Carlos de Inglaterra advierte que la pandemia no será la última sin una acción ambiental urgente

El príncipe de Gales dijo que a pesar de una mayor conciencia, todavía falta mucho para convencer a las personas de la “amenaza existencial” del cambio climático.

El príncipe Carlos de Gran Bretaña advirtió que la pandemia de coronavirus no será la última a menos que la Humanidad ponga más esfuerzos para sanar el mundo natural. Sugirió que al ignorar los vínculos intrínsecos de los seres humanos con la naturaleza, nos haremos cada vez más “vulnerables a todo tipo de enfermedades y problemas”.

En una entrevista con CNN, el hijo y heredero de la reina Isabel II admitió que pensó que moriría antes de que la gente tomara en serio su lucha por el medio ambiente, una referencia a los 50 años de campaña por un mundo más verde. También elogió la vacuna contra el coronavirus como “crítica” para asegurar una salida de la pandemia y dijo que “absolutamente” se la aplicará cuando fuera su turno.

El heredero al trono británico dio estas declaraciones después de presentar su mayor iniciativa ambiental hasta la fecha, la ‘Carta Terra’, o Carta de la Tierra, un plan de recuperación de diez puntos para el sector privado y que ya ha sido firmado por empresas como HSBC, Unilever, BlackRock, Astra Zeneca y el aeropuerto de Heathrow.

La salud planetaria y la salud de la naturaleza están íntimamente ligadas a nuestra propia salud”, dijo a CNN. “Cuanto más destruimos el mundo natural que nos rodea y la biodiversidad, de la que dependemos en su infinita variedad, más fomentamos las extinciones masivas de especies de las que no nos damos cuenta de que dependemos.

Esta pandemia no será la última si no tenemos mucho cuidado. Por eso es fundamental sanar al mundo natural y a nosotros mismos. Es por eso que no podemos ignorarlo”, dijo el príncipe Carlos.

“Amenaza existencial”

El príncipe Carlos y su esposa, Camilla, duquesa de Cornualles.

“Ha sido una batalla cuesta arriba para persuadir a la gente de que no puede seguir haciendo las cosas que hemos estado haciendo ad infinitum sin un precio terrible que pagar”, dijo Carlos al referirse a su larga lucha contra la contaminación del planeta.

“Desafortunadamente, como seres humanos tendemos a dejar todo hasta que es prácticamente demasiado tarde y estás a punto de caerte por un precipicio. Es solo literalmente en los últimos 18 meses aproximadamente que el estado de ánimo ha cambiado y la gente se ha preocupado de repente por la situación que enfrentamos”, advirtió.

Carlos, de 72 años, dijo que a pesar de una mayor conciencia, todavía había “una enorme montaña que escalar” para convencer a la gente de la “amenaza existencial” que enfrenta el mundo. “Hago un llamamiento urgente a los líderes, de todos los sectores y de todo el mundo, para que den su apoyo a esta ‘Carta Terra’, para que la prosperidad esté en armonía con la naturaleza, las personas y el planeta durante la próxima década”, dijo.

Carlos de Inglaterra sugiere salvar el Planeta bajo la regla «quien contamina paga»

El príncipe Carlos de Inglaterra dijo que la forma en que los seres humanos estamos “explotando” los recursos naturales es “una locura” e instó a prestar “más atención a la sabiduría de las comunidades indígenas” en una entrevista en la que habló sobre su lucha contra el medio ambiente.

“Si se introduce el sistema de ‘quien contamina paga’, inmediatamente comenzará a llevarnos por el camino correcto”, dijo el príncipe al ser entrevistado por la escritora Margaret Atwood en Radio BBC 4 el 30 de diciembre.

“Somos un microcosmos del macrocosmos, pero nos hemos olvidado, o de alguna manera nos han lavado el cerebro para que piensen que no tenemos nada que ver con la naturaleza, que la naturaleza puede ser explotada. Y si seguimos explotando como lo hacemos… es una locura», dijo.

