesa con malos ojos, reveló el sondeo.

Lea además: ¿Se prepara la Duquesa de Sussex para ser la primera mujer presidenta de EEUU?

Los resultados de la encuesta actual se diferencian mucho de los obtenidos por la pareja antes de su boda, en mayo del 2018. En aquel entonces, el príncipe Harry obtuvo un índice de aprobación del 76%, mientras que la de su esposa era del 58%.

Pero todo cambió dramáticamente cuando los duques anunciaron en enero del 2020 que renunciarían a sus cargos reales para «trabajar para ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la reina». Así, una encuesta realizada por YouGov en octubre del 2020 mostró que el índice de aprobación del príncipe había caído hasta un 48%, mientras que solo un tercio de los encuestados estaban a favor de Markle. E incluso así las cosas la caída tras la entrevista televisada no tiene precedentes.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Durante la entrevista, la duquesa de Sussex hizo referencia a los temores en los pasillos de palacio de que la piel de su primer hijo, Archie, fuese demasiado oscura al nacer. También le hicieron saber que el primogénito no tendría título real y que, por tanto, la familia real no garantizaría su seguridad. Harry afirmó que era cierto, pero se negó a revelar los nombres de los implicados y se limitó a precisar que ni la reina ni el príncipe Felipe habían estado involucrados.

Las confesiones no quedaron allí. Markle reveló que durante un tiempo tuvo pensamientos suicidas a raíz de las críticas vertidas contra ella cuando todavía era parte de la familia real. «Eran pensamientos muy claros, reales y aterradores. No podía quedarme sola», explicó. Y manifestó que la Corona británica se negó a prestarle su apoyo.

Lea además: Guillermo y Harry esperan “mostrar un frente unido” pese al drama de la entrevista con Oprah Winfrey

La reacción de la Casa Real

El palacio de Buckingham respondió que la familia real estaba apenada por lo vertido en la entrevista y al enterarse de lo «difíciles han sido los últimos años para Harry y Meghan».

«Las cuestiones planteadas, en particular las de raza, son preocupantes», comunicó la Casa Real en su comunicado. «Aunque algunos recuerdos podrían haberse alterado, serán tomados en serio y abordados en privado por la familia», enfatizó.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Enrique, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

El príncipe Guillermo —cuya popularidad también cayó cuatro puntos a principios de marzo pero se mantuvo cerca del 76%— explicó a los periodistas el 11 de marzo que no había hablado con su hermano después de la entrevista, pero que pensaba hacerlo. «La familia real del Reino Unido no es racista«, afirmó el duque de Cambridge tras el escándalo mediático.

Los 1.664 encuestados británicos que participaron en la encuesta señalaron que no estaban molestos por algunas de las provocadoras afirmaciones sobre la Corona. Así, el índice de aprobación de la reina se mantiene en torno al 80%, con solo un porcentaje pequeño de personas entre 18 y 24 años que no apoyan a la monarca. La popularidad del príncipe Carlos, sin embargo, cayó varios puntos tras la transmisión del programa y ahora es del 49%.

¿Se prepara la Duquesa de Sussex para ser la primera mujer presidenta de EEUU?

Circulan rumores en el Parlamento británico que sugieren que Meghan Markle, la esposa del príncipe Harry, se estaría preparando para dar inicio a su carrera política en Estados Unidos.

Según los murmullos del Palacio de Westminster, la exactriz estadounidense «utilizará el furor» causado por su reciente entrevista con Oprah Winfrey para «lanzar una carrera política que podría llevarla hasta la Casa Blanca», escribe el tabloide británico The Daily Mail.

Una persona de alto rango del Partido Laborista, que está en el Gobierno desde los tiempos de la Administración de Tony Blair y que tiene «fuertes vínculos con Washington», aseguró al medio que es posible que Markle esté estableciendo contactos con miembros de alto nivel del Partido Demócrata de EEUU para construir equipos de campaña y de recaudación de fondos con miras a la Presidencia del país norteamericano.

«Las redes de partidos ‘blairistas’, internacionalistas y demócratas no dejan de hablar sobre las ambiciones políticas de Meghan y sus posibles patrocinadores», dijo la fuente que prefirió permanecer anónima.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Agregó que los rumores sugieren que Markle tiene la mirada puesta en las elecciones de 2024. Para los próximos comicios en EEUU, el actual presidente Joe Biden estará cerca de cumplir 82 años, por lo que hay dudas sobre si se postulará para un segundo mandato.

Una persona cercana a la duquesa de Sussex, consultada por el tabloide, se negó a comentar los rumores.

