El divorcio del Emir de Dubai y la princesa Haya, uno de los más caros de la historia británica

El jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, emir de Dubai se enfrenta a una importante batalla judicial con su ex esposa, la princesa Haya de Jordania, que busca obtener ante la justicia una parte de la fortuna de más de US$ 18.000 millones que posee el gobernante emiratí.

La acción legal, que el periódico británico The Times calificó como el «mayor caso de divorcio en la historia legal británica», comenzó oficialmente el miércoles 27 de octubre ante el Tribunal Superior de Londres. En el transcurso de una audiencia de 10 días, el juez determinará un pago para la princesa y sus dos hijos.

Según The Times, los expertos predicen que superará el récord de US$ 819 millones originalmente otorgado en 2017 a Tatiana Akhmedova, ex esposa del multimillonario ruso Farkhad Akhmedov, el divorcio más costoso de la historia del Reino Unido, según el Evening Standard.

El emir, ahora de 72 años, y la princesa Haya (hermana del rey Abdallah II de Jordania) se casaron en 2004 en el palacio de al-Baraka en la capital de Jordania, Ammán. La princesa jordana se convirtió en la más joven de las seis consortes del emir y tuvo dos hijos, Al Jalila, de 13 años, y Zayed, de nueve años.

El jeque se divorció bajo la ley de la “sharia” el 7 de febrero de 2019 y la princesa huyó al Reino Unido con sus hijos. Según medios de comunicación, la princesa jordana pidió una medida de protección contra una boda forzada, que podría relacionarse con uno de sus dos hijos. Ante la justicia, la princesa acusó a su exmarido de haber intentado secuestrar a sus hijos, de espiarla, hostigarla y amenazarla.

Monarquias.com

Ex espía aseguró que el príncipe heredero saudita quiso envenenar al fallecido rey Abdallah

El ex agente de inteligencia de alto nivel de Arabia Saudita Saad Aljabri, que dijo en una entrevista que el príncipe heredero de su país, Mohammed bin Salman, envió a Canadá un grupo de sicarios para matarlo, también aseguro que el futuro rey sugirió envenenar al anterior monarca de su país, el rey Abdallah.

En una entrevista con el programa «60 Minutes», de la cadena estadounidense CBS News, Saad Aljabri, quien además de espía ejerció como interlocutor entre los servicios de inteligencia del reino y los gobiernos occidentales, dijo que Bin Salman habló en 2014 con su primo, el príncipe Mohamed bin Nayef, en aquel momento ministro del Interior, de la posibilidad de matar al rey con venenos.

«Le dijo: Quiero asesinar al rey Abdallah, he conseguido un anillo venenoso en Rusia. Sólo necesito un apretón de manos para hacerlo», aseguró el exresponsable de Inteligencia sobre las palabras del príncipe Mohammed a Bin Nayef. De acuerdo al entrevistado, la conversación fue privada aunque está grabada en video y aseguró saber dónde se encuentran las dos copias que hay de dicha grabación.

El rey Abdallah ascendió al trono en 2005 y murió en 2015 a los 90 años. Fue sucedido en el trono por su octogenario hermano Salman bin Abdulaziz, padre de Mohammed bin Salman, quien en un principio nombró a Bin Nayef príncipe heredero. En 2017 el rey destituyó a Bin Nayef como heredero y ministro de Interior y nombró a su propio hijo como su sucesor al trono.

Al Yabri, que había sido estrecho colaborador de Bin Nayef, huyó a Canadá cuando el anterior príncipe heredero fue destituido y en agosto de 2020 presentó una demanda en Estados Unidos contra Bin Salman, al que acusó de haber enviado un «escuadrón» a Canadá para asesinarlo.

En su denuncia, Al Yabri sostiene que el príncipe heredero ordenó el despliegue de agentes saudíes en Norteamérica para averiguar su paradero; y cuando finalmente fue encontrado en Canadá, envió a un grupo de 50 personas para matarlo, dos semanas después del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, en octubre de 2018, en Estambul.

Monarquias.com

Un exespía dijo que el príncipe heredero saudita envió a unos sicarios para asesinarlo

Un ex agente de inteligencia de alto nivel de Arabia Saudita afirmó el domingo en una entrevista en una televisión estadounidense que el príncipe heredero del país, Mohammed bin Salman Al Saud, envió un grupo de sicarios para asesinarlo mientras estaba exiliado en Canadá.

En una entrevista con el programa «60 Minutes», de la cadena estadounidense CBS News, Saad Aljabri, quien además de espía ejerció como interlocutor entre los servicios de inteligencia del reino y los gobiernos occidentales, dijo que se convirtió en objetivo de Riad después de haber huido del país tras la toma de poder del príncipe heredero en 2017. 

Saad Aljabri dijo que un amigo de un servicio de inteligencia de Oriente Medio le advirtió que se iba a enfrentar a un destino similar al del disidente y periodista Saudita Jamal Khashoggi, quien fue asesinado por un grupo vinculado al príncipe Mohammed durante una visita al consulado del país en Estambul en 2018, según las investigaciones.

«La advertencia que recibí, es que no me acercase a ninguna misión Saudita en Canadá. No vayas al consulado. No vayas a la embajada… Estás en lo más alto de la lista», dijo Aljabri en la entrevista. Afirmó que los mercenarios llegaron a Canadá en octubre de 2018, pero que las autoridades canadienses los deportaron por mentir a la aduana y posesión de artículos sospechosos.

Aljabri dijo que el grupo que voló a Canadá estaba formado por miembros del «Escuadrón Tigre», un equipo de sicarios creado por el príncipe heredero especializado en «ejecuciones extrajudiciales, violaciones y torturas», según una denuncia judicial presentada en 2019 por él mismo. Dijo que la misión encaja con el patrón de comportamiento despótico del príncipe Mohammed, en un principio considerado un reformista, pero que purgó a opositores desde que se convirtió en el heredero.

Aljabri denunció también que dos de sus ocho hijos habían sido detenidos por las autoridades sauditas en represalia por su huida del reino: «Estoy aquí para hacer sonar la alarma sobre un psicópata, asesino, en Oriente Medio con recursos infinitos, que supone una amenaza para su pueblo, para los estadounidenses y para el planeta», dijo. 

Monarquias.com

El emir de Dubai endureció la vigilancia sobre la princesa Haya con un detective privado

El emir de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid al Maktoum, contrató a un exoficial antiterrorista de Scotland Yard, la policía británica, para vigilar y amenazar a su esposa más joven, la princesa Haya de Jordania.

Stuart Page, cuya identidad era previamente un secreto, ayudó a emprender una campaña de intimidación en nombre del multimillonario Mohammed bin Rashid Al Maktoum contra el equipo de seguridad de la princesa, según las conclusiones de la Alta Corte de Londres.