El Príncipe de Gales pidió prestar más “a la sabiduría de las comunidades indígenas” en el cuidado del medio ambiente.

Con respecto a los pueblos aborígenes, el príncipe de Gales dijo: «Podemos aprender tanto de ellos como sobre cómo podemos volver a enderezar el equilibrio y comenzar a redescubrir un sentido de lo sagrado, porque la naturaleza, la madre naturaleza, es nuestro sustentador, somos parte de la naturaleza. Somos la naturaleza”.

El heredero del trono británico también habló sobre su campaña de toda la vida para salvar el hábitat natural. En 1970 pronunció un discurso histórico sobre los problemas de los desechos plásticos, los productos químicos vertidos en los ríos y la contaminación del aire provocada por las fábricas, los automóviles y los aviones. «Nadie quería saberlo en ese momento, pensaron que estaba completamente loco», recordó.

El príncipe Carlos también dijo que se interesó por el medio ambiente a principios de la década de 1960 cuando “fui testigo de la destrucción de tantos hábitats naturales, el arranque de setos, la tala de árboles, el drenaje de humedales, todas las obras y al mismo tiempo, la destrucción del invaluable legado de nuestros pueblos y ciudades”.

Ahora le preocupan las innovaciones porque como “seres humanos tendemos a dejarnos un tanto llevar por las nuevas tecnologías de conveniencia”. “Solo hay que pensar en la introducción de nano fibras y nanopartículas en el medio ambiente sin, sentí en ese momento, una investigación adecuada [que] haya llevado a todos estos microplásticos en los océanos y en otros lugares”.

Carlos de Inglaterra advierte que los humanos «necesitan cuatro planetas como la Tierra para sobrevivir»

Instó al mundo a actuar ahora contra el cambio climático o «nuestra generación pasará a la historia» como los que destruyeron el planeta.

El príncipe heredero del trono británico declaró que la emergencia climática es tan peligrosa que los seres humanos “necesitamos cuatro planetas como la Tierra para sobrevivir”. El príncipe Carlos, ecologista desde hace décadas, instó a las naciones a unirse, para que “mis hijos y nietos y los tuyos puedan tener algún tipo de futuro razonable”.

El príncipe Carlos, de 72 años, fue invitado a inaugurar la videoconferencia global sobre el cambio climático ‘It’s Time’. En su participación, habló de su frustración porque durante décadas la gente no lo escuchó mientras hacía campaña contra el cambio climático y dijo que el momento de actuar es ahora: “Todo en la naturaleza es un recurso finito. “Tenemos que hacer un verdadero esfuerzo global integrado”, afirmó.

“En este momento tenemos sistemas naturales, ecosistemas y biodiversidad tan degradados que se está volviendo cada vez más imposible para la naturaleza sostenernos”, dijo Carlos y agregó: “Ahora hemos llegado a la situación en la que realmente necesitamos cuatro planetas como la Tierra para sobrevivir o para proporcionar lo suficiente para todos”.

“Esto es aterrador para mí”

El hijo de la reina Isabel II calificó la situación de “aterradora” y dijo que la pandemia de Covid-19 “trajo una devastación inimaginable a las vidas, los medios de vida y las economías nacionales de las personas”, pero “representa una oportunidad sin precedentes para repensar y restablecer las formas en que vivimos y hacemos negocios”. Instó además a pensar en hijos y nietos o “nuestra generación pasará a la historia” como los que destruyeron el planeta.

“A veces nos hemos olvidado que creo que somos parte de la naturaleza, entonces lo que le hacemos al mundo que nos rodea nos lo estamos haciendo totalmente a nosotros mismos”, dijo el futuro rey. “No podemos continuar, creo, equivocándonos en esto y solo esperar que probemos el mundo en última instancia hasta la destrucción antes de que puedas demostrar que lo has destruido, me parece inútil”. .