Sin embargo, el año pasado, una amiga de Meghan Markle le dijo a la revista Vanity Fair que una de las razones por las que la esposa del príncipe Harry no renunció a su ciudadanía estadounidense cuando se casó con un miembro de la familia real británica fue para mantener abierta la opción de participar en la política estadounidense.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

«Una de las razones por las que no estaba tan dispuesta a renunciar a su ciudadanía estadounidense era para tener la opción de dedicarse a la política», dijo en la ocasión la fuente cercana a Markle.

De llegar a la Casa Blanca, Meghan sería la primera mandataria del sexo femenino de Estados Unidos y la segunda persona afroestadounidense que ocuparía el Despacho Oval —el primero fue Barack Obama—. También estaría siguiendo los pasos del presidente Ronald Reagan quien, antes de gobernar el país —entre los años de 1981 y 1989—, se dedicó a la carrera de actor de Hollywood durante cuatro décadas.

Guillermo y Harry esperan “mostrar un frente unido” pese al drama de la entrevista con Oprah Winfrey

El reencuentro, que tendrá lugar en el Palacio de Kensington, está programado para el 1 de julio, un día que habría sido el 60 cumpleaños de la princesa Diana.

El príncipe Guillermo de Inglaterra y su hermano menor, el príncipe Harry, estarán “hombro con hombro” cuando se reúnan a mediados de año para develar la estatua de su madre Diana, princesa de Gales (1961-1997), que encargaron juntos.

«Definitivamente existe la sensación de que ambos campos están preparados para unirse y formar un frente unido para una ocasión tan especial», dijo una fuente real al periódico londinense The Mirror.

El reencuentro, que tendrá lugar en el Palacio de Kensington, está programado actualmente para el 1 de julio, un día que habría sido el 60 cumpleaños de la princesa Diana. Las fuentes creen que es probable que la reunión se convierta en la primera desde la salida de los duques de Sussex del Reino Unido y su entrevista explosiva con Oprah Winfrey.

Lea además: ¿Isabel II dejó sin apoyo a Meghan tras su boda con Harry? Las versiones se contradicen

El duque de Sussex reveló durante su entrevista con la presentadora estadounidense Oprah Winfrey que su relación con su hermano está suspendida desde que él y su esposa Meghan habían dejado el Reino Unido para irse a Estados Unidos.

“Amo a Guillermo en cantidades, él es mi hermano, hemos pasado por el infierno juntos, tenemos una experiencia compartida, pero estábamos en caminos diferentes”, dijo el duque de Sussex.

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, acusó a la familia real de racismo y dijo que supo a través de su esposo que algunos parientes reales anónimos se habían preguntado “cuán oscura” sería la piel de su hijo por nacer y que sus pensamientos suicidad fueron ignorado por el palacio cuando estaba embarazada.

Lea además: “No somos racistas”, clama el príncipe Guillermo tras acusaciones de los duques de Sussex

En declaraciones a los periodistas fuera de una escuela del este de Londres el jueves, el duque de Cambridge dijo que la familia real » no era racista» después de una pregunta de uno de los periodistas. William también reveló que aún no ha hablado con su hermano menor, pero «lo hará».

La tensión sin duda está aumentando” en este momento, cree la fuente del Mirror, pero los dos hermanos (segundo y sexto en la sucesión al trono) se dan cuenta de que “es importante dejar a un lado las diferencias al menos para la ceremonia”.

Como se espera que Harry regrese a su país de origen para la inauguración de la estatua, es probable que su esposa Meghan Markle se quede en los Estados Unidos a la espera del nacimiento de su segunda hija. Inicialmente se sugirió que el duque visitaría el Reino Unido a partir de junio para las grandes celebraciones del cumpleaños de la reina y el príncipe Felipe, pero esto aún no se ha confirmado.

Revista “Charlie Hebdo” retrata a Isabel II aplastando el cuello de Meghan, en alusión a George Floyd

«¿Por qué Meghan se fue de Buckingham?» dice la portada. “Porque ya no podía respirar”, ‘responde’ la caricatura de la duquesa de Sussex.

La revista Charlie Hebdo, la voz francesa de la sátira, no quiso perderser la oportunidad de referirse a la entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle con la presentadora televisiva estadounidense Oprah Winfrey.

La publicación presentó su nueva portada con una caricatura de una reina británica con ojos malvados arrodillada sobre el cuello de la esposa de su nieto en aparente referencia a la muerte del afroamericano George Floyd en EEUU.

Lea además: ¿Isabel II dejó sin apoyo a Meghan tras su boda con Harry? Las versiones se contradicen

«¿Por qué Meghan se fue de Buckingham?» dice el título de la caricatura. “Porque ya no podía respirar”, ‘responde’ la caricatura de la duquesa de Sussex, en una portada que provocó reacciones aireadas de los usuarios de las redes sociales.

