El jubileo de platino cerró con una reina Isabel II frágil pero con fervor monárquico renovado

Un gran desfile festivo cerró este 5 de junio las celebraciones por el jubileo de platino de la reina Isabel II, quien pudo hacer una última aparición pública en el balcón del palacio pese a sus problemas de salud.

La monarca, de 96 años, saludó a la multitud al finalizar el imponente desfile final del jubileo, que marcó el cierre de cuatro días de celebraciones por sus 70 años de reinado, todo un récord para la monarquía británica.

El desfile había comenzado con la Banda Montada de la Caballería Doméstica conduciendo el Gold State Coach tirado por ocho caballos a través de la avenida The Mall rumbo al palacio de Buckingham abriendo un espectáculo de música, baile y representaciones teatrales.

El príncipe Carlos y Camila, la duquesa de Cornualles, el duque y la duquesa de Cambridge, sus hijos, la princesa Ana y otros miembros de la familia real presenciaron el momento desde el palco junto a Boris Johnson, el líder opositor Keir Starmer y el alcalde de Londres Sadiq Khan.

Dividido en cuatro partes, el desfile, en que participaron unas 10.000 personas, fue concebido como una representación musical y teatral de la transformación de la sociedad británica desde la llegada de la reina al trono con solo 25 años en 1952.

Siguieron representaciones de la cultura popular de los últimos 70 años, actuaciones de teatro de calle y bailarines que, desde la tradición india de las películas musicales de Bollywood hasta los carnavales del Caribe británico, mostraron la diversidad del país y sus excolonias.

La víspera, durante un gigantesco concierto de rock organizado frente al palacio, la reina hizo una aparición en vídeo cargada de humor junto al célebre osito de animación Paddington, que recordaba el vídeo grabado junto a James Bond -el actor Daniel Craig- para los juegos olímpico de Londres 2012.

Isabel II participó en persona el primero de los cuatro días de grandes festejos nacionales al presenciar desde el palacio de Buckingham una gran marcha militar en su honor y encender, en Windsor, la primera de las antorchas del jubileo.

Sin embargo, la reina estuvo ausente en el servicio de Acción de Gracias celebrado el viernes en la Catedral de San Pablo, tras sentir «un cierto malestar». También se ausentó el sábado de su programada visita al Derby de Epsom.

La salud de la monarca preocupa desde que en octubre los médicos le ordenaron guardar reposo y tuvo que pasar una noche hospitalizada para someterse a pruebas médicas.

Desde entonces, fue remplazada en actos cada vez más relevantes por su heredero, el príncipe Carlos de 73 años, en un progresivo traspaso de funciones monárquicas por una soberana determinada a no abdicar.

En un sombrío contexto social, con una inflación disparada que impone estrecheces a muchos británicos, la división causada por el Brexit y los 180.000 muertos causados por la pandemia, los festejos del jubileo fueron una válvula de escape para la población y una oportunidad para la familia real de volver a encantar al público tras un largo tiempo de turbulencia.

«Nadie realiza pompa, ceremonial y desfiles aéreos como nosotros», escribió The Sunday Times, mientras The Observer calificaba el jubileo como «parte de una larga despedida» de Isabel II, que comenzó el año pasado con el funeral de su marido, el príncipe Felipe.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.

Cuatro generaciones, pasado y presente de la Casa de Windsor, en el cierre del jubileo de Isabel II

Cuatro generaciones de la Casa de Windsor, pasado y presente de la monarquía británica, salieron al balcón del Palacio de Buckingham para saludar a una multitud reunida en el último día del jubileo de platino de la reina Isabel II.

La monarca, de 96 años, apareció al cierre del gran desfile del jubileo junto a su hijo mayor y heredero, el príncipe Carlos, de 73 años. A su izquierda su nieto el príncipe Guillermo, de 39 años, y su bisnieto de 8 años, el príncipe Jorge.

La reina también estuvo acompañada por su nuera Camilla, duquesa de Cornualles, a quien dio su bendición como “reina consorte” cuando el príncipe Carlos ascienda al trono. La duquesa de Cambridge, Kate, y su hija la princesa Carlota, completaron la escena.

El desfile había comenzado con la Banda Montada de la Caballería Doméstica conduciendo el Gold State Coach tirado por ocho caballos a través de la avenida The Mall rumbo al palacio de Buckingham abriendo un espectáculo de música, baile y representaciones teatrales.

El príncipe Carlos y Camila, la duquesa de Cornualles, el duque y la duquesa de Cambridge, sus hijos, la princesa Ana y otros miembros de la familia real presenciaron el momento desde el palco junto a Boris Johnson, el líder opositor Keir Starmer y el alcalde de Londres Sadiq Khan.