“No podemos continuar ahora con toda la capa de hielo derritiéndose por completo. Esto es aterrador para mí, siempre lo ha sido”, afirmó Carlos ante activistas ambientales y políticos, diciendo que cree que hay una posibilidad de actuar ahora, antes de que sea demasiado tarde. “Hay un mundo mejor ahí fuera. Hay una esperanza real, pero tenemos que actuar juntos y tenemos que recordar que el mundo natural es lo que nos sostiene”, cerró.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.

10 cosas impensables que The Crown no cuenta sobre el príncipe Carlos de Inglaterra

Luchando desde hace años por la sostenibilidad y contra el cambio climático, los desechos plásticos y la planificación urbana desagradable, el heredero de 71 años demostró ser un adelantado.

El príncipe Carlos, hijo mayor de la reina Isabel II, podría haber sido etiquetado como «loco» y «excéntrico» ocasionalmente a lo largo de los años, por sus opiniones sobre temas que van desde el medio ambiente hasta las medicinas alternativas y la arquitectura, pero la historia también ha demostrado que el heredero del trono británico siempre fue un adelantado a su tiempo.

Pocos días antes de su cumpleaños 72, repasamos algunos hechos poco conocidos sobre el Príncipe de Gales que quizás “The Crown” no muestre.

1. Desperdicios plásticos

En la década de 1970, el príncipe Carlos ya hablaba de los problemas de los desechos plásticos, mientras se esforzaba por convencer al público sobre la necesidad de reciclar. Sus súplicas pueden haber caído en oídos sordos, pero se dice que sus hijos, el príncipe Guillermo, de 38 años, y el príncipe Harry, de 36, admiran a su padre por esta postura y adoptaron sus hábitos de reciclaje.

2. El ambiente

Si bien el cambio climático puede ser ahora una crisis que recién ahora asoma en la agenda pública mundial, el príncipe Carlos ha estado advirtiendo sobre la necesidad de conciencia ambiental desde la década de 1980 para evitarlo. El heredero al trono instaló uno de los primeros bancos de botellas del mundo en el Palacio de Buckingham en 1980, que fue ridiculizado por la prensa. El príncipe Carlos también ha sido pionero en las técnicas agrícolas durante los últimos 35 años, instalando paneles solares en su casa en Highgrove House y otras casas reales. Ha influido en la reina, sus hijos y otros miembros de la familia real para que sean más conscientes del medio ambiente.

3. Sustentabilidad

El príncipe Carlos también ha abogado durante mucho tiempo por el uso de los productos orgánicos y de origen local. Después de mudarse a Highgrove House, también comenzó a cultivar una granja orgánica en sus jardines, que culminó con el lanzamiento de su propia marca orgánica Duchy Originals en 1990. La marca ahora vende más de 200 productos sostenibles desde alimentos hasta muebles de jardín.

4. Medicina alternativa

Pero la sostenibilidad no es el único tema que le apasiona al príncipe. Además, ha abogado por la medicina alternativa desde la década de 1970, en forma de soluciones herbales y homeopáticas para ciertos problemas de salud. Estableció la Fundación del Príncipe para la Salud Integrada, a la que se opusieron muchos en la comunidad científica y médica. Ahora la fundación se ha rebautizado como Facultad de Medicina y fomenta el uso de la medicina alternativa dentro del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.

5. Arquitectura y su propio pueblo

El príncipe Carlos nunca ha sido tímido en cuanto a sus puntos de vista sobre la arquitectura moderna y la planificación urbana, y se dice que siente una fuerte preocupación por la renovación y la calidad de vida del centro de la ciudad. En 1984, en el 150 aniversario del Real Instituto de Arquitectos Británicos, describió la famosa extensión de la Galería Nacional de Londres como un “carbunclo monstruoso en el rostro de un amigo muy querido y elegante”.