En 2020, un video captado por un transeúnte que presenció la muerte de Floyd, asfixiado por la presión de la rodilla del policía Derek Chauvin contra su cuello, provocó conmoción en la sociedad estadounidense y generó una ola de protestas contra el racismo y la brutalidad policial que sacudieron el país.

La revista fue criticada, tanto literal como figurativamente, por algunas de sus caricaturas más atrevidas en el pasado. En 2015, fue blanco de terroristas por sus caricaturas del Profeta Mahoma, que los musulmanes consideraban blasfemas; 12 personas murieron en el ataque.

“No somos racistas”, clama el príncipe Guillermo tras acusaciones de los duques de Sussex

El príncipe Guillermo aseguró este jueves que la familia real británica “no es racista” y declaró que no ha hablado con su hermano, el príncipe Harry, después de la entrevista que él y su esposa, Meghan Markle, concedieron a Oprah Winfrey.

No somos una familia racista”, aseguró el duque de Cambridge, en declaraciones a los medios británicos. De forma paralela, indicó que “planea” hablar con el príncipe Harry.

Harry, de 36 años, y Meghan, de 39, explicaron su salida de la monarquía y su exilio a California por la insostenible presión de la prensa sensacionalista británica, el racismo en algunos medios y redes sociales y la falta de apoyo de la familia real.

Lea ademásLa Casa de Windsor, bajo presión y ante “la peor crisis real en 85 años” por la entrevista de Harry y Meghan

Pero sobre todo, lo que dejó a la entrevistadora estrella de la televisión estadounidense Oprah Winfrey sin palabras fue cuando la pareja aludió a estos comentarios racistas en el seno familiar.

Una de las revelaciones más impactantes de la entrevista fueron las conversaciones sobre supuestas «preocupaciones» por el color de la piel del hijo de los duques, Archie, puesto que Markle es birracial. Winfrey matizó horas más tarde que ni la reina Isabel II ni su marido, el príncipe Felipe, hablaron nunca con la pareja sobre el color de la piel del bebé.

La reina Isabel II, de 94 años, respondió el martes afirmando que «toda la familia se entristece al conocer lo difícil que han sido los últimos años para Harry y Meghan». La monarca aseguró también tomarse «muy en serio» las acusaciones de racismo y se comprometió a que sean tratadas «por la familia en privado», pero dejó claro que «los recuerdos pueden variar» en función de las personas.

¿Isabel II dejó sin apoyo a Meghan tras su boda con Harry? Las versiones se contradicen

Meghan Markle dijo a Oprah Winfrey que, aunque la reina había sido personalmente «maravillosa», no había recibido ninguna orientación sobre cómo comportarse como miembro de la realeza.

El Palacio de Buckingham puso a disposición de Meghan Markle empleados con larga experiencia para que le sirvieran de mentores antes de casarse con el príncipe Harry, informó The Daily Mail, citando unas fuentes familiarizadas con el asunto. Estos informes contradicen la afirmación de la duquesa de Sussex en la entrevista con Oprah Winfrey, a quien dijo que no recibió ayuda a la hora de entrar en la familia real.

Es muy poco sincero hacer una generalización tan amplia. Había un equipo brillante de ayudantes muy experimentados y leales para ayudarles. Lamentablemente, ella y Harry no estaban dispuestos a escuchar a nadie. Y esa es la pura verdad”, comentó una persona del palacio.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

En el 2018 se supo que la reina Isabel II reclutó a su asesora de mayor confianza, Samantha Cohen, para que ayudara a Meghan a prepararse para su boda y para la vida real. Cohen se encargó de dar a la exactriz sesiones regulares de tutoría desde la etiqueta real hasta el protocolo diplomático en el Palacio de Kensington.

La reina tuvo que convencer personalmente a Cohen, su secretaria privada adjunta que acababa de presentar la renuncia después de trabajar para la Casa Real durante casi 20 años, para que se quedara y trabajara para la pareja.

Lea además: “No somos racistas”, clama el príncipe Guillermo tras acusaciones de los duques de Sussex

«La reina le dio a Sam, su par de manos más seguro, más confiable», asegura una fuente. El periódico también aclara que Harry y Meghan podían escoger a 15 empleados para su propia oficina de comunicación.

Por su parte, Meghan reveló en una entrevista con Oprah Winfrey que, aunque la Reina había sido personalmente ‘maravillosa’, no había recibido ninguna orientación sobre cómo comportarse como miembro de la realeza, lo que la obligó a «buscar en Google el himno nacional».