Page, de 70 años, un ex oficial de la Policía Metropolitana convertido en consultor de seguridad privada que tiene un largo historial de estar involucrado en casos de piratería. Sus abogados negaron que Page cometiera algún delito contra la princesa.

El hombre fue contratado por el emir para amenazar con dañar la reputación de un guardaespaldas de alto nivel contratado por la princesa Haya, después de que ella huyó a Londres en 2019 por temor a su marido, a menos que él dejara de trabajar para ella, dictaminó el juez londinense.

En junio de 2019, poco después de que la princesa Haya escapara de Dubai al Reino Unido, Page se reunió con su jefe de seguridad, también un ex oficial de alto rango de la Policía Metropolitana, entregó una “clara amenaza” de desacreditarlo personal y profesionalmente, concluyó un juez.

El Tribunal Superior dijo que el jefe de seguridad de la princesa de 45 años, que tenía “una carrera distinguida como oficial de policía de alto nivel” y estaba “acostumbrado a conversaciones muy desafiantes”, había quedado “seriamente preocupado por el encuentro”.

La princesa Haya, hermanastra del rey Abdallah II de Jordania, y su exmarido se han visto envueltos en la batalla por la custodia de los hijos, la princesa Al Jalila y el príncipe Zayed, en lo que constituye el enfrentamiento judicial más costosa en la historia legal del Reino Unido.

El Tribunal Superior concluyó que el emir, que orquestó previamente el secuestro a mano armada de su hija fugitiva, la princesa Shamsa, había realizado una piratería telefónica ilegal en suelo británico para intervenir los teléfonos de la princesa Haya, sus abogados y guardaespaldas británicos.

Monarquias.com

El emir de Dubai ya no será invitado al palco de la reina Isabel II de las carreras de Ascot

El jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, emir de Dubai, ya no será invitado por la reina Isabel II de Gran Bretaña a presenciar las carreras hípicas de Ascot en el palco real.

“La medida es parte de un intento de garantizar que la reina no sea vista en público con el jeque Mohammed después de que un juez dictaminó que había ordenado la piratería de teléfonos pertenecientes a su ex esposa y al compañero conservador que actúa como su abogado”, reveló el periódico The Telegrah.

Esto ocurre después de que la Alta Corte de Londres, donde el emir de Dubai y su esposa la princesa Haya de Jordania disputan la custodia de sus dos hijos, estableciera que el gobernante autorizó el espionaje del teléfono de la consorte Haya de Jordania y los de sus abogados británicos.

Aunque la vigilancia fue “efectuada sin duda por servidores o agentes del padre”, el emir de Dubái “está dispuesto a utilizar el brazo del Estado para obtener lo que considera como justo”, dijo el miércoles el juez Andrew McFarlane. El emir “hostigó e intimidó a la madre antes de que partiera a Inglaterra y después”, subrayó, y “está listo a tolerar que los que actúan en su nombre lo hagan de manera ilegal en el Reino Unido”.

La princesa Haya bint Al Hussein, hija del difunto rey Hussein I de Jordania y media hermana del rey Abdallah II, pidió una medida de protección contra una boda forzada que podría relacionarse con uno de sus dos hijos, así como una medida de protección para la propia Haya tras huir a inicios de 2019 de Emiratos hacia Reino Unido. Desde entonces ha estado peleando por la custodia de la princesa Al Jalila y el príncipe Zayed.

Según The Telegraph, el jeque Mohammed ha regalado caballos de carreras a la reina Isabel II y frecuentemente fue visto en el palco real o llegando a las carreras con la monarca en su carruaje tirado de caballos. Según el periódico “el jeque no volverá a recibir una invitación” porque “los asistentes deseaban que la reina no fuera fotografiada en público con el jeque Mohammed”.

Monarquias.com

Emir de Dubai hackeó teléfono de la princesa Haya con software espía Pegasus

La batalla legal librada en Reino Unido por la custodia de los dos hijos que tuvo con la princesa Haya de Jordania llevó al jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, emir de Dubai, a hackear el teléfono de la consorte y a cinco de sus socios.

Entre los hackeados se encontraban dos de los abogados de la princesa Haya bint Al Hussein, uno de los cuales era Lady Shackleton, integrante de la Cámara de los Lores británica.

La abogada, quien representó al príncipe Carlos en su divorcio de la princesa Diana, fue advertida sobre la intrusión por parte de Cherie Blair, la esposa del ex primer ministro británico Tony Blair, que trabaja con el grupo israelí NSO.

NSO se vio en el centro del escándalo por la investigación publicada en julio por un consorcio de 17 medios internacionales sobre este programa, que habría permitido espiar teléfonos de mandatarios, periodistas, políticos, activistas o empresarios de diferentes países.

Una vez instalado en un teléfono, el programa Pegasus permite acceder a los mensajes, a sus datos o activar el aparato a distancia para captar el sonido o la imagen.

La Alta corte de Londres, donde ambos se disputan la guardia de sus hijos, no probó que el espionaje estuviera relacionado con la batalla jurídica que lo oponía entonces en el Reino Unido a su esposa para obtener el regreso a Dubai de sus dos hijos, la princesa Al Jalila, de 13 años, y el príncipe Zayed, de nueve años, pero un volumen «muy importante» de 265 megaoctets de datos fue sacado del teléfono de la princesa Haya (o sea 24 horas de registro vocal o 500 fotografías).

Aunque la vigilancia fue «efectuada sin duda por servidores o agentes del padre», el emir de Dubái «está dispuesto a utilizar el brazo del Estado para obtener lo que considera como justo», dijo el juez Andrew McFarlane. «Hostigó e intimidó a la madre antes de que partiera a Inglaterra y después», subrayó, y «está listo a tolerar que los que actúan en su nombre lo hagan de manera ilegal en el Reino Unido».

La princesa de 47 años, media hermana del rey Abdallah de Jordania, pidió una medida de protección contra una boda forzada que podría relacionarse con uno de sus dos hijos, así como una medida de protección para la propia Haya tras huir a inicios de 2019 de Emiratos hacia Reino Unido.

Monarquias.com

Viuda de periodista asesinado acusó a Joe Biden de proteger al príncipe heredero saudita

La viuda del disidente saudita Jamal Khashoggi, periodista del Washington Post asesinado en Estambul en 2018, cuestionó al presidente estadounidense Joe Biden por proteger al príncipe heredero Mohammed bin Salman (MBS), quien según la inteligencia estadounidense ordenó el asesinato.

Hatice Cengiz viajó a Washington para una manifestación frente a la embajada saudí y una vigilia nocturna cerca del Capitolio de Estados Unidos, donde expresó su consternación porque días antes del aniversario, el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, se reunió con el príncipe heredero saudita.