Fanático de la nueva arquitectura clásica, no le gustan los «tocones de cristal y las torres de hormigón» de los edificios modernos. Entonces, ¿qué haces al respecto si eres el Príncipe de Gales? Construye tu propia aldea, por supuesto. El pueblo de Poundbury fue construido, en un terreno propiedad del príncipe bajo el Ducado de Cornualles, de acuerdo con su filosofía sobre arquitectura y cuestiones ambientales.

6. El más trabajador

En 2019, el príncipe Carlos eclipsó a su hermana, la princesa Ana, como el más trabajador de la Familia Real, asistiendo a la increíble cantidad de 521 eventos en un solo año, mientras que su hermana registró 506. Los hermanos se han hecho cargo de gran parte de los compromisos oficiales desde que la reina y el príncipe Felipe comenzaron a reducir sus compromisos en los últimos años.

7. Tiene problemas de sinusitis

Se dice que el príncipe de Gales sufre de sinusitis desde que era niño. Para remediar esto, siempre insiste en tomar aire fresco y duerme en una carpa de oxígeno si tiene problemas para respirar, según un informe de 2018 en The Sun.

8. Automóviles alimentados con vino y aceite de cocina

Según The Telegraph , el Aston Martin del príncipe Carlos, un regalo de cumpleaños número 21 de su madre, ahora funciona con biocombustible elaborado con excedentes de vino inglés. Mientras tanto, se asegura que sus Jaguars, Audis y Range Rovers funcionan con aceite de cocina.

9. Es autor de un libro infantil

El príncipe Carlos una vez escribió un libro para su hermano menor, el 0ríncipe Eduardo, llamado “El Viejo de Lochnagar”. La historia trata sobre un anciano que vive en una cueva cerca de Lochnagar, una montaña cerca de Balmoral, donde la familia real pasa sus vacaciones de verano. Publicó el libro en 1980 en ayuda de la organización benéfica The Prince’s Trust. Desde entonces ha pasado a llamarse “The Legend of Lochnagar”, en honor a la película hecha a partir del libro.

10. El primer heredero con título universitario

El príncipe Carlos fue el primer heredero real de la familia real británica en obtener una licenciatura. Se graduó en 1971 en el Trinity College de la Universidad de Cambridge y, cuatro años más tarde, obtuvo una maestría en la misma universidad.

Los duques de Sussex son los “royals” menos ecológicos, afirma una nueva encuesta

La encuesta fue compilada por la empresa SaveOnEnergy, que evaluó a los miembros senior de la Familia Real analizando varios factores: huella de viaje, apoyo a organizaciones benéficas ambientales, asistencia a eventos dedicados a mejorar la naturaleza y cuán ecológica es su vida cotidiana (uso de coches eléctricos, vestuario sostenible, etc.).

El príncipe Harry de Gran Bretaña y su esposa, Meghan Markle, resultaron ser los miembros menos ecológicos de la familia real, dice una nueva encuesta , realizada por la firma SaveOnEnergy, que ayuda a las personas a reducir sus facturas de energía y ayudar al medio ambiente. La pareja produjo tres toneladas de CO2 cada una solo durante su viaje por África el año pasado y es la que menos apoya a las organizaciones benéficas ambientales.

La duquesa de Sussex no participó en ningún compromiso relacionado con asuntos ambientales. Sin embargo, encabezó la lista de miembros de la realeza con el guardarropa más ecológico, prefiriendo marcas sostenibles como Stella McCartney, Rothy, Veja y Millie. El duque de Sussex, por su parte, obtuvo puntos extra por llamar la atención sobre el problema de la contaminación en las redes sociales. En general, los duques recibieron 9 puntos cada uno.