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

«A diferencia de lo que se ve en las películas, no hay ninguna clase sobre cómo hablar, cómo cruzar las piernas, cómo comportarse de forma real. No hubo nada de ese entrenamiento que podría existir para otros miembros de la familia. Eso no fue algo que se me ofreció», explicó Markle a Winfrey.

Agregó que fue la duquesa de York, Sarah Ferguson, quien le enseñó a hacer una reverencia antes de conocer a su majestad por primera vez. El príncipe Harry respaldó las afirmaciones de su esposa diciendo que una de las principales razones de su decisión de abandonar los deberes reales era la «falta de apoyo y la falta de comprensión».

Lea además: Más desacuerdo que conciliación en la reacción de Isabel II a la entrevista de Harry y Meghan

Más desacuerdo que conciliación en la reacción de Isabel II a la entrevista de Harry y Meghan

En opinión del diario The Daily Telegraph, las palabras de la reina sugieren «que la familia no está de acuerdo con todo lo que han dicho los duques de Sussex».

La prensa británica interpretó la reacción de la reina Isabel II a la explosiva entrevista de su nieto Harry y Meghan Markle como un gesto conciliador, pero sobre todo como una respuesta firme que marca su desacuerdo con las acusaciones.

Más de 36 horas después de la difusión de la entrevista que la pareja dio a Oprah Winfrey, la reina reaccionó el martes por la noche en un breve comunicado del palacio de Buckingham.

«Toda la familia se entristece al conocer lo difícil que han sido los últimos años para Enrique y Meghan», afirmó, asegurando que se tomaba «muy en serio» las acusaciones de racismo vertidas por la exactriz estadounidense, que es mestiza.

Qué dicen los periódicos de este miércoles

La entrevista concedida en la TV estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

La reina, de 94 años, se comprometió a tratar el tema «en privado», al tiempo que subrayó que «los recuerdos pueden variar» en función de las personas.

En opinión del diario The Daily Telegraph, las palabras de Isabel II sugieren «que la familia no está de acuerdo con todo lo que han dicho los duques de Sussex».

“Toda la familia se entristece al conocer lo difícil que han sido los últimos años para Enrique y Meghan”, aseguró Isabel II.

«Aunque la declaración, como se esperaba, subraya el amor de la familia por Enrique y Meghan, el resultado final fue más fuerte de lo que muchos habían imaginado», decía por su parte The Times.

Según varias publicaciones, Isabel II trabajó en su respuesta desde el lunes y se dio tiempo para pensarla antes de hacerla pública.

En opinión del diario Metro, el palacio está tendiendo una «rama de olivo» a la pareja, cuyos lazos con la familia real se han debilitado tras su exilio. 

«El mensaje fue razonable, tranquilo, generoso«

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

«El mensaje fue razonable, tranquilo, generoso (…) y con espíritu de conciliación», dijo a la BBC Hugo Vickers, autor de varias biografías sobre miembros de la familia real.

En su entrevista, Meghan, de 39 años, y su marido, de 36, sexto en el orden de sucesión al trono británico, citaron la insostenible presión mediática, el racismo y la falta de apoyo de la familia real para justificar su retirada de la monarquía

El duque de Sussex dijo que se había distanciado de su padre Carlos y su hermano Guillermo, esperando que el tiempo curara estas heridas. El padre de Harry está «decepcionado» por las palabras de Meghan y su hijo, según declaró una fuente real al periódico Evening Standard

«El príncipe está orgulloso de la diversidad de este país y cree que la diversidad de la sociedad británica moderna es su mayor fortaleza», añadió dicha fuente, en referencia a las acusaciones de racismo.

Siga leyendo: Isabel II prometió tomar “muy en serio” las acusaciones de racismo de Harry y Meghan

“La corona siempre sobrevive y siempre gana”, dice experto real tras la entrevista de Harry y Meghan Markle

Dramatizada con fines de entretenimiento público, rumores de escándalos y chismes, bien guionada con excelentes actuaciones de los actores principales … no, no estamos hablando de la última serie de The Crown. Esta fue la verdadera telenovela de la familia real donde los hechos son más extraños que la ficción.

La proyección en el Reino Unido de la muy esperada entrevista de Oprah Winfrey con el príncipe Harry y Meghan, duquesa de Sussex, impactó al país y paralizó al palacio de Buckingham, especialmente en lo relacionado a las confesiones sobre racismo dentro de la familia real. Pero, ¿qué significa todo esto para el futuro de la Familia Real británica?

La Corona siempre sobrevive y la Corona siempre gana”, aseguró Thomas Mace-Archer-Mills, presidente de The British Monarchists Society, en diálogo con Sputnik.

