Así es la vida en UWC Atlantic College, el instituto galés donde estudia la princesa Leonor

El UWC Atlantic College, un centro con alumnos de todo el mundo situado en un castillo del siglo XII de Gales y por el que ya han pasado el actual rey holandés, Guillermo Alejandro, y la princesa Isabel de Bélgica, recibirá próximamente a otra princesa heredera europea, Leonor de Borbón.

El lugar elegido por el rey Felipe VI y la reina Letizia para la formación de su hija mayor, Princesa de Asturias, fue fundado en 1962 con vistas a promover el entendimiento internacional a través de la educación y en él se originó la institución educativa Colegios del Mundo Unido (UWC).

La princesa tendrá que compartir habitación con otras tres alumnas de distintas nacionalidades y en su residencia habrá dos supervisores, además de contar igualmente con un tutor de apoyo en todo momento.

El Atlantic College tiene su sede en el castillo de San Donato, construido en el siglo XII y emplazado en un valle con vistas al mar en el sur de Gales. El instituto se creó en 1962 y fue el fundador de lo que actualmente es el movimiento UWC, que se lanzó en 1967.

Antes de ello, el castillo fue propiedad del magnate estadounidense de la prensa William Randolph Hearst, quien lo compró en 1965 y se gastó una pequeña fortuna en remodelarlo. Por sus fiestas pasaron personajes como el futuro presidente John F. Kennedy, el actor Charles Chaplin o el dramaturgo George Bernard Shaw.

Con quiénes convivirá la princesa de Asturias

La princesa Leonor cursará el programa de Bachillerato Internacional que ofrece este centro, al que acuden unos 360 alumnos con edades comprendidas entre los 16 y los 18 años procedentes de unos 80 países de todo el mundo, si bien en torno al 25 por ciento son europeos y el 20 por ciento británicos.

El internado cuenta con ocho residencias en las que se alojan unos 48 estudiantes, con pasillos masculinos y femeninos separados. La princesa tendrá que compartir habitación con otras tres alumnas de distintas nacionalidades y en su residencia habrá dos supervisores, además de contar igualmente con un tutor de apoyo en todo momento.

Dentro de estas actividades que acompañan el currículo, figuran en el apartado de los servicios comunitarios por ejemplo residencias de ancianos, cuidado de burros o granjas de ovejas.

Una rutina de estudios muy completa

Los alumnos deben estar en sus residencias a las 22.15 de domingo a jueves, mientras que viernes y sábado el horario se amplía a las 23.15. «Se espera que los estudiantes gestionen bien su tiempo y duerman suficiente», dice el colegio, por lo que está prohibido visitar otras habitaciones entre las 23h y las 7h, y no se puede abandonar la residencia antes de las 6 de la mañana.

Vivir en un internado lejos de casa y en un dormitorio compartido con «personas de distintos estratos, puede dar un poco de miedo al principio, pero todo el mundo se siente igual», reconoce el instituto en su web, destacando que ello forma parte del aprendizaje que se quiere ofrecer.

“Mantener buenos hábitos de tiempo”

La asistencia a todos los actos del instituto es obligatoria, incluida la asamblea que hay todos los lunes. El centro defiende que esto es bueno para «mantener buenos hábitos de tiempo» y fomentar la «autogestión y el equilibrio entre los plazos». Además, deja claro que lo que se busca es fomentar la «independencia y la madurez» de los alumnos y que estos sean responsables tanto con su aspecto académico como con su vida.

Para obtener el título de Bachillerato Internacional, la princesa Leonor deberá elegir seis asignaturas una de cada uno de los siguientes grupos: estudios de lengua y literatura; adquisición de lenguas; individuos y sociedades; ciencias; matemáticas y artes. Tres de estas asignaturas se realizan a nivel estándar y otras tres a nivel superior.

La princesa Leonor deberá comprometerse a “un estilo de vida saludable, que evite el daño potencial a uno mismo y a otros”, dice el colegio.

A esto se suma un curso bajo el título de «Teoría del Conocimiento» que busca incentivar a los estudiantes a reflexionar sobre la naturaleza del conocimiento y la manera en la que conocemos lo que afirmamos saber. Para completarlo con éxito la princesa Leonor deberá realizar una presentación oral y un ensayo de 1.600 palabras.

Por último, la princesa deberá presentar una monografía resultado de la investigación de un tema de interés personal y que normalmente suele estar enmarcado en uno de los seis grupos de asignaturas. Dicho documento debe tener un máximo de 4.000 palabras y para su elaboración los alumnos cuentan con apoyo de un supervisor.

El instituto se creó en 1962 y fue el fundador de lo que actualmente es el movimiento UWC, que se lanzó en 1967.

Servicio en geriátricos y cuidado de burros y ovejas

El horario lectivo de la princesa de Asturias será entre las 8.00 y las 13.10, pero también tendrá que cumplir servicios comunitarios, otras dos horas de actividad física y otras dos horas más de actividad creativa a la semana. En cuanto a este «curriculum holístico», como lo define el centro, se realizarán durante las tardes y noches y los fines de semana.

Dentro de estas actividades que acompañan el currículo, figuran en el apartado de los servicios comunitarios por ejemplo residencias de ancianos, cuidado de burros o granjas de ovejas, mientras que en el apartado artístico se proponen, entre otras materias, pintura, cerámica, cocina o teatro. En cuanto a deportes, entre otros hay tenis, natación, baloncesto, badmington o zumba.

Una vida «saludable» y de respeto hacia los demás

La princesa Leonor deberá comprometerse a “un estilo de vida saludable, que evite el daño potencial a uno mismo y a otros”, dice el colegio. En este sentido, el centro deja claro que tiene “tolerancia cero” frente a cualquier tipo de acoso o ‘bullying’ y prohíbe el consumo de alcohol, tabaco o drogas. En caso de infracciones de este tipo, en función de la gravedad de la falta, está prevista la expulsión.

Igualmente, se exige el respeto por la propiedad ajena, por lo que no se tolera “tomar prestado sin permiso”. En este sentido, el centro advierte que son posibles registros de habitaciones e incluso pedir la presencia policial llegado el caso.

La princesa de Asturias completó el proceso de selección, que prevé una fase inicial de preselección, que es anónima, y una fase final, que se ha llevado a cabo de forma telemática con diferentes pruebas. Dicho proceso es el mismo tanto para los alumnos becados como los de pago, como es el caso de Leonor.

El apartado artístico del colegio propone pintura, cerámica, cocina o teatro. En cuanto a los deportes, entre otros hay tenis, natación, baloncesto, badmington o zumba.

Entre los requisitos de admisión, además de tener nacionalidad española y haber nacido en 2005 o 2006, se exige haber aprobado el curso anterior, tener un buen expediente académico y conocimientos básicos de inglés.

El instituto explicó que, a la hora de seleccionar a los candidatos, se valora en particular la madurez personal, el compromiso social, el interés y respeto por otras culturas, la iniciativa y creatividad, junto con la capacidad para convivir y entablar amistad.

Monarquias.com

El gobierno español apunta a transformar la monarquía: las noticias sobre el rey emérito no ayudan

La vicepresidenta primera de España, Carmen Calvo, confirmó que el Gobierno está trabajando con el rey Felipe VI para impulsar reglas claras para “adecuar” la Casa Real a los “estándares éticos” que exige la sociedad.

Calvo dijo que se está teniendo en cuenta que las noticias que se están conociendo del rey emérito Juan Carlos I “no van en la dirección de ayudar a la institución”, según informó la agencia Europa Press.

Nadie va a negar que algunas situaciones que sabemos del rey emérito, en fin, sería hipócrita por mi parte no decir que no van en la dirección de ayudar a la institución”, dijo Calvo.