El príncipe Carlos, considerado un pionero en la lucha por el medio ambiente, encabezó la lista con 156 puntos. Sin embargo, si se juzgara a los miembros de la Casa de Windsor únicamente por su huella de carbono, el príncipe de Gales habría encabezado la lista de miembros de la realeza menos ecológicos. El año pasado, el hijo mayor de la reina produjo unas nueve toneladas de CO2. Pero se “redimió” apoyando a 69 organizaciones benéficas ambientales, asistiendo a 14 eventos dedicados a mejorar la naturaleza (lo que puede explicar su gran huella en los viajes), y expresó la necesidad de salvar el medio ambiente en las redes sociales (69 publicaciones). Estas actividades le valieron el primer lugar en la lista.

¿Quién más aparece en la lista de royals más ecológicos?

La esposa de Carlos, Camilla, duquesa de Cornualles, quedó en segundo lugar con 84 puntos. Al igual que su esposo, Camilla ha apoyado a organizaciones benéficas y ha asistido a eventos ambientales, pero ganó la mayoría de sus puntos por su actividad en las redes sociales escribiendo 69 publicaciones sobre el medio ambiente. El príncipe Felipe, esposo de la reina, que cumplirá 100 años el próximo junio, quedó tercero con 44 puntos: tiene una huella de carbono de cero (este hecho se atribuye a su retiro de los deberes reales en 2017) y es un gran apoyo a las organizaciones benéficas ambientales, ayudando a 41 organizaciones.

La esposa del príncipe Guillermo ocupa el segundo lugar en la lista de la realeza con el récord de moda sostenible y estuvo activa en las redes sociales hablando sobre la necesidad de salvar el medio ambiente. Guillermo, por su parte, quien estableció un premio mundial «diseñado para incentivar el cambio y ayudar a reparar nuestro planeta», es el segundo peor contaminante de la Familia Real, con cinco toneladas de CO2 producidas el año pasado como resultado de sus viajes. El duque trató de «redimirse» a sí mismo llamando la atención sobre el problema del cambio climático en las redes sociales, pero no logró ubicarse en el top 5 de la mayoría de la realeza ecológica.

El quinto lugar fue asegurado por la reina Isabel II. La monarca tiene la tercera mejor huella de carbono y apoyó a 10 organizaciones benéficas ambientales el año pasado. Sin embargo, la reina obtuvo solo un punto por un vestuario sostenible. (SPUTNIK)

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Guillermo de Inglaterra presentó un premio para «encontrar soluciones a los mayores problemas ambientales»

«Hay mucha gente que quiere hacer cosas buenas por el medio ambiente y lo que necesitan es un catalizador», dijo el duque de Cambridge al lanzar el «Earthshot Prize».

Anuncios

El príncipe Guillermo, nieto de Isabel II y segundo en la línea sucesoria al trono británico, lanzó el jueves un premio medioambiental que busca cambiar «pesimismo por optimismo» recompensando soluciones innovadoras a los problemas del planeta, empezando por la crisis climática. Durante una década, el Earthshot Prize entregará cada año cinco premios de un millón de libras (1,3 millones de dólares o 1,1 millones de euros) para «incentivar el cambio y ayudar a reparar nuestro planeta en los próximos diez años», anunció el palacio de Kensington.

«Hay mucha gente que quiere hacer cosas buenas por el medio ambiente y lo que necesitan es un catalizador, un poco de esperanza, un poco de optimismo en que podemos solucionar lo que se presenta», afirma el príncipe, citado en un comunicado. «Creo que la urgencia con optimismo realmente crea acción. Así que el premio Earthshot busca aprovechar ese optimismo y esa urgencia para encontrar soluciones a algunos de los mayores problemas ambientales del mundo», agrega.

Los cinco primeros galardones se entregarán en 2021 en Londres, en una ceremonia que cambiará de ciudad cada año. Además del príncipe, de 38 años, el jurado estará compuesto por personalidades como la cantante colombiana Shakira, la exresponsable climática de la ONU Christina Figueres, la actriz australiana Cate Blanchett, la reina Rania de Jordania y el naturalista británico David Attenborough. Con el patrocinio de una coalición de personalidades, organizaciones y empresas, este premio tendrá como «objetivo encontrar al menos 50 soluciones a los desafíos más importantes que enfrenta el mundo de ahora hasta 2030».