Lea además: Más desacuerdo que conciliación en la reacción de Isabel II a la entrevista de Harry y Meghan

El experto recuerda que la familia real británica ya ha pasado por crisis como esta en el pasado y cree que “superarán esto” también.Sé que superarán esto. Pero, lamentablemente, creo que las relaciones personales dentro de la familia no solo se tensarán, sino que creo que muchas de ellas se romperán y romperán durante mucho tiempo, si no indefinidamente”, afirmó en la entrevista.

“La entrevista, creo, estuvo bien hecha. Pero creo que la información que contiene fue sorprendente. Creo que fue muy condenatorio para la familia real y a propósito”, dijo Archer-Mills. “Pude entender muchas cosas, conociendo el Palacio como lo conozco. Tenía que darle a Meghan algo de crédito y validez a lo que estaba diciendo en referencia a los trajes grises y cómo se hacían las cosas”.

«La devastadora entrevista dejó a la Familia Real enfrentando su prueba más dura en 85 años», dice «The Mirror».

Lea además: Fact check: ¿al hijo de Harry y Meghan se le negó el título de “príncipe” porque es mestizo? No

El experto destacada, sin embargo, “algunas contradicciones” que no fueron fáciles de comprender. “Especialmente en lo que respecta a la raza, y ese es un punto sorprendente”, dijo. “Si la gente supiera cómo funcionaba la Familia Real, y tenemos en cuenta la convención de Jorge V de 1917, al pequeño Archie no se le ha negado un título o un tratamiento, ni nada por el estilo debido a su color de piel”, aseguró.

“Tenemos que mirar esto tácticamente y decir: ‘Espera un minuto, esto no es un problema racial. Y Harry debería saber que no debe permitir que su esposa haga esa suposición con connotaciones de racismo institucional’. Hay reglas vigentes debido a esta convención, que establecen que Archie no tendrá un título de Su Alteza Real o Príncipe hasta que Carlos se convierta en Rey. Entonces, cuando miramos estas reglas y decimos ‘espera un minuto, hay un título que Archie podría haber tenido, uno de los títulos de cortesía de Harry, como el Conde de Dumbarton‘, pero Harry y Meghan lo negaron. Entonces, ¿a qué están jugando aquí?”

Entrevista de Harry y Meghan “solo puede describirse como dinamita” para la monarquía, afirma experto real

El comentarista Richard Fitzwilliams destacó que el instrumento más potente de esta conversación de los duques de Sussex con Oprah Winfrey es que afecta emocionalmente a la familia real.

Tras la entrevista que concedieron el duque y la duquesa de Sussex a Oprah Winfrey y en la que hicieron varias declaraciones que perjudican a la familia real y la imagen de la monarquía británica, el experto real Richard Fitzwilliams se refirió al impacto de estas revelaciones en el Reino Unido y el palacio.

En particular, Meghan reveló que algunos de los familiares de su marido, que prefirió no nombrar, expresaron su preocupación por el color de piel que iba a tener su hijo, y que ella misma tuvo pensamientos suicidas. También dijo que había sido acosada por la duquesa de Cambridge, Kate, quien la hizo llorar, aunque más tarde le pidió perdón.

«La entrevista fue algo que siempre esperé que no ocurriera porque mis esperanzas originalmente eran que Harry y Meghan fueran miembros dinámicos y contemporáneos de la familia real, lo que tendría un atractivo extraordinariamente amplio, especialmente para los jóvenes», reveló Fitzwilliams en declaraciones a la agencia Sputnik.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Lea además: Meghan Markle sufre de trastorno narcisista de la personalidad, afirma su hermana

En su opinión, lo que ha ocurrido «es una brecha muy trágica» y no hay duda de que la entrevista «solo puede describirse como dinamita». El comentarista real también destaca que el instrumento más potente de esta conversación es que afecta emocionalmente a la familia real. Por ejemplo, Meghan acusó de racismo a un miembro no identificado de la familia real que supuestamente preguntó por el color de piel que iba a tener su hijo Archie.

Otra afirmación muy emocional fue que Markle tuvo pensamientos suicidas y el Palacio de Buckingham no le ofreció ninguna ayuda. El tema de la seguridad surgió varias veces «como si no tuvieran o no quisieran o no pudieran tener derecho a la protección, lo cual, por supuesto, era absolutamente fundamental, sobre todo teniendo en cuenta la trágica muerte de la madre de Harry, Diana, en un accidente de coche en 1997″, explicó el experto.

Lo que vimos aquí fue algo profundamente conmovedor y que tendrá una respuesta por parte de otros países, opina Fitzwilliams. El presidente de EEUU, Joe Biden, ya ha elogiado la valentía de Meghan al hablar de las enfermedades mentales mediante su portavoz.