¿Es así como se ve la responsabilidad que prometió Biden?”, preguntó Cengiz en la vigilia organizada por grupos de derechos humanos. “MBS me arrebató a Jamal y al mundo entero. ¿Lo harás responsable o recompensarás a estos asesinos?”, cuestionó la viuda.

“Presidente Biden y vicepresidenta (Kamala) Harris, ¿cuándo van a dar un paso adelante y cumplir con sus promesas? ¿O acaso su Administración continuará haciendo negocios, como siempre (con Arabia Saudí), pese al cambio prometido?”, declaró Cengiz.

Jamal Khashoggi, un saudí prominente que vivió autoexiliado en los Estados Unidos, escribió críticamente sobre MBS en columnas en The Washington Post, por lo que se convirtió en un enemigo de la monarquía. En 2018 ingresó al consulado saudita en Estambul para tramitar su matrimonio con Cengiz y un escuadrón de asalto lo estranguló y desmembró su cuerpo, que nunca ha sido recuperado.

El entonces presidente Donald Trump restó importancia al episodio y dijo que era más importante que Arabia Saudita comprara armas estadounidenses y comparta la hostilidad hacia Irán. Biden prometió un enfoque más duro, desclasificando la inteligencia e imponiendo sanciones a los implicados, pero no al propio príncipe heredero, que dirige de facto el reino ante la avanzada edad de su padre, el rey Salman.

Monarquias.com

Realeza saudita comparte video del “príncipe durmiente”, en estado de coma desde hace 15 años

La princesa Rima bint Talal de Arabia Saudita ha compartido un video de su sobrino, el príncipe Al Waleed bin Khaled bin Talal Al Abdulaziz (34), conocido como «El príncipe durmiente», que entró en coma hace después de un accidente automovilístico en 2005, mientras estudiaba en una academia militar, y no ha despertado.

Amado mío, que Dios te proteja, te sane y te restaure”, escribió la princesa Rima en Twitter. El video subido por la princesa, descendiente del fallecido ex príncipe heredero Sultan, muestra al príncipe Al Waleed conectado a una máquina de soporte vital, cubierto con una bandera saudí con las palabras “Nuestro país está en nuestros corazones”.

Tras el accidente, el príncipe fue trasladado a Riad para someterle a una terapia intensiva, que se prolongó durante una década. Hace cinco años el príncipe fue trasladado a la residencia de la familia donde se encuentra en estado vegetativo. Su padre, el príncipe Khaled bin Talal, y su madre, la princesa Mouna Riad El Solh, hija del líder libanés, se negaron a quitarle el soporte vital.

Khaled bin Talal no ha perdido las esperanzas de que se recupere por completo . “Alguien me preguntó, ¿por qué no desconecta los dispositivos de su hijo? Le respondí que si era la voluntad de Dios que muriera en el accidente, entonces mi hijo estaría en su tumba”, dijo en una entrevista.

En octubre del año pasado, su hermana, la princesa Noura bint Talal, tuiteó un video del príncipe Al Waleed moviendo los dedos: “Querido hijo del amado Khalid bin Talal Al Waleed, alabado sea Alá, que da vida a quien Él quiere por Su mandato. Alabado sea Dios, que te devolvió la salud, así que no desesperes con el poder de Dios”, escribió.

Monarquias.com

Los dibujos de la infancia del último rey de Irak arrojan luz sobre su turbulenta vida

El Archivo Nacional de Irak exhibe un conjunto de dibujos en papel realizados por Faisal II, el último rey de Irak, que fue derrocado y brutalmente asesinado cuando tenía 23 años. Durante décadas, las 143 imágenes se mantuvieron en los archivos, y solo un puñado de ellos fue accesible para investigadores y visitantes curiosos sobre el llamado niño-rey de Irak, que ascendió al trono a la edad de tres años.

Las imágenes arrojan luz sobre un período tumultuoso en la historia moderna de Irak, incluida la vida, y la espantosa muerte, del rey (…) Los dibujos revelan que la vida temprana del rey Faisal estuvo dominada por el telón de fondo de la guerra durante la década de 1940. La mayoría de los dibujos, a lápiz o crayón, representan feroces batallas en campo abierto, en el mar y en las ciudades”, explicó un corresponsal de The National que visitó los archivos.

Nacido en 1935, Faisal II se convirtió en el monarca reinante más joven del mundo cuando tomó el trono cuando era un bebé después de la misteriosa muerte de su padre, el rey Ghazi, en un accidente automovilístico en abril de 1939. Durante casi 20 años, el joven rey gobernó Irak durante un período de extrema agitación, incluida la Segunda Guerra Mundial.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el rey fue a Gran Bretaña a vivir con su madre en Grove House, Berkshire, antes de regresar a Bagdad para continuar su educación en el Palacio Real. Cuando era un adolescente, estudió en Harrow School en Inglaterra con su primo segundo y amigo cercano, el futuro rey Hussein de Jordania, padre del actual rey jordano Abdallah II.

En una imagen dibujada por el rey cuando era niño, los incendios brotan de las ventanas de un edificio de dos pisos mientras pasan tres tanques con banderas británicas. Otros dibujos del rey representan temas más pacíficos, incluidos paisajes, pájaros, edificios, así como mapas de Europa y África del Norte.

La crianza inusual del rey Faisal II en Irak y Gran Bretaña le dio una perspectiva única de la vida”, dijo el director de la Biblioteca y Archivos Nacionales Iraquíes, Alaa Abu Al Hassan Al Alak. “Vivió su vida como rey y como niño al mismo tiempo y eso le permitió pensar de manera diferente”. Durante su corto reinado, Faisal II fue testigo de “la Segunda Guerra Mundial y la presencia de las tropas británicas en los aeropuertos y bases del país”, recordó.

El archivo de la familia real incluye fotografías, cartas, películas y mapas del Reino y el Palacio de Rihab que sobrevivieron a la invasión liderada por Estados Unidos en 2003 que derrocó a Saddam Hussein. Durante la invasión y los disturbios posteriores, el 40 por ciento de los activos de los archivos fueron destruidos o robados, dijo Al Alak.

El horrible final de Faisal II

Cuando el rey Faisal II cumplió 18 años en 1953, cuando terminó la regencia, el auge del comunismo, el descontento popular y el nacionalismo panárabe habían comenzado a amenazar a las monarquías de la región. El derrocamiento de la monarquía egipcia probritánica un año antes ya había socavado la pretensión de poder de Faisal II. El inexperto monarca se basó en gran medida en los consejos del príncipe heredero Abd Al Ilah y del primer ministro Al Said, ambos considerados como aliados cercanos de Gran Bretaña.