Lea además: El presidente español dijo sentir “rechazo” por “conductas incívicas” del rey Juan Carlos

“En ello estamos, por deseo también de Felipe VI. Dijo con claridad que había que estar bajo las exigencias éticas de esta sociedad”, dijo la vicepresidenta primera en una entrevista en la cadena estatal TVE.

Calvo advirtió, sin embargo, que este asunto requiere tiempo, “unas semanas o meses”, y “un poco de calma”. Recordó además que tanto el presidente Pedro Sánchez como Felipe VI reconocen que la monarquía es una institución que «tiene que adecuarse 42 años después también».

Calvo además destacó que frente a las acusaciones contra su padre, la actuación de Felipe VI está siendo “muy buena desde que llegó” al trono en 2014. “Tomó decisiones muy austeras. Yo creo que eso apunta ya en una dirección de la propia voluntad de Felipe VI”, finalizó.

Lea además: Felipe VI de España elogió a su padre por “firmeza y autoridad” durante el golpe del 23F

El Congreso español rechazó abolir la inviolabilidad de la familia real

El 80% del Congreso rechazó la propuesta del partido ERC para acabar con la inviolabilidad del rey Felipe.

La propuesta republicana de abolir la inviolabilidad del rey Felipe VI de España fue rechazada por el Congreso por un rotundo 80% de los legisladores.

La propuesta de ley del partido Esquerra Republicana (ERC), apoyada por Unidas Podemos, instaba al Gobierno revocar la inviolabilidad del rey Felipe VI y a retirar el aforamiento a su padre, el rey emérito Juan Carlos I y otros miembros de la Familia Real.

«La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad», dicta el artículo 56 de la Constitución española.

La propuesta pedía al Gobierno a impulsar “todas aquellas modificaciones reglamentarias del ordenamiento jurídico a fin y efecto de que todas las personas sean efectivamente iguales ante la ley y, en consecuencia, deban responder ante la administración de justicia en las mismas condiciones”.

Los reyes Felipe y Letizia con sus hijas, Leonor y Sofía.

La iniciativa, que también incluía el pedido de desaforamiento de la reina madre Sofía, la reina Letizia y la princesa heredera Leonor, fue rechazada por 278 votos en contra, que representan el 80% de la Cámara. A favor votaron 74 diputados de partidos republicanos, antimonárquicos y de izquierda, informó la agencia Europa Press.

La propuesta había sido registrada en julio de 2020, después de la aparición de las informaciones sobre las investigaciones judiciales abiertas en Suiza sobre las presuntas irregularidades cometidas por el rey Juan Carlos I durante su reinado. Actualmente, el ex rey tiene su residencia en Emiratos Árabes.

Felipe VI de España elogió a su padre por «firmeza y autoridad» durante el golpe del 23F

El rey Felipe VI de España elogió a su padre, el rey emérito Juan Carlos I, por su papel en la intentona golpista de hace 40 años al señalar en un acto conmemorativo que “su firmeza y su autoridad fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia”.

Así se pronunció en un acto sobrio y breve celebrado en el Congreso de los Diputados con motivo del 40 aniversario del intento de golpe de Estado protagonizado en este mismo lugar por el teniente coronel Antonio Tejero.

Felipe VI se refirió al papel ejercido por Juan Carlos I «ante aquella inaceptable fractura del legítimo y legal orden democrático», quien «asumió como jefe del Estado su responsabilidad y su compromiso con la Constitución«.

«Millones de españoles tienen grabada aquella noche en la memoria», dijo el rey, «sobre todo el recuerdo de cómo, desde la angustia y la preocupación sobre lo que podía suceder, sintieron la tranquilidad de ver cómo la libertad y el orden constitucional prevalecían».

El gran ausente del acto fue Juan Carlos I, quien desde agosto se encuentra en Emiratos Árabes tras pactar su salida de España con Felipe VI al publicarse informaciones sobre su presunta fortuna en el extranjero. Tampoco asistieron los representantes de los siete partidos nacionalistas e independentistas catalanes, vascos y gallegos.

«El Congreso de los Diputados permaneció temporalmente cautivo por la actuación de fuerzas contrarias al camino de libertad y progreso emprendido por los españoles con una gran ilusión y esperanza en el futuro», recordó Felipe.

«El rechazo institucional y ciudadano a la ruptura de nuestro marco de convivencia fue decisivo para detener y vencer aquel golpe de Estado», remarcó el monarca, que tenía 13 años cuando acompañó a su padre durante el golpe el 23 de febrero de 1981.

Felipe VI recordó el mensaje televisado en la madrugada del 24 de febrero en el que Juan Carlos I ordenó que se tomaran «todas las medidas necesarias para mantener el orden constitucional dentro de la legalidad vigente» y que «ya forma parte de nuestra memoria colectiva».

Felipe VI también palabras de recuerdo para los diputados y los miembros del Gobierno de entonces, y en particular para su presidente, Adolfo Suárez, por quien expresó su «gran admiración y gratitud», y en general para quienes esa noche, tanto civiles como militares, dieron «un ejemplo de coraje y de lealtad a las instituciones del Estado y a nuestra Constitución».

Con ausencia del rey Juan Carlos, Felipe VI recordará el golpe frustrado del 23F de 1981

El monarca español volverá al Congreso español por primera vez desde el 2 de febrero de 2020, cuando asistió a la Apertura Solemne de las Cortes Generales de la XIV legislatura.

El rey Felipe VI de España se prepara para presidir el próximo martes el acto organizado por el Congreso para conmemorar el cuadragésimo aniversario del fracaso de la intentona golpista del 23 de febrero de 1981 y celebrar la vigencia de la Constitución española de 1978.

En aquella fecha, el entonces coronel Antonio Tejero irrumpió con un nutrido grupo de guardias civiles en el hemiciclo del Congreso mientras se votaba la investidura de Leopoldo Calvo Sotelo. En el fracaso del 23F tuvo mucho que ver el entonces rey y Jefe del Estado, Juan Carlos I.

Sin embargo, la ceremonia del recuerdo contará con la ausencia de don Juan Carlos de Borbón, quien a sus 83 años se encuentra residiendo desde agosto en la ciudad de Abu Dhabi (Emiratos Árabes) y sin planes de regreso a España.

Ex ministro de Exteriores y protagonista de la transición, Marcelino Oreja, recordó recientemente: “No me cabe duda de que el rey Juan Carlos fue el protagonista de aquel día, junto con el pueblo español y, por supuesto, el presidente Adolfo Suárez”.

“Me da mucha pena la situación actual pero sigo guardando mucha simpatía y un cariño inmenso hacia Don Juan Carlos que siempre tuvo unas convicciones democráticas hasta cuando era Príncipe”, agregó.

Cómo será la ceremonia

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, será la encargada de abrir este acto, que comenzará a la una del mediodía en el Salón de Pasos Perdidos, y tras su intervención tomará la palabra el Jefe del Estado.

Batet recibirá al rey en la Carrera de San Jerónimo junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la presidenta del Senado, Pilar Llop; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; y el presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes.

Se espera que el rey Felipe VI, acompañado de los representantes de las altas instituciones del Estado, accederá al Palacio de San Jerónimo por la conocida como Puerta de los Leones y se dirija al Escritorio del Reloj para saludar a los invitados.

Entre los asistentes se encontrarán el presidente el presidente Pedro Sánchez, los padres de la Constitución, los cuatro vicepresidentes del Gobierno, el presidente del PP, Pablo Casado, en su calidad de líder de la oposición, los miembros de la Mesa del Congreso de los Diputados y portavoces de los distintos grupos parlamentarios.

No hay planes de regreso para Juan Carlos, afirma biógrafo de la monarquía española

El periodista español José Antonio Zarzalejos, que acaba de publicar una biografía del reinado de Felipe VI, habla de la “traición” del rey Juan Carlos, pasando por su “expatriación” y el “acoso político” al que el actual monarca está siendo sometido durante su reinado.