Lea además: La Casa de Windsor, bajo presión y ante “la peor crisis real en 85 años” por la entrevista de Harry y Meghan

Una serie de incoherencias

«Pero también debemos analizar si esta entrevista representó o no los hechos. También es importante analizar lo que realmente dijeron y ver cuánto es correcto desde el punto de vista de los hechos, si se acusa a un miembro de la familia real de prejuicios raciales, pero no se le nombra», subraya el comentarista.

Fitzwilliams también se ha fijado en algunas incoherencias con la línea de tiempo y algunas de las acusaciones hechas. Por ejemplo, en la historia con el título real que, según la joven pareja, le fue negado a su hijo Archie.

«Siempre habíamos entendido que Meghan y Harry no querían que su hijo tuviera un título. Querían que tuviera una vida normal», recuerda el experto real. “El niño sí tiene un título, si quiere usarlo, y es el de conde de Dumbarton; cuando Carlos ascienda al trono al trono, automáticamente se convierte en su alteza real”, destaca Fitzwilliams.

Asimismo, hay una serie de aspectos de esta entrevista que no quedan muy claros y contradicen la información que tenemos sobre el asunto: una pelea antes de la boda entre Meghan y Kate; sí o no avisaron a la reina Isabel de antemano cuando anunciaron que estaban apartándose de los deberes reales.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Lea además: Fact check: ¿al hijo de Harry y Meghan se le negó el título de “príncipe” porque es mestizo? No

¿Cómo afectará este escándalo a la familia real?

Tras la entrevista, muchos usuarios de las redes sociales han expresado su indignación con la familia real e incluso han empezado a llamar a la abolición de la monarquía en el país europeo.

Sin embargo, de acuerdo con Fitzwilliams, no se puede tomar en serio esta tendencia ya que el Reino Unido nunca ha sido un país con un movimiento republicano importante, aunque alrededor del 20% de la población apoya los llamamientos a la abolición de la monarquía de forma consistente.

«Yo no los tomaría demasiado en serio, porque el Reino Unido ha tenido una monarquía desde hace más de 1.000 años, salvo un breve periodo en el siglo XVII durante la Guerra Civil, cuando Oliver Cromwell era Lord Protector. Aquí no hay un movimiento republicano fuerte», recalca el experto.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Lea además: Los británicos apoyan más a la reina Isabel que a Meghan Markle, según sondeos

A su juicio, hay un sentido de que «esta entrevista es una venganza» por el hecho de que Markle no se hubiera sentido bienvenida en la familia y también se puede suponer que están promoviendo su punto de vista porque afirman que los ayudantes de palacio han estado informando en su contra, que la prensa ha dado a la gente una idea equivocada de ellos. Por ejemplo, Harry afirmó que no habría firmado contratos lucrativos con Netflix y Spotify si su padre, el príncipe Carlos, no le habría cortado la ayuda financiera.

«No hubo nada positivo en esta entrevista que podría haber sido una especie de arma disparada contra el Palacio de Buckingham desde el otro lado del Atlántico, desde California», resume el comentarista real. «Normalmente, el palacio no responde. Nunca se quejan, nunca dan explicaciones. Ese mantra probablemente no se aplique aquí», agrega.

Piers Morgan, acérrimo crítico de Meghan Markle, renuncia a la TV tras decir que no le cree nada

El canal de televisión británico ITV anunció que el periodista y comentarista Piers Morgan renunciaba al programa después de acusar a la duquesa de Sussex de mentir durante la entrevista con Oprah Winfrey.

Como presentador del popular programa Good Morning Britain durante cinco años, el periodista nunca ocultó sus críticas al príncipe Harry y Meghan Markle y dijo este martes que “todavía no le cree” ni una palabra a la duquesa, a quien apodó “Princesa Pinocho”.

“El lunes, dije que no le creía a Meghan Markle en su entrevista con Oprah”, dijo la habladora británica en Twitter. “He tenido tiempo de reflexionar sobre esta opinión, y todavía no. Si tú lo hiciste, está bien”.

Lea además: Una “nauseabunda y vergonzosa” entrevista, dice uno de los mayores críticos de Meghan Markle

El periodista luego evocó a la libertad de expresión con una cita de Sir Winston Churchill: “La idea de algunas personas sobre la libertad de expresión es que son libres de decir lo que quieran, pero si alguien responde algo, es un ultraje”.

El martes, Morgan se retiró escandalosamente del set de Good Morning Britain después de enfrentarse con su colega Alex Beresford por la entrevista de los duques de Sussex. Beresford lo criticó por seguir “destrozando” a la duquesa de Sussex y lo calificó como “patético” y “malvado”.

En el transcurso de la charla con Oprah, Markle hizo algunos comentarios que invitaron a la reflexión sobre la monarquía británica, afirmando que un miembro no identificado de la familia real se había preguntado una vez qué tan oscuro era el color de la piel de su hijo.