Antes del amanecer del 14 de julio de 1958, oficiales del ejército que se oponían a la monarquía, encabezados por el brigadier Abdul-Karim Qassim y el coronel Abdul-Salam Arif, marcharon sobre Bagdad y atacaron el Palacio Real. “Escuché una explosión alrededor de las 6-6.30 am y salté de la cama”, recordó la tía del rey Faisal II, la princesa Badiya bint Ali, la última princesa iraquí sobreviviente, que murió el año pasado en Londres a la edad de 100 años.

Eché un vistazo al Palacio de Rihab y vi que salía humo”, dijo la princesa en 2012. El rey Faisal II, dijo, se ofreció a enviar guardias para protegerla, pero ella se negó. Una vez dentro del Palacio, los oficiales ordenaron al rey, su tío y otros miembros de la familia que salieran al jardín, donde todos fueron ejecutados.

El rey Faisal II, que entonces tenía 23 años, había planeado casarse con su prometida, la princesa Fadila Ibrahim Sultan, al día siguiente. La princesa Badiya recordócómo un miembro de la casa real corrió a su residencia unas horas después, cubierto de sangre y gritó: ‘Los mataron, mataron al rey ya su familia’. “Empecé a llorar y gritar”, dijo. “Cuando la niñera inglesa de los niños me preguntó qué pasaba, dije: han matado a mi familia”.

Monarquias.com / The National

El ex príncipe heredero clama a la OMS por la “masacre indescriptible” del Covid en Irán

El ex príncipe heredero Reza Pahlevi, hijo del difunto último emprador iraní, escribió al director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidiendo una investigación del gobierno de la República Islámica por manejar mal “deliberadamente” la pandemia Covid-19, causando muertes y sufrimiento innecesarios.

La carta del príncipe, publicada el sábado y dirigida al director de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, dice que el alarmante aumento de infecciones y muertes en Irán “no es el resultado de la lucha de un gobierno para hacer frente a la enfermedad. Más bien, es la mala gestión deliberada, las mentiras y la criminalidad lo que está causando una masacre en la escala de un crimen de lesa humanidad”.

Reza Pahlavi, de 60 años, plantea este punto en su carta, además de decir que el gobierno de la República Islámica rechazó la asistencia internacional, como la ayuda humanitaria de Médicos Sin Fronteras.

Este domingo 15 de agosto, el coronavirus provocó 620 muertes en Irán, la cifra diaria más alta desde el inicio de la pandemia en el país. De esta forma, el total de defunciones llegó a 97.828, según la televisión estatal, mientras que en el último día se registraron 36.736 casos, con lo que el total de contagios asciende a 4.425.821. Aproximadamente 359 ciudades están en la escala de riesgo muy alto de la pandemia.

Las críticas públicas a los altos funcionarios de la República Islámica, incluido el líder supremo Ali Khamenei, se acrecentaron en los últimos días, ya que la pandemia alcanzó una ferocidad alarmante en Irán. Khamenei prohibió la compra de vacunas estadounidenses y británicas en un discurso en enero, basando su argumento en una teoría de la conspiración de que no se podía confiar en Estados Unidos y el Reino Unido con algo que se inyectaría en la población.

El príncipe Reza Pahlavi, de 60 años, plantea este punto en su carta, además de decir que el gobierno de la República Islámica rechazó la asistencia internacional, como la ayuda humanitaria de Médicos Sin Fronteras. Destaca, además, informes recientes, incluidos los medios controlados por el gobierno, de que algunos de los medicamentos de tratamiento de Covid importados con moneda fuerte subsidiada por el estado se venden en el mercado negro a personas desesperadas a precios “astronómicos”.

La conducta de la República Islámica durante esta pandemia indica más que mala gestión o incompetencia, de hecho indica una campaña asesina contra el pueblo iraní. Los hospitales del país están literalmente desbordados de cadáveres”, clama el príncipe heredero en su carta. Además, pide a la OMS que envíe las vacunas “directamente a la gente”, pero expresa dudas de que el gobierno lo permita alguna vez.

El príncipe Reza Pahlevi, nacido en Teherán y último heredero de la dinastía Pahlevi, es un destacado líder de la oposición, con un notable respaldo de los manifestantes antigubernamentales en Irán.

El hijo del shah Mohammed Reza Pahlevi y la emperatriz Farah Diba también pidió a la OMS “que investigue este crimen en curso contra el pueblo iraní, de una vez. Mi equipo está listo para ayudarlo a usted, a sus colegas, a la OMS y a las autoridades pertinentes para ponerlo en contacto con los expertos iraníes apropiados que puedan dar fe de esta masacre indescriptible”.

El Covid se esparce rápidamente en Irán, impulsado por la variante del Delta contagiosa que -desde que se impuso con prepotencia a fines de junio, desencadenando la quinta ola pandémica en la República Islámica- puso a Teherán en graves dificultades, que es incapaz de contener la situación. Desde este sábado (14 de agosto) todas las oficinas gubernamentales, bancos y empresas permanecerán cerradas durante seis días a partir del lunes para frenar la dramática propagación del Covid.

El príncipe Reza Pahlevi, nacido en Teherán y último heredero de la dinastía Pahlevi, es un destacado líder de la oposición, con un notable respaldo de los manifestantes antigubernamentales en Irán. Aunque insiste en que no persigue la restauración de la monarquía, muchas personas en Irán recuerdan con cariño el período prerrevolucionario cuando hubo libertades sociales y progreso económico, a pesar de las restricciones políticas que en parte provocaron la Revolución Islámica de 1979.

Monarquias.com

“Feliz y a salvo”: finaliza la búsqueda de la princesa Latifa después de que fuera fotografiada en Islandia

Los organizadores de la campaña ‘Free Princess Latifa’, que buscaban la libertad de la hija del emir de Dubai, anunciaron que han termindo su trabajo. La decisión la tomó su primo y activista Marcus Essabri, quien dijo que se reunió con la princesa Latifa en Islandia, donde fueron fotografiados juntos. Según Essbari, este “emotivo reencuentro” confirmó que la princesa goza de buena salud y estaba muy feliz.

Tuve un emotivo reencuentro con mi prima Latifa en Islandia. Me siento bendecido por poder pasar tiempo con ella. Fue reconfortante verla tan feliz, bien y concentrada en sus planes”, dijo Essabri.

Los miembros del grupo de campaña Free Latifa dijeron que “el paso más apropiado” sería disolver la organización, ya que su objetivo principal era “ver a Latifa libre y llevando la vida que ella elija”. El cofundador de la campaña, David Haye, dijo a la BBC que Latifa goza ahora de “la mejor posición en la que ha estado, en términos de libertad… durante dos décadas”.