El rey Felipe VI, sostiene el periodista, fue quien acordó que su padre se marchara de España de forma «indefinida» al conocer el alcance de sus negocios ocultos en el extranjero. Juan Carlos I, que se marchó en agosto pasado a Emiratos Árabes, puso como condición elegir el país y moverse con libertad hacia otros, reveló Zarzalejos.

La partida del exmonarca a los Emiratos Árabes Unidos no es “un error”, aseguró Zarzalejos en la entrevista, ya que, según explicó, si Juan Carlos de Borbón estuviera ahora en España supondría una “absorción mediática y una reiteración del debate político que dañaría a la jefatura del Estado”.

Según Zarzalejos, “se barajó la salida de Zarzuela para que se instalara en otro sitio, pero la idea no prosperó”. Finalmente, se llegó a la conclusión de que “la salida de España era inevitable para que se visibilizase que el jefe de Estado era Felipe VI” y para que el rey emérito no siguiera “robando energía política, mediática y social”.

Sin planes para el regreso de Juan Carlos

REY EMÉRITO. Rey desde 1975, Juan Carlos I abdicó en 2014. Tiene “una percepción de la realidad distorsionada», afirmó Juan Antonio Zarzalejos.

En opinión de Zarzalejos, “no hay plan de contingencia para el regreso del Rey Emérito” de Emiratos. De hacerlo, remarcó, no podría vivir en el Palacio de La Zarzuela ni en ninguna otra residencia de Patrimonio Nacional, pero necesitaría una residencia adecuada y que garantice su seguridad.

Pero aunque considera que su salida del país no fue un error, dada la “catarata de informaciones sobre su conducta irregular”, Zarzalejos cree que sería “erróneo” el permitir que quien reinó durante 38 años muera fuera de España.

Felipe VI, un rey bajo acoso

Los reyes Felipe y Letizia con sus hijas, Leonor y Sofía.

El tercer capítulo de su libro Zarzalejos lo dedicó al presunto “acoso” político al que Felipe VI es sometido por parte del independentismo catalán y de la izquierda antimonárquica, al tiempo que alertó de la “apropiación” que desde la derecha se está intentando hacer de la Corona, “un abrazo del oso que no es deseable para la monarquía”.

Zarzalejos recordó que entre 2014 y 2020 Felipe VI se enfrentó a cuatro elecciones generales, ocho rondas de consultas para la formación de Gobierno, mientras que Juan Carlos solo hizo diez en sus 39 años de reinado.

“La salida de España era inevitable para que se visibilizase que el jefe de Estado era Felipe VI” y para que el rey emérito no siguiera “robando energía política, mediática y social”.

JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS

Además, «ha tenido 550 días de gobiernos en funciones», por lo que ha visto «congelada su agenda» y se ha enfrentado a una declaración unilateral de independencia y a un estado de alarma por la pandemia. Don Felipe “ha vivido en un permanente tsunami familiar y político”, sentenció.

En cuanto al matrimonio del rey Felipe, el periodista desmintió un enfrentamiento entre el entonces Príncipe de Asturias y Juan Carlos I cuando le dijo que se iba a casar con la periodista Letizia Ortiz. “No es cierto que amenazase a su padre con renunciar a los derechos sucesorios”, dijo.

Zarzalejos dedica en su libro un capítulo a Leonor, la heredera del trono y princesa de Asturias. Afirma que ella y su hermana menor, la infanta Sofía, “han sido niñas con una infancia feliz” y sus padres, además de proteger su intimidad «se han encargado de que tengan amigas de toda condición». En opinión del autor, “el único carisma emocional del que disponen la Familia Real y la Corona es el que transmite” Leonor.

«Realidad distorsionada»: escritor afirma que Juan Carlos I padece un «deterioro cognitivo progresivo»

El rey Juan Carlos de España padece “un principio de deterioro cognitivo progresivo por el cual no percibe como reprobable todo lo que ha hecho”, afirmó el periodista español José Antonio Zarzalejos, tras el lanzamiento de un nuevo libro sobre la familia real.

En declaraciones al diario madrileño ABC, Zarzalejos agregó que el antiguo rey, de 83 años, es “un hombre que tiene una percepción de la realidad distorsionada y esto me lo han confirmado más de una, de dos y de tres personas. Es un hombre con lapsus de memoria”.

Según el autor, don Juan Carlos «tiene lapsus y un leve deterioro cognitivo» que, en su opinión, tiene que ver con la edad y también con «la psicología del culpable» y su «negación de la inadecuación de sus conductas», algo en lo que sigue insistiendo “en las conversaciones con las personas que han mantenido o mantienen contacto con él”.

El rey Juan Carlos “cree que ha actuado bien en todo momento, no tiene sensación de culpa y se considera víctima de un tratamiento injusto”, remarcó, lo que, a su juicio, “hace sospechar que le faltan referencias de la realidad”.

Sus lapsus ya quedaron patentes en el discurso en la Pascua Militar de 2014, a lo que se suma su “salud quebrantada”, con un hasta 18 intervenciones quirúrgicas, incluida la de agosto de 2019 a corazón abierto.

En el libro Felipe VI. Un rey en la adversidad (Editorial Planeta), Zarzalejos revela hechos hasta ahora desconocidos sobre el reinado, abdicación y expatriación del rey emérito Juan Carlos I, tras haber mantenido 31 conversaciones con personal del entorno del rey.

La princesa de Asturias estudiará en un colegio de Gales que costará 67.000 libras anuales

El costo del bachillerato que cursará la alumna Leonor de Borbón será cubierto con asignación anual de los reyes Felipe VI y Letizia.

La casa real española anunció que Leonor, princesa de Asturias, cursará el programa de estudios del Bachillerato Internacional de la institución educativa Colegios del Mundo Unido (UWC) en el UWC Atlantic College de Gales, Reino Unido, al que asistieron, entre otros, el actual rey de Holanda y la princesa Isabel de Bélgica.

El costo del bachillerato internacional que cursará la princesa Leonor (15 años) será cubierto con parte de la asignación anual de dinero público que reciben los reyes Felipe VI y Letizia y asciende a la cantidad de 67.000 libras esterlinas, informó la casa real.

La princesa Leonor se ha sometido a todo el proceso de selección exigido por la Fundación Comité Español de los Colegios del Mundo Unido (UWC España), que consta de una fase inicial de preselección, desarrollada de forma anónima por cada candidato, y de una fase final, llevada a cabo de forma telemática con diferentes pruebas, informó la agencia de noticias Europa Press.

Se detalla que el programa académico se desarrolla en dos cursos (2021-2022 y 2022-2023) y comprende tanto materias de ciencias como de letras. Este programa se completa con un curso interdisciplinario común sobre teoría del conocimiento, una monografía de carácter investigador, así como un programa especial de creatividad (teatro, música, arte, etc.) acción (deportes).

El programa incluye servicio a la comunidad (apoyo en escuelas locales, trabajo con niños con discapacidad intelectual, tercera edad, primeros auxilios, mantenimiento de costas y bosques próximos, control de los índices de contaminación medioambiental, cuidado y recuperación de especies animales, rescate marítimo, guardacostas, etc.).

La incorporación al colegio está prevista entre finales de agosto y primeros de septiembre. Europa Press informó que la princesa Leonor vivirá, como el resto de alumnos, de acuerdo con el régimen de internado que el UWC Atlantic College tiene establecido dentro de su recinto, donde dispone de varias casas en las que los alumnos se distribuyen por grupos de nacionalidades, orígenes y confesiones diferentes, que conviven con profesores y empleados del centro.

Según la nota de prensa, los colegios UWC se convierten en una pequeña comunidad internacional en la que jóvenes de todo el mundo tienen la oportunidad de convivir y estudiar juntos. Así, en un colegio puede haber unas 80 nacionalidades, con alumnos procedentes de diversos estratos económicos.