«Creemos que esta década es una de las más cruciales para el medio ambiente y para 2030 esperamos haber hecho grandes progresos en la solución de algunos de los mayores problemas», asegura el príncipe.

El galardón recompensará tanto a personas -activistas, científicos, economistas- como a empresas, organizaciones, gobiernos, ciudades e incluso países que propongan «soluciones viables» a la crisis climática, que mejoren «las condiciones de vida en todo el mundo, especialmente de las comunidades más expuestas al cambio climático», precisó el comunicado. Y para ello se marcó cinco objetivos: proteger y restaurar la naturaleza, limpiar el aire, revivir los océanos, construir un mundo sin despilfarro y reparar el clima.

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

En qué consiste el plan del príncipe Carlos contra el calentamiento global

Ante la Cumbre sobre el Impacto en el Desarrollo Sostenible del Foro Económico Mundial advirtió que la emergencia climática que se desarrolla pronto eclipsará el impacto de la pandemia de Covid-19.

El príncipe de Gales puso en marcha un “plan tipo Marshall” de seis pasos destinado a poner al mundo en mejores condiciones para luchar contra el calentamiento global. Carlos, heredero al trono británico, advirtió que la emergencia climática que se desarrolla pronto eclipsará el impacto de la pandemia de covid-19 y presentó el 24 de septiembre su propuesta para abordar la crisis.

En primer lugar, el hijo de la reina instó a los líderes y empresas nacionales a adoptar la fijación de precios del carbono y acabar con los subsidios “perversos” a los combustibles fósiles. También pidió la ampliación de la tecnología de captura y almacenamiento de carbono, la expansión de un mercado global de compensación de carbono y la creación de un mercado de servicios de ecosistemas, que darían un mayor valor a la preservación de la naturaleza. Por último, abogó por un desarrollo urbano sostenible que proteja el medio ambiente.

“A medida que aumenta el impulso y la ambición, debemos centrarnos en las soluciones y empezar a trabajar hacia la implementación en el mundo real”, dijo el jueves durante la Cumbre sobre el Impacto en el Desarrollo Sostenible del Foro Económico Mundial.

El príncipe Carlos viene defendiendo desde hace mucho tiempo los problemas ambientales, y en ocasiones fue blanco de críticos que dicen que los miembros de la familia real deben mantenerse alejados de las cuestiones políticas. Sin embargo, el heredero de Isabel II está presionado por un impuesto al carbono y ha instado personalmente a los presidentes de Estados Unidos Donald Trump y Barack Obama a tomar medidas contra el calentamiento global.

El plan se llevaría a cabo en gran medida mediante otra iniciativa que lanzó a principios de este año con el Foro Económico Mundial: la Iniciativa de Mercado Sostenible, un plan de 10 puntos para acelerar el cambio hacia mercados amigables con el medio ambiente. Ese esfuerzo creó un Consejo de Mercados Sostenibles que reunió a líderes del Gobierno y la industria que serían clave para implementar los pasos del llamado Plan Marshall del príncipe Carlos, un guiño al programa estadounidense que ayudó a reconstruir Europa Occidental después de la Segunda Guerra Mundial.

El príncipe también ha lanzado una plataforma web para cortometrajes centrados en soluciones al cambio climático. Denominado RE:TV, el contenido de canal está siendo seleccionado por el príncipe Carlos y llega mientras se desata una batalla en línea para detener la propagación de información errónea sobre todo, desde el coronavirus hasta el cambio climático. A principios de este mes, Facebook lanzó un “centro de información sobre ciencia climática” que busca detener la difusión de publicaciones engañosas en las redes sociales que rechazan hechos establecidos.