En 2018, Latifa, uno de los 25 hijos del emir de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, intentó escapar de su país. Sin embargo, aparentemente fue rastreada y capturada por comandos indios, que la entregaron a los Emiratos Árabes Unidos. No se la ha visto en público desde entonces, a excepción de las fotos oficiales publicadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos.

A principios de este año, despertó la atención tanto de la comunidad internacional como de los medios de comunicación, después de que la cadena británica BBC transmitiera videos que supuestamente había grabado durante los últimos dos años en los que ella afirmaba ser “rehén” de su familia en una residencia custodiada por policías.

La princesa acusó a su padre de maltratarla a ella y a otros familiares. También alegó que había estado encarcelada durante tres años y golpeada después de su primer intento de fuga a la edad de 16 años. Más tarde, la familia real de Dubai emitió un comunicado, diciendo que la princesa estaba siendo atendida en casa por profesionales médicos y familiares. El comunicado también dijo que los videos grabados por Latifa «no reflejan su posición real».

En los últimos meses han aparecido varias fotografías de la princesa Latifa, donde posó en el aeropuerto de Madrid y en un centro comercial y restaurante de Dubai, pero la veracidad de las imágenes había podido ser comprobada por medios independientes.

Monarquias.com

La esposa e hija del emir de Dubai identificadas como «objetivos» del software espía «Pegasus»

La esposa más joven del Emir de Dubai, Haya Bint Al Hussein, y una de sus hijas, la princesa Latifa Al-Maktoum, han sido identificadas como objetivos del ataque del malware Pegasus en un informe publicado por Amnistía Internacional, The Washington Post y otros grupos de derechos y medios de comunicación.

Según los investigadores, las princesas Latifa y Haya, que en años recientes han lanzado fuertes acusaciones de abuso y violencia contra el emir, se encontraban entre las 50.000 “personas de interés” que pueden haber sido blanco del programa Pegasus de la empresa israelí de seguridad cibernética NSO Group.

El director de Amnistía Tecnológica, Rasha Abdul Rahim, dijo que “estas impactantes revelaciones parecen implicar a NSO Group en el catálogo de violaciones de derechos humanos infligidas a la princesa Latifa y la princesa Haya”.

“El software espía Pegasus de NSO Group potencialmente ayudó a despojar a la princesa Latifa de su libertad; puede haberle dado a sus captores las herramientas que necesitaban para piratear su teléfono y rastrearla”, aseguró Rahim.

La princesa Latifa bint Mohammed al-Maktoum fue capturada por comandos en un yate frente a las costas de la India después de que huyó de Dubai con su amiga Tiina Jauhiainen, una instructora de fitness islandesa, el 24 de febrero de 2018.

También puede haber sido utilizado para atacar a la princesa Haya y muchos de sus asociados. después de que ella habló en apoyo de la princesa Latifa”, argumentó. Y agregó que el presunto pirateo de los teléfonos de las princesas “demuestra una vez más que Pegasus es el software espía preferido por los abusadores de los derechos humanos”.

Rasha Abdul Rahim aseguró además que “las revelaciones condenatorias del Proyecto Pegasus subrayan la necesidad urgente de una regulación estricta para frenar una industria de la vigilancia”.

Lea además: El rey de Marruecos figura como objetivo del programa de espionaje “Pegasus”

Instalado en un teléfono celular, el programa Pegasus de la empresa NSO Group permite recuperar los mensajes de texto, fotografías, contactos e incluso escuchar las conversaciones de su propietario. Es “como si dejaras tu teléfono en manos de otra persona”, resumió Alan Woodward, profesor en ciberseguridad de la Universidad de Surrey (Reino Unido).

Esta transmisión de información pasa completamente desapercibida para el usuario y es muy difícil encontrar cualquier prueba de este espionaje en los teléfonos Android. Con más de mil empleados, NSO Group es una gran empresa que tiene contratados a piratas informáticos de élite y esto le permite encontrar constantemente fallos en los teléfonos para introducirse en ellos.

Haya bint al-Hussein, por su parte, huyó a Londres en 2019 después de un supuesto romance con un guardaespaldas. Ella se negó a regresar a los Emiratos Árabes Unidos y ganó un caso en el Tribunal Superior de Londres en 2020 luego de su disputa con su esposo por la custodia de sus hijos.

Según las investigaciones periodísticas, publicadas el domingo por 17 medios internacionales, 50.000 números de teléfono seleccionados por clientes de NSO desde 2016 fueron objeto de un posible espionaje. La lista de espiados incluye los números de 180 periodistas, 600 políticos y miembros de familias reales, 85 militantes defensores de los derechos humanos o 65 empresarios.

La princesa Latifa bint Mohammed al-Maktoum fue capturada por comandos en un yate frente a las costas de la India después de que huyó de Dubai con su amiga Tiina Jauhiainen, una instructora de fitness islandesa, el 24 de febrero de 2018. Haya bint al-Hussein, por su parte, huyó a Londres en 2019 después de un supuesto romance con un guardaespaldas. Ella se negó a regresar a los Emiratos Árabes Unidos y ganó un caso en el Tribunal Superior de Londres en 2020 luego de su disputa con su esposo por la custodia de sus hijos.

Monarquias.com

Abdallah II de Jordania, primer líder árabe que visita a Joe Biden en la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recibió este lunes 19 de julio al rey Abdallah II de Jordania, el primer líder árabe en visitar la Casa Blanca bajo la actual administración. El monarca viajó a Washington acompañado por su esposa, la reina Rania, y su hijo mayor, el príncipe heredero Hussein bin al Abdallah.

En abril, Biden apoyó al rey Abdallah II cuando el monarca se enfrentó a un supuesto intento de golpe de Estado por parte de su medio hermano, el ex príncipe heredero Hamzah. La inédita disputa dentro de la familia real hachemita fue rápidamente sofocada con el rebelde príncipe silenciado y sus supuestos co-conspiradores enjuiciados rápidamente.

Abdallah II se encuentra en Estados Unidos desde el 1 de julio. Según el Palacio Real, se reunió con el jefe del Comando Central de Estados Unidos, Kenneth McKenzie, y con el jefe del Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos, Richard Clarke. El rey también participó en un foro económico de Sun Valley en el estado estadounidense de Idaho.

La reunión entre Biden y Abdallah II fue catalogada por la Casa Blanca como “una oportunidad para discutir los muchos desafíos que enfrenta el Medio Oriente y mostrar el papel de liderazgo de Jordania en la promoción de la paz y la estabilidad en la región”. El gobierno de Biden dijo que considera a Jordania “un socio de seguridad clave y aliado de Estados Unidos” en Oriente Medio.