Los estudiantes son seleccionados en atención del mérito y del potencial de los candidatos. Su condición económica no es determinante en el proceso de selección. El 75 % de los alumnos cuenta con una beca total o parcial.

El presupuesto de la casa real española elimina la asignación del rey Juan Carlos

Este año es el primer año, desde que fue entronizado como rey de España en 1975, en el que la figura de Juan Carlos de Borbón no aparece en los Presupuestos de la Casa Real. En 2021, la cantidad asignada al rey emérito fue suprimida.

Los 200.000 euros aproximados que el rey Juan Carlos recibía se repartirán en otras partidas de la institución, una modificación se produce después de que Felipe VI le retirase esta asignación en marzo del año pasado.

El importe destinado al rey emérito, de unos 200.000 euros, se repartirá este año en otros sectores después de que su hijo, el rey Felipe VI, se lo retirase en marzo de 2020.

Las supuestas cuentas y movimientos de dinero opacos que se han ido publicando del anterior monarca provocaron que su hijo tomara esta decisión y la de rechazar su herencia.

El rey emérito, rey y jefe del Estado español de 1975 a 2014, se encuentra exiliado desde agosto en Abu Dhabi, adonde se marchó tras multiplicarse los indicios de que mantenía una fortuna opaca en el extranjero.

Presupuesto congelado: cuánto dinero recibirá la Casa Real española en 2021

El rey Felipe VI de España decidió congelar en 2021 las asignaciones que reciben los miembros de la Familia Real, que se mantendrán en algo más de 500.000 euros tras la retirada de la partida destinada al rey emérito, Juan Carlos, en 2020.

La cantidad redistribuida pertenece a un total de 8.431.150 euros que recibe Zarzuela de los Presupuestos Generales del Estado en 2021. Un importe que sube 507.700 euros con respecto al año pasado, cuando eran de unos 7,8 millones. Hay que sumar otras partidas de diferentes ministerios para viajes, seguridad, etcétera.

Además, Patrimonio Nacional también destina parte de sus fondos a la Familia Real, como se ha revelado recientemente con el pago de trabajadores que asisten a Juan Carlos I en Abu Dhabi.

Por salarios, se establecen 253.850 euros para Felipe VI, 139.610 para la Reina Letizia y 114.240 para la reina Sofía, que sí continúa percibiendo una asignación. La princesa Leonor y la infanta Sofía no tienen ninguna retribución pública. Estas retribuciones son similares a las de 2020 (el actual monarca decidió congelarlas) y se reparten en 12 mensualidades.

El rey Felipe VI decidió congelar las asignaciones a lo miembros de la Familia Real en 2021, que ascenderán a algo más de 500.000 euros.

La Casa Real adelantó que el importe total resulta de la suma de 7.887.150 euros (la misma cantidad recibida desde 2018) con los 544.000 euros adelantados por Zarzuela en los últimos dos ejercicios. Según explicó en noviembre el palacio, esa cantidad adelantada responde a la necesidad de asumir el aumento de sueldo de los empleados públicos en 2019 y 2020 conforme a reales decretos ley de los últimos tres años.

Aparte de salarios, la segunda mayor partida dentro del presupuesto es la prevista para gastos corrientes en bienes y servicios, que asciende a 2.934.550 euros. Un 34,81% del total y que asciende unos 200.000 euros: lo destinado al rey emérito. Este incremento se ha producido para llevar a cabo una transformación digital de la Casa Real. Por deseo expreso de Felipe VI y con la pandemia como acelerador, se facilitará el teletrabajo del personal cuyo cometido no sea estrictamente presencial.

Según explicó el Palacio de La Zarzuela, se usarán para el suministro de computadoras portátiles, la adaptación de los sistemas y la incorporación de nuevas aplicaciones.

Por otra parte, y dentro del bloque de gastos corrientes, el presupuesto prevé 440.000 euros para atenciones protolocarias y representativas que obedecen a los gastos que generan las actividades que realizan los miembros de la Familia Real.

Además, hay 37.500 euros presupuestados para viajes y que engloban los gastos de desplazamiento y alojamiento durante la realización de sus compromisos oficiales, y otros 78.000 para reparaciones, mantenimiento y conservación de pequeña maquinaria, utillaje y elementos de transporte.

Por último, la casa real española prevé un fondo de contingencia, dotado por 168.000 euros, destinado a hacer frente durante 2021 a necesidades inaplazables de carácter no discrecional para las que no hubiera prevista una dotación adecuada y que supone el 2 por ciento del presupuesto.

El mensaje de Felipe VI en Navidad marcó un récord histórico de espectadores

El mensaje navideño del rey Felipe VI de España registró este 24 de diciembre una audiencia media de 10.760.000 espectadores y un 71% de cuota de pantalla en el conjunto del total de 29 cadenas que emitieron el discurso.

Según datos publicados por la agencia Europa Press, el mensaje del monarca de este 2020 fue el más visto desde que hay registros (1992), ya que solo en 1993 se lograron superar los diez millones de espectadores (10.254.000). No obstante, en varios años se supera el porcentaje de cuota de pantalla obtenido este 2020.

En comparación a 2019, cuando la audiencia fue de 7,5 millones con un 65,1% de cuota en el acumulado de las 25 cadenas, se produjo un aumento de 3.223.000 espectadores, con un consumo total de televisión de 16,5 millones -5,3 millones más- y un incremento de casi 6 puntos en cuota de pantalla.

Los datos reflejan que los segmentos demográficos donde el mensaje navideño del rey tuvo mayor seguimiento son entre las mujeres, los mayores de 25 años y las regiones de Castilla León, Aragón y Asturias, que registraron los mayores porcentajes de cuota de pantalla (86,9%, 82,9% y 81,6%, respectivamente). Por contra, Cataluña (46,5%) y País Vasco (58,6%) fueron las comunidades donde menos se vio el mensaje.

Este año, el rey Felipe VI incluyó en su mensaje de Navidad unas breves palabras para reivindicar el carácter «renovador» de su reinado y marcar distancias con su padre, el Rey Juan Carlos. «Los principios morales y éticos» que reclaman los ciudadanos, ha subrayado, «obligan a todos sin excepciones» y «están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales y familiares».

«Así lo he entendido siempre, en coherencia con mis convicciones, con la forma de entender mis responsabilidades como jefe del Estado y con el espíritu renovador que inspira mi reinado desde el primer día«, señaló en sus tradicionales palabras a los españoles.

El rey volvió a elegir el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela para pronunciar su tradicional mensaje de Navidad junto a las banderas de España y la Unión Europea y, en esa ocasión, una foto del homenaje de Estado a las víctimas del Covid-19 en el momento en el que deposita, junto a la princesa Leonor, unas rosas blancas en la misma ceremonia.

Lea aquí el texto completo del mensaje de Navidad de Felipe VI de España

Felipe VI: “2020 fue un año duro y difícil” pero “España saldrá adelante”

El rey español animó a los ciudadanos a superar la crisis del coronavirus y a redoblar esfuerzos para evitar “que la crisis económica derive en una crisis social”.

El rey de España, Felipe VI, reconoció este 24 de diciembre que 2020 ha sido “un año muy duro y difícil” por la pandemia del coronavirus y la crisis económica producida por la enfermedad. Frente a esto, el monarca habló de las “muchas familias no os habéis podido reunir como teníais pensado” y los “miles de hogares donde hay un vacío imposible de llenar por el fallecimiento de vuestros seres queridos”.

2020 ha sido un año muy duro y difícil; ha afectado gravemente a nuestra economía; muchas familias vivís la angustia del desempleo o la precariedad, la de apenas llegar a cubrir las necesidades básicas o tener que abandonar un negocio al que habéis dedicado vuestra vida”, dijo el rey en su Mensaje de Navidad.