Brian Moynihan, director ejecutivo de Bank of America Corp. y que patrocina Re:TV, dijo que la nueva plataforma web desempeñaría un papel democratizador al ayudar a las personas a comprender mejor las soluciones disponibles para abordar el cambio climático.

El príncipe Carlos lanzó una web sobre el cambio climático: “Necesitamos cuatro planetas como la Tierra para sobrevivir”

Actualmente tiene más de una docena de cortometrajes y artículos para “informar e inspirar al público sobre la sostenibilidad”, y se agregarán más semanalmente en retv.org.

Anuncios

El príncipe Carlos, heredero del Trono británico, lanzó su propia “plataforma de contenidos” para compartir videos e historias para salvar al planeta del cambio climático El príncipe ha seleccionado una serie de películas y artículos sobre temas cercanos a su corazón para RE: TV, un canal en línea diseñado para “defender soluciones inspiradoras de todo el mundo” y del cual se convirtió en editor en jefe, informó The Telegraph.

“Cuando lo lanzó, el Príncipe también pronunció un discurso en la apertura de la Semana del Clima, en el que argumentó que los líderes deben desarrollar un plan ‘similar al Marshall’ para estar en «pie de guerra» para salvar el planeta. Dijo que los países ahora deben trabajar juntos «enfocando nuestra acción desde la perspectiva de una campaña de estilo militar’, para ‘combatir este desafío tan grave y urgente’”, informó el periódico.

La nueva plataforma online cubrirá los mismos problemas, con subcanales denominados Re: Imagine, Re: Energize, Re: Balance, Re: Invigorate y Re: Invest. Actualmente tiene más de una docena de cortometrajes y artículos para “informar e inspirar al público sobre la sostenibilidad”, y se agregarán más semanalmente en retv.org. Un portavoz dijo que “las películas explicativas aclararán qué son la captura de carbono, la bioeconomía circular y otros procesos e ideas, mientras que se encargan piezas escritas a varios líderes de opinión en sostenibilidad”.

En una entrevista en el sitio web, el Príncipe dijo: “Las industrias obviamente han tenido que enfocarse en lidiar con el impacto inmediato de esta horrenda pandemia, pero lo fascinante es que creo que mucha gente todavía ha querido, afortunadamente, enfocarse en la recuperación verde. Hemos degradado tanto los sistemas naturales, los ecosistemas y la biodiversidad, que cada vez es más imposible que la naturaleza nos sostenga. Por el momento, todo se necesita, se necesita”.

“Ahora hemos llegado a la situación en la que realmente necesitamos cuatro planetas como la Tierra para sobrevivir o proporcionar lo suficiente para todos. Y hay un mundo mejor ahí fuera. Podemos operar nuestras industrias mucho mejor”, agregó Carlos, que lleva más de 50 años luchando activamente contra la contaminación humana del planeta.

En un discurso separado sobre el mismo tema ambiental a los delegados en la Semana del Clima, dijo que el impacto de la crisis climática “empequeñecería” el daño del coronavirus. “En esta última etapa, no veo otro camino a seguir que pedir un ‘Plan Marshall para la Naturaleza, las Personas y el Planeta‘”, dijo y agregó “Sin duda, ahora debemos ponernos en pie de guerra, enfocando nuestra acción desde la perspectiva de una campaña de estilo militar”.

“Miles de millones de personas en todo el mundo están esperando y anhelando una acción concertada para enderezar el equilibrio de este planeta que hemos interrumpido tan precipitadamente. Millones de empleados más jóvenes de innumerables empresas y corporaciones están desesperados por actuar, no más palabras”, dijo Carlos. “Es con sus vidas con lo que estamos jugando, así como con la supervivencia última de todo lo que intenta compartir esta Tierra enferma con nosotros”. “Así que sigamos con la tarea urgente de formar una alianza global para superar los obstáculos perversos que enfrentamos”, finalizó.