Monarquias.com

El FBI ayudó a capturar a la princesa Latifa cuando huía de Dubai en 2018

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) “brindó asistencia esencial” para la captura de la princesa Latifa, una de las numerosas hijas del emir de Dubai, que afirmó haber sido tomada como “rehén” y “prisionera” de su familia, reveló el periódico USA Today.

El FBI realmente creía que se trataba de un caso de secuestro y Estados Unidos estaba salvando el día”, dijo una de las fuentes del informe. Ni la Embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Washington ni la Casa Blanca y el FBI comentaron sobre la investigación del medio de comunicación estadounidense.

La princesa Latifa bint Mohammed, hija del emir y Dubai y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, rara vez ha sido vista públicamente desde que intentó huir de su país de origen en 2018, logrando llegar a la costa oeste de India a través de Omán.

Sin embargo, según los recientes informes, fue rastreada y capturada por las fuerzas indias, que la entregaron a los Emiratos Árabes Unidos. USA Today citó fuentes no identificadas que dijeron que fue el FBI quien ayudó a los comandos indios a encontrar a Latifa a bordo del yate Nostromo el 4 de marzo de 2018, a 50 millas de la costa de Goa, India.

La princesa Latifa, de 35 años, hija de Mohamed bin Rashid al Makhtoum, afirma estar privada de su libertad desde 2018.

Las fuentes afirmaron que la princesa fue vista después de que representantes del emir Mohammed se pusieron en contacto con agentes del FBI y les afirmaron que Latifa había sido secuestrada y había una demanda de rescate. Argumentaron que los agentes del FBI descubrieron inmediatamente dónde estaba el yate a través de su proveedor de Internet KVH Industries, una empresa de satélites con sede en Rhode Island (EEUU).

Los agentes supuestamente eludieron el procedimiento y no proporcionaron una citación obligatoria para los datos de Internet. En cambio, pidieron a KVN Industries que entregara la información como parte de una «situación dinámica de emergencia que involucra a un rehén que era hija del líder de un aliado cercano de Estados Unidos en el Medio Oriente».

Según las fuentes, el nombre del yate fue revelado después de que la oficina del emir pidiera a un agente del FBI que determinara “cuándo y dónde se verificaron por última vez las cuentas de correo electrónico utilizadas por Latifa”, información a la que suelen acceder los proveedores de Internet.

El error fatal de Latifa fue que revisó su correo electrónico. Ese fue el gran avance. Se verificó con otra información y bases de datos en el área, y los emiratíes pudieron averiguar con precisión en qué barco estaba y dónde estaba ubicado ese barco”, argumentaron las fuentes de USA Today.

¿Villa convertida en cárcel?

La princesa Latifa acusó a su padre, el Emir de Dubai, de encarcelarla durante tres años en 2002, cuando también intentó escapar, y nuevamente en 2018.

A mediados de febrero, la BBC transmitió imágenes grabadas en secreto de Latifa bint Mohammed, en las que afirmaba que estaba retenida en una villa contra su propia voluntad. Según las imágenes, que no han sido verificadas de forma independiente, la villa “se había convertido en una cárcel”.

Latifa también reveló que trató de escapar de Dubai en 2018 con la ayuda de su amiga islandesa Tiina Jauhiainen para buscar asilo político, pero fue detenida por comandos enviados por su padre, quien supuestamente la drogó y la devolvió al palacio de Dubai.

El emir Mohammed al-Maktoum, por su parte, declaró que actuó en el mejor interés de su hija y luego la familia emitió un comunicado a través de la Embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Londres, diciendo que la princesa está siendo “atendida en casa” y “apoyada” por sus familiares y profesionales médicos. El comunicado también dijo que los videos grabados por Latifa “no reflejan su situación real”.

Naciones Unidas, que ha permanecido preocupada por el destino de la princesa mientras pide a los Emiratos Árabes Unidos que proporcionen pruebas de que la princesa estaba viva, dijo a la BBC en ese momento que todavía está esperando una “prueba convincente de vida” en el caso de Latifa. En las últimas semanas surgieron fotografías de Latifa en diversas partes del mundo, pero tampoco fueron verificadas.

Monarquias.com

Francia investiga acusaciones de “esclavitud” contra príncipe saudita: sus empleadas “lloraban de hambre”

Fiscales franceses están investigando las acusaciones contra un príncipe de Arabia Saudita que presuntamente mantuvo a siete personas en estado de esclavitud en un apartamento que poseía en las afueras de París. La investigación por trata de personas se abrió después de que las mujeres, en su mayoría de Filipinas de entre 38 y 51 años, presentaran denuncias en octubre de 2019.

Las mujeres sometidas a esclavitud estaban “hambrientas” y eran “obligadas a comer las sobras y tenían que irse tan pronto como sus empleadores los piden”. “La primera vez que nos reunimos con ellos, lo impactante fue ver que tenían hambre. Lloraban de hambre”, dijo Anick Fougeroux, presidente del grupo de ayuda SOS Esclaves.

Las sirvientas del príncipe de la casa real saudita, que no fue identificado públicamente, habían sido reclutadas en Arabia Saudita y trabajaron para el príncipe y su familia durante varios años. Según la AFP, las mujeres recibían el equivalente a 300 euros al mes y afirmaban que las obligaban a trabajar las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Según los informes, el príncipe y su familia viajan regularmente a Francia durante los veranos y se sabe que llevan empleados con ellos en sus viajes. Algunos de los trabajadores debían dormir en el suelo y apenas tenían tiempo para comer mientras atendían a los cuatro hijos del príncipe, según el diario francés Le Parisien.

Las mujeres afirman que fueron sometidas a diversas formas de humillación y maltrato a lo largo de los años, incluidas “órdenes de atender las necesidades del empleador todo el día y la noche durante toda la semana, sin descansos”. Una fuente cercana a la investigación dijo a la AFP que las mujeres lograron escapar durante un reciente viaje a Francia después de haber sido sometidas por el príncipes en los años 2008, 2013 y 2015.

Monarquias.com

Acusado de sedición, el príncipe Hamzah de Jordania no podrá testificar ante el tribunal

Un tribunal militar jordano rechazó el pedido de la defensa para que el ex príncipe heredero Hamzah de Jordania y otras personas de su entorno testifiquen como testigos en el caso abierto contra un ex confidente real acusado de desestabilizar la monarquía.

“Los expertos legales han cuestionado la legalidad de un juicio cuando el hombre en el centro del caso, el príncipe Hamza, no está en el banquillo de los acusados”. Pero las autoridades han dicho que el proceso judicial es justo, informó Reuters.

El príncipe Hamza, hijo del fallecido rey Hussein y hermanastro del actual monarca Abdallah II, fue acusado de estar en contacto con descontentos miembros de tribus poderosas que dominan las fuerzas de seguridad y constituyen la base del apoyo a la monarquía hachemita.