El monarca remarcó sin embargo que es España no es “un pueblo que se rinda o se resigne en los malos tiempos”. “No va a ser nada fácil superar esta situación, y en cada casa lo sabéis bien. Pero yo estoy seguro de que vamos a salir adelante. Con esfuerzo, unión y solidaridad, España saldrá adelante”, aseguró.

Felipe VI redobló su compromiso a los españoles diciéndoles que “como Rey, yo estaré con todos y para todos, no solo porque es mi deber y mi convicción, sino también porque es mi compromiso con todos vosotros, con España”.

El rey prometió a los españoles: “Vamos a recuperar en lo posible la normalidad en los lugares de trabajo, en las aulas, en las plazas y en los barrios; en los comercios, en los mercados, en los bares; en los cines, en los teatros; en la vida cotidiana que da forma al carácter de una sociedad como la nuestra”.

Agregó, sin embargo, que es necesario unirse para “evitar, sobre todo, que la crisis económica derive en una crisis social”. “Las personas y las familias deben ser nuestra preocupación fundamental, especialmente los jóvenes, porque su nivel de desempleo es altísimo. España no puede permitirse una generación perdida”, afirmó.

Felipe VI rindió tributo a los héroes de la pandemia: “Debemos estar justamente orgullosos”

En su mensaje de Navidad, el rey de España remarcó el “esfuerzo, profesionalidad y gran humanidad” con la que los sanitarios trataron a los miles de enfermos de covid-19.

El rey de España, Felipe VI, rindió tributo a los “miles de ciudadanos que han puesto su trabajo al servicio de los demás” durante la pandemia del coronavirus y remarcó en su Mensaje de Navidad que todos ellos “han vivido estos últimos meses con abnegación, compromiso y gran generosidad”. Son, según el monarca, las “personas de las que debemos estar justamente orgullosos”.

A los sanitarios les damos una vez más las gracias por su esfuerzo, profesionalidad y su gran humanidad con los enfermos. Les pedimos que mantengan todo el ánimo y toda la fortaleza y que sigan cuidando de nuestra salud”, dijo en su mensaje televisado.

“Contamos también con un Estado sólido. Tanto los servicios públicos y básicos como las empresas en sectores esenciales han funcionado bien, poniendo todos los medios a su alcance. Hay aspectos que necesitan ser mejorados y reforzados, pero también fortalezas como Estado avanzado”, dijo el monarca al referirse al impacto de covid-19 en la sociedad española.

Felipe VI remarcó “la eficacia y entrega” de las Fuerzas Armadas, de los Cuerpos de Seguridad, Protección Civil y servicios de Emergencias, y “otros muchos servidores públicos, que han demostrado su vocación de servicio y su plena sintonía con nuestra sociedad”.

El monarca español reconoció que 2020 “ha sido un año muy duro y difícil” que afectó “gravemente” a la economía española. Y agregó: “muchas familias vivís la angustia del desempleo o la precariedad, la de apenas llegar a cubrir las necesidades básicas o tener que abandonar un negocio al que habéis dedicado vuestra vida”.

Frente a esto, el rey recodó a los españoles que “la respuesta a la crisis no puede venir de la mano de más desánimo o de más desconfianza”. “Tenemos que afrontar el futuro con determinación y seguridad en nosotros mismos, en lo que somos capaces de hacer unidos, con ánimo y con confianza en nuestro país”, afirmó en su discurso televisado.

Lea aquí el texto completo del mensaje de Navidad de Felipe VI de España

A continuación, ofrecemos el texto íntegro del Mensaje de Navidad del rey Felipe VI de España, emitido este 24 de diciembre por la noche:

«Buenas noches, me dirijo a vosotros en esta Nochebuena cuando estamos viviendo unas circunstancias verdaderamente excepcionales debido a la pandemia. Muchas familias no os habéis podido reunir esta noche como teníais pensado por las medidas sanitarias; y en miles de hogares hay un vacío imposible de llenar por el fallecimiento de vuestros seres queridos a los que quiero ahora recordar con emoción y con todo respeto. Un recuerdo que llena de sentimientos muy profundos nuestros corazones. Y también, en estos momentos, muchos ciudadanos lucháis contra la enfermedad o sus secuelas en vuestras casas, en hospitales o en residencias. A todos os envío especialmente hoy mi mayor ánimo y afecto. 2020 ha sido un año muy duro y difícil.

El virus ha irrumpido en nuestras vidas trayendo sufrimiento, tristeza o temor; ha alterado nuestra manera de vivir y trabajar, y ha afectado gravemente a nuestra economía, incluso paralizando o destruyendo muchas empresas. Desempleo y precariedad

Muchos ciudadanos y familias vivís la angustia del desempleo o la precariedad; la angustia de apenas llegar a cubrir las necesidades básicas o sentís la tristeza de tener que abandonar un negocio al que habéis dedicado vuestra vida. Por todo ello es lógico y comprensible que el desánimo o la desconfianza estén muy presentes en tantos hogares.

Tenemos que afrontar el futuro con determinación y seguridad en nosotros mismos”

Y sin embargo, la respuesta a una crisis tan seria como la que estamos viviendo no puede venir de la mano de más desánimo o de más desconfianza. La situación es grave. Pero, aún así, tenemos que afrontar el futuro con determinación y seguridad en nosotros mismos, en lo que somos capaces de hacer unidos, con ánimo y esperanza; con confianza en nuestro país y en nuestro modelo de convivencia democrática.

Tenemos motivos para ello; porque a lo largo de las últimas décadas, ante dificultades también graves, siempre hemos sido capaces de superarlas. Y esta situación que estamos viviendo no va a ser distinta de las demás; porque ni el virus ni la crisis económica nos van a doblegar.

Gracias por su enorme esfuerzo, su extraordinaria profesionalidad y su gran humanidad”

Felipe VI de España en su mensaje de Navidad este 24 de diciembre de 2020.

Sobre la situación sanitaria, es claro que la superación de esta enfermedad llegará gracias a la ciencia y a la investigación. Los nuevos tratamientos contra el virus y el desarrollo de las vacunas que están en marcha nos ofrecen ya una gran esperanza. Pero, mientras tanto, tenemos mucho que hacer. La responsabilidad individual sigue siendo imprescindible y es un instrumento efectivo de lucha contra el virus. Por ello es tan importante mantenernos prevenidos y no bajar la guardia.

A los sanitarios les damos una vez más las gracias por su enorme esfuerzo, su extraordinaria profesionalidad y su gran humanidad con los enfermos.Hicieron frente a los primeros embates del virus en situaciones extremas y también de desbordamiento en algunos de nuestros hospitales. Hoy siguen afrontando esta lucha con una gran carga emocional y física sobre sus espaldas. Les pedimos que mantengan todo el ánimo y toda la fortaleza y que sigan cuidando de nuestra salud.

El otro gran problema y reto es la crisis económica y evitar, sobre todo, que derive en una crisis social. Cada persona importa y mucho. Por tanto, las personas y las familias deben ser nuestra preocupación fundamental. Especialmente nuestros jóvenes; su nivel de desempleo es altísimo, y no pueden ser los perdedores de esta situación. Nuestra juventud merece tener la formación más adecuada, crecer personal y profesionalmente, y poder llevar a cabo sus proyectos. España no puede permitirse una generación perdida.

Los retos son enormes, pero no insalvables”

Proteger a los más vulnerables y luchar contra las desigualdades que la pandemia ha creado o ha agravado es una cuestión de dignidad entre quienes formamos una misma comunidad política. Pero también será fundamental recuperar nuestra economía.

Y para ello es decisivo fortalecer el tejido empresarial y productivo, industrial y de servicios. El reconocimiento y el apoyo a nuestras empresas, la protección a nuestros autónomos y comerciantes, tan golpeados estos meses, será imprescindible para crear empleo, ese empleo que tanto necesita nuestro país. Necesitamos, por tanto, consolidar las bases que nos den un horizonte claro de impulso, estabilidad y confianza económica, que anime la inversión y la creación de puestos de trabajo.