Su soledad y la falta de apoyo de la Familia Real la hicieron suicidarse durante su primer embarazo, afirmó Markle, quien agregó que a su hijo le fue negado su título y protección policial a causa de sus orígenes étnicos.

Piers Morgan calificó la entrevista de Meghan Markle como «nauseabunda y vergonzosa».

Lea además: Los británicos apoyan más a la reina Isabel que a Meghan Markle, según sondeos

El lunes, Morgan dijo que “no le creería aunque ella me leyera un informe meteorológico”, comentarios provocaron una reacción violenta entre los activistas de la salud mental y provocaron que se enviaran decenas de miles de quejas al regulador de la nación, Ofcom, para investigar el programa televisivo.

Posteriormente, ITV anunció el martes que Morgan dejaría el programa. La directora ejecutiva de la cadena, Carolyn McCall, dijo que el equipo había hablado con el periodista antes de su renuncia. Se cree que la gerencia presionó a Morgan para que se disculpara por sus comentarios, pero él se negó.

Más tarde, Morgan aclaró su postura sobre la fila de los «pensamientos suicidas» de Meghan Markle, diciendo que las enfermedades mentales y el suicidio «son claramente cosas extremadamente serias» y deben tomarse «extremadamente en serio», pero agregó que simplemente no le creía a la duquesa de Sussex.

Isabel II prometió tomar «muy en serio» las acusaciones de racismo de Harry y Meghan

Una de las revelaciones más impactantes de la entrevista con Oprah Winfrey fueron las conversaciones sobre supuestas «preocupaciones» por el color de la piel del hijo de los duques de Sussex, puesto que Markle es birracial.

Las acusaciones de racismo formuladas por el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle son «preocupantes» y se tomarán «muy en serio», prometió la reina Isabel II, tras la crisis provocada en la monarquía por la explosiva entrevista de la pareja.

«Las cuestiones planteadas, en particular la de la raza, son preocupantes. Aunque algunos recuerdos pueden variar, se toman muy en serio y serán tratadas por la familia en privado», afirmó un comunicado difundido por el Palacio de Buckingham en nombre de la monarca.

«Toda la familia se entristece al conocer lo difícil que han sido los últimos años para Enrique y Meghan», aseguró, subrayando que la pareja y su hijo Archie «serán siempre miembros muy queridos de la familia».

La entrevista concedida en la TV estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Esta es la primera reacción de la corona a las dos horas de confesiones íntimas que Harry, de 36 años, nieto de la reina, y la exactriz estadounidense Meghan Markle, de 39, hicieron a la estrella de la televisión estadounidense Oprah Winfrey.

Según la prensa británica, la soberana, de 94 años, mantuvo «conversaciones de crisis» con su hijo y heredero al trono, Carlos de 72 años, y su nieto y segundo en la línea sucesoria, Guillermo, de 38 años, antes de reaccionar.

Lea además: La Casa de Windsor, bajo presión y ante “la peor crisis real en 85 años” por la entrevista de Harry y Meghan

Después la entrevista, el palacio «no querrá apresurarse para decir algo», según ha informado la corresponsal de la cadena británica para la Casa Real, Daniela Relph.

Según el diario The Times, la monarca se habría negado a firmar una declaración para rebajar las tensiones y quería «más tiempo para considerar su respuesta».

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

En su entrevista, vista por 11 millones de personas en el Reino Unido y 17 millones en Estados Unidos, los duques de Sussex afirmaron que algún miembro de la familia -que no fueron ni la reina ni su esposo Felipe- se había mostrado «preocupado» por el color de piel de tendría su hijo Archie, ya que la madre de Meghan es negra.

Esta acusación puede resultar muy dañina para la monarquía, en un país donde la fuerza del movimiento Black Lives Matter llevó a revisar muchos aspectos de la historia colonial y su relación con la trata de esclavos. Espero que fuese «sólo una pregunta tonta», afirmó el martes el padre de Meghan, Thomas Markle.

«No creo que la familia real británica sea racista en absoluto», dijo en una entrevista con el canal británico ITV pero admitió no conocer a ningún miembro de la realeza, ni siquiera a su yerno Enrique ni a su nieto Archie, de casi dos años.

La Casa de Windsor, bajo presión y ante “la peor crisis real en 85 años” por la entrevista de Harry y Meghan

La presión aumenta para que la familia real británica responda a las duras acusaciones de los duques de Sussex. La acusación de racismo es considerada potencialmente más dañina.