El príncipe, de 41 años, evitó cualquier proceso legal en abril después de jurar lealtad al rey en una reunión de príncipes reales, desactivando una crisis que lo había llevado a su arresto domiciliario.

Los cargos, sin embargo, siguen abiertos contra el ex consejero real Bassem Awadallah, acusado de intentar socavar el sistema político de Jordania, cometer actos que amenazan la seguridad pública y sembrar la sedición.

El abogado defensor Mohammad Afif dijo que la decisión del tribunal militar de no tomar testimonio de una lista de posibles testigos de la defensa, que también incluye al primer ministro y otros príncipes, sugirió que el veredicto podría ser rápido.

El tribunal militar ha mantenido en secreto sus procedimientos desde que comenzó el juicio la semana pasada. El caso de la fiscalía se basa en mensajes de voz interceptados por las fuerzas de inteligencia que supuestamente muestran cómo el príncipe Hamzah estaba esperando el momento adecuado para actuar.

Los abogados de Bassem Awadallah dicen que no hay evidencia de ningún complot que dependiera de cómplices dentro del ejército y las fuerzas de seguridad. Las autoridades dicen que cortaron de raíz un golpe potencial contra la monarquía.

El caso sorprendió a Jordania, porque expuso las divisiones reinantes dentro de la familia real hachemita, que en las últimas décadas siempre se presentó como un faro de estabilidad en una región volátil.

Los investigadores dicen que la evidencia muestra que el príncipe Hamzah quería que Awadallah usara su estrecha relación con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, para buscar apoyo convertir al ex príncipe heredero en rey.

Según los cargos que pesan en su contra, Awadallah tiene vínculos estrechos con altos funcionarios estadounidenses y prometió presionar en nombre del príncipe Hamzah en las capitales occidentales y Arabia Saudita.

Monarquias.com

La emperatriz Farah de Irán, epicentro de unas controvertidas memorias de su curadora de arte

Donna Stein, ex curadora del Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, acaba de publicar un muy controvertido libro sobre el tiempo que pasó trabajando para la Secretaría Privada de la emperatriz Farah Pahlevi de Irán, entre 1975 y 1977, por el que ha recibido elogios y críticas a partes iguales.

Farah Pahlevi, la esposa del fallecido shah, fue elogiada como una de las mujeres más glamorosas de su época, recnocida como la “Jackie Kennedy del Medio Oriente” y amiga de personalidades como Salvador Dalí y Andy Warhol. Pero muchos están divididos sobre el legado de Farah, de 82 años, y la consideran una “María Antonieta moderna” que representó los peores excesos del régimen imperial antes de la revolución de 1979.

En su libro de memorias The Empress and I: How an Ancient Empire Collected, Rejected, and Rediscovered Modern Art, Stein, de 78 años, detalla su tiempo trabajando para el Secretariado Privado de Su Majestad Imperial entre 1975 y 1977, y en él afirma que sus colegas masculinos se robaron el crédito por su trabajo y que ella fue en gran parte responsable de algunas de las adquisiciones más importantes de la emperatriz y su gran proyecto, el Museo de Arte Contemporáneo de Teherán (TMoCA).

Durante su tiempo como emperatriz consorte, Farah se interesó activamente en promover la cultura y las artes en Irán. A través de su patrocinio, se crearon y fomentaron numerosas organizaciones para promover su ambición de llevar el arte iraní histórico y contemporáneo a la prominencia tanto en Irán como en el mundo occidental.

Bajo su dirección, el museo de arte moderno de Teherán adquirió casi 150 obras de artistas como Pablo Picasso, Monet y Andy Warhol. Fue durante este tiempo que Stein afirma que ella personalmente presionó al jefe de gabinete para adquirir el Centro Amarillo No. 2 de Mark Rothko (1954); Hombre reclinado con escultura de Francis Bacon (1961); y Roto Broil de Roy Lichtenstein (1961).

Según Tatler, con su nuevo libro Stein también enfureció a antiguos colegas por atribuirse el mérito de la histórica adquisición por parte del museo de Still Life with Japanese Woodcut (1889) de Paul Gauguin. En el prólogo, escribe: “Como era una extranjera que trabajaba en gran parte en secreto, mi papel de liderazgo en la formación de la Colección Nacional nunca ha sido plenamente reconocido”. Ella sostiene que sus superiores iraníes masculinos “se apoderaron audazmente del crédito por mis elecciones estéticas … así que finalmente escribí La Emperatriz y yo para corregir el registro”.

Stein relata que comenzó a sospechar que otros se estaban atribuyendo el mérito de su trabajo y, después de que el primo de la emperatriz, Kamran Diba, fuera nombrado director de TMoCA, sintió que su reputación se deterioraba rápidamente. Sin embargo, los críticos han puesto en duda sus afirmaciones, y algunos cuestionan por qué su nombre no se ha registrado en los documentos del museo. Finalmente, Stein fue expulsada del palacio bajo acusaciones de soborno que, según ella, eran falsas.

Quién es la emperatriz Farah Pahlevi

Farah Diba nació en octubre de 1938 en Teherán, en el seno de una familia de clase alta. A finales del siglo XIX, su abuelo había sido un consumado diplomático, que se desempeñó como embajador persa en la corte de los Romanov en San Petersburgo, Rusia. Su padre era un oficial de las Fuerzas Armadas Imperiales de Irán y se graduó de la prestigiosa Academia Militar Francesa en St. Cyr.

Cuando su padre murió cuando ella tenía solo 10 años, la familia quedó en graves problemas económicos y se vio obligada a mudarse de su villa en el norte de Teherán a un apartamento compartido con uno de sus tíos. Antes de su muerte, el padre de Farah inculcó en su hija el amor por la lengua y la cultura francesas y ella pronto puso estudiar en la Escuela de Italiano de Teherán antes de trasladarse a la Escuela Francesa Jeanne d’Arc y más tarde al Lycée Razi.

Al terminar sus estudios en el Lycée Razi, Farah Diba se interesó por la arquitectura en la École Spéciale d’Architecture de París Según AllThatIsInteresting, sus compañeros de clase la describieron como una “trabajadora que estudiaba hasta bien entrada la noche”. En esa época como estudiante en el extranjero, fue invitada a reunirse con el sha Mohammed Rezah Pahlevi en la embajada de Irán en París en 1959.

Farah solo tenía 21 años cuando comenzó su noviazgo con el monarca, de 40 años. El shah diría más tarde: “Supe tan pronto como nos conocimos … que ella era la mujer que había estado esperando tanto tiempo, así como la reina que mi país necesitaba”. Como joven reina de Irán, la boda de Farah en diciembre de 1959 fue objeto de mucha curiosidad y recibió la atención de la prensa mundial.