Los retos sanitarios, económicos y sociales a los que nos enfrentamos son, por tanto, grandes… enormes, pero no insalvables. Superarlos constituye un gran objetivo nacional que a todos nos debe de unir; que, como ciudadanos, nos compromete y nos obliga a todos; con nosotros mismos, con los demás y con nuestro país. Y, para ello, requiere un gran esfuerzo colectivo, un gran esfuerzo en el que cada uno siga dando lo mejor de sí mismo en función de sus responsabilidades y en la medida de sus capacidades.

Para ese gran esfuerzo nacional contamos en primer lugar con lo más importante: con las personas; con el ejemplo de miles de ciudadanos que han puesto su trabajo al servicio de los demás, que han vivido estos últimos meses con abnegación, compromiso y una gran generosidad. Personas que estimulan nuestro ánimo de superación y de las que debemos sentirnos justamente orgullosos.

Hemos sentido el pulso de nuestra sociedad que, pese a todo, ha mantenido a España en pie”

Felipe VI de España en su mensaje de Navidad este 24 de diciembre de 2020.

Todo eso lo hemos comprobado personalmente la Reina y yo durante este tiempo. En el campo y en la mar; en los pueblos y en las ciudades; en los mercados, en las fábricas hemos visto el coraje y el nervio de este país. Hemos sentido el pulso de nuestra sociedad que, pese a todo, ha mantenido a España en pie. Los dos tenemos en nuestra memoria la imagen viva de esos miles de ciudadanos que representan a una sociedad que se ha sentido más unida que nunca en su lucha y resistencia frente a una situación tan adversa; una sociedad que cuenta con organizaciones solidarias y eficaces para que nadie se sienta solo o desamparado; una sociedad que ha sobrellevado estos meses tan duros con entereza, responsabilidad y serenidad.

Contamos, por tanto, con una sociedad fuerte y también con un estado sólido. Durante todo este tiempo, tanto los servicios públicos y básicos, como las empresas en sectores esenciales han funcionado bien, procurando poner todos los medios a su alcance. La pandemia nos ha revelado aspectos que necesitan ser mejorados y reforzados, pero también nos muestra nuestras fortalezas como Estado avanzado.

Lo hemos comprobado por ejemplo con la eficacia de nuestras Fuerzas Armadas, de nuestros Cuerpos de Seguridad, Protección Civil y servicios de Emergencias y otros muchos servidores públicos, que han demostrado su vocación de servicio y su plena sintonía con nuestra sociedad.

Nuestra Constitución nos garantiza nuestro modo de entender la vida”

Y Europa es también muy importante para afrontar esta crisis. Contamos con la Unión Europea, que ha asumido un compromiso firme con la sostenibilidad y recuperación económica frente a esta pandemia. La Unión nos ofrece una oportunidad histórica para progresar y avanzar; abre una nueva época para que España se una en un proyecto común para modernizar nuestra economía; adaptar nuestras estructuras productivas a la nueva revolución industrial, tecnológica y medioambiental que vivimos. Y asentar con ambición y cohesión nuestro papel colectivo como miembros de la UE ante el mundo.

Y contamos sobre todo con nuestro sistema de convivencia democrática. En un tiempo en el que la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales provocan tanta incertidumbre, nuestra Constitución nos garantiza nuestro modo de entender la vida, nuestra visión de la sociedad y del ser humano, de su dignidad, de sus derechos y libertades. Una Constitución que todos tenemos el deber de respetar; y que en nuestros días, es el fundamento de nuestra convivencia social y política y que representa, en nuestra historia, un éxito de y para la democracia y la libertad.

No olvidemos que los avances y el progreso conseguidos en democracia son el resultado del reencuentro y el pacto entre los españoles después de un largo período de enfrentamientos y divisiones. Son el resultado de querer mirar juntos hacia el futuro, unidos en los valores democráticos; unidos en un espíritu siempre integrador, en el respeto a la pluralidad y a las diferencias, y en la capacidad de dialogar y alcanzar acuerdos. Son principios que no pierden nunca vigencia por el paso de los años.

Preservar los valores éticos que están en las raíces de nuestra sociedad”

Felipe VI de España en su mensaje de Navidad este 24 de diciembre de 2020.

Y junto a nuestros principios democráticos y el cumplimiento de las leyes necesitamos también preservar los valores éticos que están en las raíces de nuestra sociedad. Ya en 2014, en mi Proclamación ante las Cortes Generales, me referí a los principios morales y éticos que los ciudadanos reclaman de nuestras conductas. Unos principios que nos obligan a todos sin excepciones, y que están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o familiares.

Así lo he entendido siempre, en coherencia con mis convicciones, con la forma de entender mis responsabilidades como Jefe del Estado y con el espíritu renovador que inspira mi Reinado desde el primer día.

Siempre he pensado que España es un país extraordinario, de una enorme riqueza y diversidad cultural, construido a lo largo de los siglos gracias al esfuerzo en muchas generaciones de españoles, y con una gran historia que ha sido, durante una época, la historia misma de nuestro mundo.

No será difícil que el año 2021 mejore a este 2020”

No somos un pueblo que se rinda o que se resigne en los malos tiempos. No va a ser nada fácil superar esta situación, y en cada casa lo sabéis bien. Pero yo estoy seguro de que vamos a salir adelante. Con esfuerzo unión y solidaridad, España saldrá adelante. Con todos y para todos. Y, como Rey, yo estaré con todos y para todos, no solo porque es mi deber y mi convicción, sino también porque es mi compromiso con todos vosotros, con España.

No será difícil que el año 2021 mejore a este 2020. Vamos a recuperar en lo posible la normalidad en los lugares de trabajo, en las aulas, en las plazas y en los barrios; en los comercios, en los mercados, en los bares; en los cines, en los teatros…; en la vida cotidiana que da forma al carácter de una sociedad como la nuestra.

Es lo que todos queremos. Y en la seguridad de que así será, la Reina, la Princesa de Asturias, la Infanta Sofía y yo os agradecemos muy sinceramente todas las muestras de afecto y apoyo que nos habéis transmitido este año, y os deseamos una Feliz Navidad y todo lo mejor para un 2021 especialmente lleno de esperanza. Eguberri on. Bon Nadal y Boas festas».

Crece la presión para que Felipe VI de España condene a su padre en su mensaje navideño

Sectores del gobierno socialista y otros grupos políticos, favorables a que Juan Carlos I sea despojado de su título, esperan del monarca un gesto de distanciamiento.

Las presiones de distintos sectores del gobierno y algunos grupos políticos de España para que el rey Felipe VI se distancia e incluso condene las actividades privadas de su padre en su tradicional mensaje de Nochebuena fueron aumentando a lo largo de las últimas horas.

El mensaje, una tradición navideña implementada por el rey Juan Carlos I, es emitido por la televisión española cada 24 de diciembre por la noche y en él monarca suele reflexionar acerca de los eventos más importantes ocurridos a nivel nacional y a la familia real.

Las palabras de algunos miembros del Ejecutivo tratando de influir en el discurso comenzaron tan pronto se despejó otra incógnita que ponía presión sobre el mensaje: la posibilidad de que el rey emérito, de 82 años regresase a España por Navidad desde su exilio en los Emiratos Árabes Unidos.

El rey emérito Juan Carlos de Borbón.

Don Juan Carlos de Borbón salió del país rumbo a Abu Dhabi el pasado 3 de agosto en un intento de que las investigaciones a su alrededor no perjudicasen a la monarquía.

La perspectiva de su vuelta a España se puso sobre la mesa a principios de diciembre, cuando se conoció que había regularizado una deuda tributaria por importe de 678.393,72 euros correspondientes a ejercicios fiscales posteriores a su abdicación en 2014, es decir, una vez perdida su inmunidad como jefe del Estado.