Las acusaciones vertidas por Meghan Markle y el príncipe Harry contra la familia real, en una polémica entrevista con Oprah Winfrey, dejaron al palacio de Buckingham “bajo presión”, “en crisis” y en medio de “la peor crisis en 85 años”, según los titulares de la prensa británica des este martes 9 de febrero.

Según diarios londinenses, la reina Isabel II, de 94 años, mantiene el martes “conversaciones de crisis” para decidir su reacción tras la bomba lanzada por la pareja. Según The Times, la monarca se habría negado a firmar una declaración preparada por responsables de la casa real para rebajar las tensiones expresando el amor de la familia por Enrique y Meghan. «Parece que quería más tiempo para considerar su respuesta«, según dicho rotativo. 

En opinión del Daily Telegraph, «la respuesta instintiva» de la familia real es «no decir nada y ver cómo se desarrolla la situación». Por su parte, The Daily Mail afirma que la reina, aislada en el castillo de Windsor desde que empezó la pandemia, mantiene reuniones con su hijo y heredero al trono, Carlos de 72 años, y su nieto y segundo en la línea sucesoria, Guillermo, para elaborar un plan.

Lea además: 7 revelaciones de los duques de Sussex a Oprah Winfrey en una controvertida entrevista

“La devastadora entrevista con la reina del programa estadounidense de Oprah Winfrey dejó a la Familia Real enfrentando su prueba más dura en 85 años, cuando Eduardo VIII se convirtió en 1936 en el primer monarca inglés en abdicar voluntariamente del trono para casarse con la socialité estadounidense Wallis Simpson”, afirmó el Daily Mirror.

La acusación de racismo durante la entrevista fue la más impactante

Al conocerse el contenido de la entrevista, el laborismo británico pidió, a través de la legisladora Kate Green, que el Palacio de Buckingham inicie una investigación interna sobre las revelaciones del príncipe. Dijo a Sky News que se trata de revelaciones «realmente angustiantes e impactantes».

Lea además: El príncipe Harry reconoció que el racismo jugó “un gran papel” en su salida de Reino Unido

El racismo no puede tener espacio” en el Reino Unido, expresó Vicky Ford, miembro del gobierno conservador de Boris Johnson. Y teniendo en cuenta que hay «acusaciones de racismo, espero que sean tratadas por el palacio con la máxima seriedad y plenamente investigadas», exhortó.

Las confesiones públicas por parte de los duques de Sussex, que afirman defender a ultranza su privacidad, sin embargo no convencieron a los británicos. Según una encuesta realizada a 2.111 adultos en el Reino Unido, el 47% consideró que la entrevista es «inapropiada» y solo el 21% dijo aprobarla.

Charles Anson, vocero de la reina en los años de la crisis relacionada con la fallecida princesa Diana, habló del programa de la CBS como de «una entrevista significativa» pero que «debe contextualizarse». Y, por supuesto, aseguró que «en la casa real no hay ni rastro de racismo».

Lo que dicen hoy los periódicos británicos sobre las consecuencias de la entrevista

The Guardian titula: “El Palacio en crisis tras una devastadora reclamación de racismo”. Meghan dijo que la familia le había hecho preguntas a Harry sobre qué tan oscura podría ser la piel de su hijo Archie cuando naciera. La pareja no reveló qué miembro de la familia hizo la pregunta, pero Oprah dijo el lunes que no fueron ni la reina ni el príncipe Felipe.

El titular de The Independent es similar: «El Palacio enfrenta una crisis por acusaciones de racismo», mientras que The Times dice que en el palacio de Buckingham reina la “confusión” por las afirmaciones de los duques de Sussex. El Financial Times incluye una foto de Meghan y escribe que “la ruptura real salió al aire en una entrevista explosiva”. The Telegraph se centra en la respuesta de Estados Unidos, y el presidente Joe Biden dijo: “La duquesa ha demostrado su valentía”.

Lea además: Meghan Markle recordó la “preocupación” de la familia real sobre “cuán oscura” sería la piel de su hijo

El Daily Mail va más allá y pregunta “¿Qué han hecho?”, refiriéndose a Meghan y Harry, en lugar de a la familia real. La pregunta está precedida por: “Acusaciones tóxicas. Denuncias de racismo incendiario contra su familia. El Palacio quedó tambaleándose y la reina, de 94 años, en conversaciones de emergencia”.

The Mirror califica la crisis como la peor en 85 años, refiriéndose a la abdicación de Eduardo VIII en 1936 y su posterior matrimonio con Wallis Simpson, un divorciado estadounidense. El Daily Express, que el lunes encabezó la afirmación de Meghan de que la duquesa de Cambridge la hizo llorar antes de la boda de Meghan, publicó hoy una fotografía de la reina y el titular: «Qué triste haber llegado a esto».