El estilo, el encanto y el apoyo a las artes de Farah la llevaron a ser apodada la “Jackie Kennedy del Medio Oriente”, al tiempo que Rezah Pahlevi presionaba al país para que adoptara una modernización secular de orientación occidental, permitiendo cierto grado de libertad cultural. El “rey de reyes” creía que el velo reprimía a las mujeres y prohibió el hiyab, concediendo a la mujer el derecho al voto mientras un número cada vez mayor se unía a la fuerza laboral.

Bajo el reinado de Rezah Pahlevi (1941-1978), los iraníes disfrutaron del lujo de nuevos colegios, universidades y bibliotecas, las escuelas secundarias son gratuitas para todos y se amplió el apoyo económico a los estudiantes universitarios. Sin embargo, la determinación del Sha de mostrar un frente cada vez más liberal y moderno al mundo y la prohibición de las prendas religiosas frustró a los tradicionalistas en Irán.

Bajo su reinado hubo una censura generalizada de la prensa, se reprimió la disidencia política, y la represión de los comunistas e islamistas llevó a muchos a ser encarcelados y torturados. La gente vivía con miedo a la policía secreta imperial, la SAVAK, que reprimía a la gente para que no se pronunciara contra la monarquía.

La revolución iraní de 1979 derrocó al sha, quien murió 18 meses después a causa del cáncer en Egipto. Farah permaneció en el país durante dos años antes de volar de regreso a los Estados Unidos, donde se instaló en Maryland. Ahora divide su tiempo entre Maryland y París. Sus dos hijos menores, el príncipe Alí y la princesa Leila, se suicidaron debido a que nunca pudieron soportar la depresión causada por el exilio.

Monarquias.com

La princesa “rehén” de Dubai dice ser libre de viajar: “Ahora espero vivir mi vida en paz”

La princesa Latifa Al Maktoum, hija del emir de Dubai, aseguró esta semana ser libre de “viajar donde quiera” tiempo después de afirmar que era “rehén” de la familia real, según un comunicado enviado por sus abogados a la prensa.

Ahora espero vivir mi vida en paz, sin ser seguida por los medios de comunicación”, dijo la princesa Latifa, quien agradeció a todo el mundo por sus buenos deseos.

En las últimas semanas, varias imágenes de la princesa Latifa, de 35 años, fueron publicadas en una cuenta de Instagram. La última de ellas apareció el lunes 21 de junio y en ella aparecería la princesa Latifa, cubierta con un barbijo, en el aeropuerto madrileño de Barajas, lo que reabrió las especulaciones sobre su situación.

No se pudo comprobar la autenticidad ni la fecha en la que fue tomada la foto, en la que aparecen dos mujeres con mascarilla cerca de una pista de aterrizaje.

Ningún medio de comunicación pudo comprobar la veracidad de las imágenes publicadas en la cuenta de Instagram «shinnybryn».

Recientemente he visitado tres países europeos por vacaciones con una amiga. Le pedí que colgara varias fotos en Internet para probar a mis partidarios que puedo viajar donde quiera”, declaró la princesa, según el gabinete de abogados Taylor Wessing. La campaña “Free Latifa”, con sede en Londres, mostró su satisfacción al “ver que Latifa parecía tener un pasaporte, viajar y disfrutar de una gran libertad”.

La hija del jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, monarca de Dubai y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, había intentado sin éxito escapar en barco de esta ciudad-estado en 2018 y desde entonces no se la había visto en público.

Después de que los medios británicos divulgaran unos videos en los que la princesa aseguraba ser una “rehén” y que temía por su vida, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos reclamó en febrero al país del Golfo Pérsico pruebas de vida de la princesa, una demanda que retiró a finales de mayo.

Monarquias.com

Una nueva foto publicada en Instagram mostraría a la princesa Latifa de Dubai en el extranjero

Una foto en la que supuestamente aparecería la princesa Latifa de Dubai en el aeropuerto internacional de Barajas, en Madrid, fue publicada este lunes en una cuenta de Instagram, meses después de que la ONU pidiera una prueba de que la hija del emir seguía con vida.

La princesa Latifa, de 35 años, hija de Mohammed bin Rashid al-Maktoum, emir de Dubai y primer ministro de Emiratos, intentó escaparse en barco de esa ciudad-Estado del Golfo en 2018, en vano. Después de que medios británicos divulgaran unos videos en los que la princesa afirmaba estar como «rehén» y que temía por su vida, la ONU reclamó a Emiratos Árabes Unidos, en febrero, pruebas de vida de la princesa.

No se pudo comprobar la autenticidad ni la fecha en la que fue tomada la foto -en la que aparecen dos mujeres con mascarilla cerca de una pista de aterrizaje- publicada este lunes en una cuenta denominada «shinnybryn» en la red social Instagram.

«Hermosas vacaciones en Europa con Latifa. ¡Disfrutamos explorando!», comentó la persona que publicó la imagen, que se llamaría Sioned Taylor, según la prensa británica, agregando que estaban en el aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Monarquías.com

Revelan que Hamza de Jordania buscó ayuda de Arabia Saudita para derrocar al rey Abdallah II

El ex príncipe heredero de Jordania, Hamzah bin Hussein, intentó derrocar a su hermanastro el rey Abdallah II con la ayuda de Arabia Saudita, según el acta de acusación contra sus dos presuntos cómplices conocida este 13 de junio.

El príncipe Hamza estaba determinado a lograr su ambición personal de reinar, en violación de la Constitución y las costumbres hachemitas”, asegura el acta de acusación.

“Para tener éxito, buscó explotar las preocupaciones y los problemas de la población y provocar la sedición y la frustración en la sociedad, (…) especialmente por medio de tuits redactados por Basem Awadalá”, agrega el texto.

La corte real anunció el rey tomó la iniciativa de intentar una mediación con su hermanastro a través de su tío “el príncipe Hassan”, un planteamiento al que se habría adherido Hamza.

Tras la crisis sin precedente que sacudió a la monarquía en abril pasado, Hamza prometió «fidelidad» a Abdallah II.

En un proceso que se iniciará la semana próxima frente a la Corte de seguridad del Estado, el príncipe Hamzah, hijo del fallecido rey Hussein (1953-1999) y de su cuarta esposa, la reina Noor, no estará en el banco de los acusados.

Solo serán juzgados Basem Awadalá, ex jefe de la oficina real, que tiene la nacionalidad saudita y es odiado por una gran parte de la población, y Cherif Hasan ben Zaid, que fue un tiempo emisario especial del rey en Arabia Saudita. Todos ellos podrían ser condenados a por lo menos 20 años de cárcel.

Monarquias.com