El pasado día 17 el ex monarca hizo saber que no pasará la Navidad en España y lo atribuyó a la situación de la pandemia de coronavirus en España y a su condición de persona de riesgo a sus casi 83 años. A la par, grupos políticos menos afectos a la monarquía, presionan al gobierno para que retire el título honorífico de “rey emérito” a quien fue jefe de Estado durante 39 años y abdicó en 2014.

Las investigaciones en torno al ex rey, que no está formalmente investigado ni consta contra él ninguna denuncia, empañaron todo un año en el que la Familia Real trató de hacerse visible apoyando a los afectados por la pandemia de coronavirus y su brutal impacto económico.

Felipe VI, rey de España.

El año finaliza con don Juan Carlos todavía como rey emérito pero lejos de España y, en los últimos días diversos miembros del Gobierno, del ala socialista, se mostraron convencidos de que el mensaje de Navidad del rey Felipe estará “a la altura de las circunstancias” y condenará la conducta de su padre.

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, afirmó el pasado viernes que el rey Felipe es “absolutamente realista” y que está convencida de que en Nochebuena lanzará “el mensaje que corresponde ahora, de rigor y de tranquilidad”.

«Es absolutamente realista, sabe muy bien lo que piensa en términos generales la opinión pública de este país y lo que demandan los ciudadanos en relación a la mejora y al avance constante de nuestros valores democráticos», afirmaba, recordando además que el rey ya tomó «decisiones muy importantes en la renovación de la institución«.

España en vilo por el mensaje navideño «más difícil» del reinado de Felipe VI

El gobierno socialista da por descontado que hablará del rey emérito. Pero todavía se preguntan en qué términos lo hará y hasta dónde llegará?

Andan agitadas las aguas en España, al aproximarse las fiestas navideñas en tiempos de pandemia. Los medios de comunicación y la clase política esperan ansiosos la literalidad del tradicional discurso que el rey Felipe VI —el séptimo de su reinado— pronunciará en Nochebuena.

El gobierno socialista presidido por Pedro Sánchez da por descontado que el rey hablará de su padre, el exiliado rey emérito Juan Carlos de Borbón, en el mensaje que se emite por televisión el 24 de diciembre. Pero todavía se preguntan en qué términos lo hará y hasta dónde llegará?

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, afirmó que Felipe VI es «absolutamente realista» y se mostró convencida de que él lanzará un mensaje «de rigor y tranquilidad», puesto que el rey sabe «lo que demandan los ciudadanos». Calvo recordó que el jefe del Estado español ya tomó «decisiones muy importantes de renovación de la institución» de la monarquía «nada más llegar» al cargo.

Un año difícil en palacio

El ex rey de España reside en los Emiratos Árabes Unidos (EAU) desde el pasado mes de agosto.

El año de Felipe VI estuvo marcado por lo ocurrido con su padre, quien abdicó al trono en junio de 2014. En marzo de 2020 don Felipe le retiró a su progenitor la asignación anual de 160.000 euros, un gesto de repudio familiar que fue aplaudido por gran parte de los político como una reprobación que se justificaba por la necesidad de preservar la propia integridad personal del rey y la de la Corona.

Antes de eso, el rey se había bajado el sueldo un 20% y había encargado una auditoría externa de sus cuentas a la Intervención General del Estado, un órgano de control gubernamental que asume tareas de gestión económica-financiera del sector público estatal y de gestión contable.

Sin embargo, estas medidas de pretendida transparencia chocaron frontalmente con los escándalos fiscales y financieros que afectaron al nombre de su padre, a quien se le descubrió la posesión de grandes cantidades de dinero en Suiza, fuera del alcance de los inspectores de impuestos de España.

Felipe VI, rey de España.

En concreto se desveló que el ex monarca había creado en 2008 —y disuelto en 2012— la fundación Lucum, con sede en Panamá, un paraíso fiscal, y cuenta en el banco suizo Mirabaud, con el objetivo de canalizar una donación de 100 millones de dólares que había recibido de forma poco regular y menos ejemplarizante. Estas presuntas conductas pusieron en graves aprietos a Felipe VI.

Juan Carlos I había situado a su hijo y a su nieta Leonor, heredera al trono, como beneficiarios del dinero y el patrimonio de la citada fundación opaca. Felipe VI conoció esa circunstancia en marzo de 2019 y un mes después le escribió a su padre, subrayando que no aceptaría ningún provecho o rédito de la empresa offshore Lucum.

Todos estos detalles se habían mantenido ocultos hasta el 15 de marzo de 2020, apenas sólo unos días después de que la prensa suiza —La Tribune de Genève, del 3 de marzo— hubiera tirado del hilo del ovillo. España entonces estaba comenzando a aplicar un confinamiento muy severo tras la declaración del estado de alarma a consecuencia de los efectos de la pandemia. El estado de shock en que se encontraba la sociedad española redujo el impacto de tal noticia bomba.

Al final, en junio pasado, el Tribunal Supremo abrió una investigación para determinar si el rey emérito tiene responsabilidad penal o no en un caso de presunta corrupción que concierne a la construcción de un tren de alta velocidad en Arabia Saudí por un consorcio español.

El año que Juan Carlos abandonó España

Todos estos acontecimientos desembocaron en su autoexilio. Partió muy discretamente en agosto rumbo a los Emiratos Árabes Unidos. Su abuelo Alfonso XIII y su tatarabuela Isabel II ya tuvieron que hacer más o menos lo mismo en 1931 y 1868, respectivamente, cuando el pueblo se cansó de ellos. Juan Carlos I dijo que no volverá a España por Navidad con la razón oficial de que es una “persona de riesgo” ante el coronavirus.

Así las cosas, el mensaje de Nochebuena de Felipe VI será «clave para el devenir de la Monarquía», titulaba en su portada del domingo 20 de diciembre el diario español de centro derecha El Mundo.

El discurso suele ser redactado en el Palacio de La Zarzuela —residencia habitual del rey sita a las afueras de Madrid—, avalado por el Gobierno y grabado un par de días antes. «La Casa del rey ha optado por convertir Zarzuela en un búnker donde se cocina la estrategia para tratar de proteger la Corona«, decía El Mundo.

Algunos comentaristas periodísticos abiertamente republicanos hablan de «guillotinar«, metafóricamente, al rey emérito para recuperar la credibilidad y la reputación de la institución y garantizar así su existencia futura.

No es ningún secreto que una parte del Gobierno de coalición, concretamente la parte alineada con la formación de extrema izquierda Unidas Podemos, apuesta por la república y es firme detractora de la monarquía. El vicepresidente segundo Pablo Iglesias juega un destacado papel a la hora de propagar esta tendencia que cada vez tiene más adeptos dentro de la sociedad española.

Este ambiente de fuerte marejada, unido a la gravedad de la pandemia, ha alimentado la crispación política y la desafección ciudadana. Según una encuesta de opinión publicada por el diario de centro izquierda El País, la mayoría de los españoles considera que sus políticos carecen de preparación, son incapaces de llegar a acuerdos y admitir sus errores. Los últimos debates parlamentarios entre Sánchez y el líder de la oposición, Pablo Casado, cada vez más broncos y fallidos, parecen apoyar esa idea negativa que habla de una creciente «política tóxica».

Qué esperar del mensaje de Navidad

Los reyes Felipe y Letizia con sus hijas, Leonor y Sofía.

José Bono, exministro de Defensa y expresidente del Congreso, cree que Felipe VI ofrecerá “un mensaje sincero en favor de la transparencia, del entendimiento entre los políticos y en defensa de la Constitución” pero “sin ser ajeno a las adversidades del país y a los contratiempos que ha tenido la institución”.

Apuesta por la supervivencia de la Corona “porque el rey Felipe es harina de otro costal” y “tiene tiempo y capacidad para demostrar un arbitraje limpio y ejemplar”.

“Creo que el Rey aprovechará esta ocasión para reiterar la neutralidad de la Corona y para pedir más consenso entre las fuerzas políticas, que es la única manera de superar la crisis y afrontar el futuro”,dijo a El País José Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores.

Felipe VI tendría que mostrar en su mensaje “cercanía con las personas que han perdido a seres queridos y con todos los españoles que han perdido su puesto de trabajo, se han visto obligados a cerrar sus negocios o tienen enormes dificultades para llegar a fin de mes”, agregó Margallo.

El historiador José Álvarez Junco, por su parte, cree que en su mensaje Felipe VI debe “pedir a los políticos un poco más de distensión, de consenso sobre temas básicos, como la justicia”.

“No hay en España problemas más graves que en 1975-1982, y en ese momento se logró un acuerdo. Que recuerde aquello. Se está polarizando demasiado la situación, se está adoptando un lenguaje de exclusión completa del adversario que no es, en absoluto, beneficioso para el país”, agregó.

Álvarez Junco no cree que el daño a la monarquía “sea irreversible”, “pero no puede haber más errores. Y no me da la impresión de que Felipe VI no sea consciente de esto”, afirmó. Por ello, el historiador cree que “Juan Carlos I debería perder su condición de emérito” porque “posiblemente sería bueno para la institución y para la estabilidad del país”.

España: el rey Felipe fue aislado por contacto con un caso positivo de coronavirus

El Rey Felipe VI de España tuvo conocimiento de que una persona con la que ayer tuvo contacto próximo dio este lunes positivo por Covid-19, de manera que guardará el preceptivo periodo de cuarentena de diez días y suspende todas sus actividades oficiales, informó el Palacio de la Zarzuela.

La Casa del Rey aclaró que la reina Letizia y sus hijas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, podrán continuar con sus actividades con normalidad.

En la familia real, la reina ya tuvo que guardar una cuarentena preventiva –el pasado marzo, tras coincidir en un acto con la ministra Irene Montero, que dio positivo– y también su hija mayor, por un caso en su clase.

La única actividad oficial del rey Felipe VI para esta semana era, junto a la Reina, un viaje a Sevilla el miércoles para la inauguración del Tourism Innovation Summit.

Gobierno español hace silencio sobre el rey Juan Carlos: ya no tiene lugar en la vida pública

El gobierno afirmó tener relaciones «fluidas» con Felipe VI y no quiso comentar las noticias sobre las últimas investigaciones en torno al rey emérito.

La vicepresidenta primera del Gobierno de España, Carmen Calvo, declinó comentar las últimas noticias sobre Juan Carlos de Borbón recalcando que el rey emérito, establecido en Dubai, ya no esta en la vida pública, y se centró en destacar que el Ejecutivo mantiene relaciones «fluidas» con el rey Felipe VI, que a su juicio ejercer su labor de jefe de Estado «perfectamente».

Don Juan Carlos, de 82 años, es objeto de una nueva investigación judicial para saber si utilizó tarjetas de crédito vinculadas a cuentas bancarias a nombre de presuntos testaferros para blanquear dinero, indicaron este miércoles fuentes judiciales. La causa se suma a otras investigaciones judiciales en torno al antiguo monarca, que se exilió en Emiratos Árabes Unidos en agosto, mientras la justicia española y la suiza estudiaban sus cuentas bancarias.

La fiscalía anticorrupción abrió discretamente esta investigación a finales de 2019 pero hasta ahora no se había conocido su existencia hasta esta semana. Según fuentes jurídicas, la investigación está centrada en cuentas bancarias a nombre de un empresario mexicano y un oficial del Ejército del Aire español y busca conocer el origen de estos fondos y saber si el antiguo monarca hizo uso de ellos, confirmaron esas fuentes tras la publicación de un artículo en el periódico digital Eldiario.es.

Citada por Europa Press, Calvo explicó que lo que el Gobierno hace «cada día» es tener las relaciones «fluidas» y «eficientes» de coordinación con el actual Jefe del Estado, esto es, con Felipe VI, en un momento «complicado» como el que está viviendo actualmente España, en el marco de la pandemia del coronavirus. La funcionaria agregó que el rey, que ascendió al trono en 2014, cumple su papel «a la perfección» y que la coordinación con el Gobierno «no puede ser mejor».

«Todo lo demás no forma parte en este momento de ningún objetivo ni de ningún tratamiento por parte del Gobierno», agregó Calvo, antes de recordar que el rey emérito es una persona que ya no está en la vida pública y que, por tanto, «no tiene ninguna responsabilidad pública». «La obligación del Gobierno es trabajar con el actual jefe del estado, con el Rey Felipe», sentenció.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.

Prensa y políticos ayudaron a la opacidad de la monarquía española, afirma experto

La falta de transparencia de las finanzas reales estuvo alimentada por los sucesivos gobiernos, afirmó Herman Matthijs, que estudia los modelos de Estado monárquico y republicano en Europa.

Herman Matthijs, profesor de Administración Pública de la Universidad de Bruselas que estudia los modelos de Estado monárquico y republicano en Europa, aseguró que la monarquía española es una de las más “opacas” en cuanto al dinero público y sus negcios privados, pero que este problema deriva de la falta de control público sobre la Corona.

“Medios españoles, los partidos políticos y los gobiernos conservadores y socialistas no han tocado el tema en cuatro décadas”, afirmó en una entrevista.

“Las repúblicas son más baratas y más transparentes. En mi estudio he concluido que la República francesa, la única con poder político, es la más transparente en cómo se gasta el dinero de sus presupuestos oficiales; la monarquía española es la más opaca, pero cerca de otras”, afirmó Herman Matthijs en una entrevista con el diario español Público.

El experto asegura que “ni gobiernos conservadores ni socialistas” de España “han controlado” el presupuesto que la Casa Real recibe desde la instauración de la monarquía, en 1975. “Sólo el Gobierno de Pedro Sánchez puede resolver esta encrucijada en torno al dinero; cuánto y de quién es”. Y si bien asegura que el rey Felipe VI “no está manchado”, cree que el actual monarca “tiene que marcar distancias de su padre para no correr peligro”.

Consultado sobre si piensa que la Casa de Borbón corre peligro después de los escándalos suscitados a raíz de las cuentas privadas del rey emérito Juan Carlos, Matthijs se pregunta: “¿Por qué no tiene que continuar?” “Los problemas del padre no tienen nada que ver con el hijo. El escándalo lo protagoniza el padre, que no es el jefe del Estado”, sentenció.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.

Viaje del rey a Bolivia: Felipe VI de España deberá presentar prueba de Covid negativa

El gobierno del país sudamericano requerirá una prueba negativa a todos los extranjeros, incluidos jefes de Estado, que acudan a la toma de posesión del presidente Luis Arce.

El rey Felipe VI representará a España en la toma de posesión del presidente electo de Bolivia, Luis Arce, el próximo 8 de noviembre un acto al que irá acompañado por el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya.

Felipe VI y su comitiva, además de los presidentes extranjeros, representantes de organismos internacionales y otros invitados llegados del exterior, deberán presentar una prueba PCR negativa. «Todos. Cualquier persona que venga al país tiene que tener su prueba PCR (…) y peor si es autoridad», dijo el gobierno boliviano, resaltando que las autoridades deben «dar ejemplo».

El ministro de Obras Públicas boliviano, Iván Arias, insistió en que es la primera vez que un presidente va a tomar posesión de su cargo «en peste, en pandemia», por lo que “tenemos que mantener el Parlamento y la sala donde se va a realizar el evento con las medidas de bioseguridad respectivas».

El requisito que deberán cumplir el rey Felipe VI y otros jefes de Estado para ingresar en Bolivia es la presentación de una prueba PCR realizada, como máximo, en los siete días anteriores a la visita. Asimismo, debe estar sellada por el consulado más cercano, entre otros puntos.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.