Dividido en cuatro partes, el desfile, en que participaron unas 10.000 personas, fue concebido como una representación musical y teatral de la transformación de la sociedad británica desde la llegada de la reina al trono con solo 25 años en 1952.

Siguieron representaciones de la cultura popular de los últimos 70 años, actuaciones de teatro de calle y bailarines que, desde la tradición india de las películas musicales de Bollywood hasta los carnavales del Caribe británico, mostraron la diversidad del país y sus excolonias.

La víspera, durante un gigantesco concierto de rock organizado frente al palacio, la reina hizo una aparición en vídeo cargada de humor junto al célebre osito de animación Paddington, que recordaba el vídeo grabado junto a James Bond -el actor Daniel Craig- para los juegos olímpico de Londres 2012.

Isabel II participó en persona el primero de los cuatro días de grandes festejos nacionales al presenciar desde el palacio de Buckingham una gran marcha militar en su honor y encender, en Windsor, la primera de las antorchas del jubileo.

Sin embargo, la reina estuvo ausente en el servicio de Acción de Gracias celebrado el viernes en la Catedral de San Pablo, tras sentir «un cierto malestar». También se ausentó el sábado de su programada visita al Derby de Epsom.

La salud de la monarca preocupa desde que en octubre los médicos le ordenaron guardar reposo y tuvo que pasar una noche hospitalizada para someterse a pruebas médicas.

Desde entonces, fue remplazada en actos cada vez más relevantes por su heredero, el príncipe Carlos de 73 años, en un progresivo traspaso de funciones monárquicas por una soberana determinada a no abdicar.

En un sombrío contexto social, con una inflación disparada que impone estrecheces a muchos británicos, la división causada por el Brexit y los 180.000 muertos causados por la pandemia, los festejos del jubileo fueron una válvula de escape para la población y una oportunidad para la familia real de volver a encantar al público tras un largo tiempo de turbulencia.

«Nadie realiza pompa, ceremonial y desfiles aéreos como nosotros», escribió The Sunday Times, mientras The Observer calificaba el jubileo como «parte de una larga despedida» de Isabel II, que comenzó el año pasado con el funeral de su marido, el príncipe Felipe.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.

Galería de fotos: el jubileo de platino de Isabel II en 100 imágenes para la historia

Con más de 200.000 actos organizados, millones de participantes y mil millones de telespectadores, los británicos celebraron a lo grande los 70 años de Isabel II en el trono.

2 de junio: desfile militar para saludar a la reina

Para dar comienzo a los festejos, unos 1.500 militares, 400 músicos y 250 caballos desfilaron por el centro de Londres, entre el Palacio de Buckingham y la plaza de la Horse Guards Parade, para el tradicional «Trooping the Colour» o «Desfile del Estandarte» que marca anualmente el cumpleaños oficial de la soberana. El desfile fue cancelado en 2020 y 2021 debido a la pandemia.

Unos 70 aviones de las fuerzas aéreas, entre ellos la patrulla acrobática Red Arrows, sobrevolaron el jueves el Palacio de Buckingham durante seis minutos para cerrar el desfile militar, al tiempo que los principales miembros de la familia real aparecieron en el balcón.

Al mediodía se dispararon salvas de cañón en Londres y en todo el Reino Unido, así como desde los buques de la marina real en alta mar, en honor a la reina. Como la celebración oficial del cumpleaños de Isabel II -nacida no obstante el 21 de abril- coincide con la de su coronación el 2 de junio de 1953, se disparó una doble salva de 124 cañonazos desde la Torre de Londres. También tronaron 82 desde Hyde Park, cerca del Palacio de Buckingham.

Por la noche se encendieron más de 2.800 pebeteros en el Palacio de Buckingham y en todo el Reino Unido, así como en las islas del Canal de la Mancha, la isla de Man y los territorios británicos de ultramar. También hubo iluminaciones en las 54 capitales de la Commonwealth, desde Tonga y Samoa en el Pacífico Sur hasta Belice en el Caribe. Los puentes sobre el río Támesis en Londres se iluminaron, al igual que la emblemática Torre BT de la capital y varias catedrales de Inglaterra.

3 de junio: un servicio de Acción de Gracias por los 70 años de reinado

La familia real británica se reunió para una misa de gracias por los 70 años de reinado de Isabel II, sin la monarca, cansada por el primer día de festejos. La reina de 96 años, con crecientes problemas de movilidad, experimentó «un cierto malestar» tras aparecer dos veces de pie la víspera en el balcón del Palacio de Buckingham.

En el interior de la majestuosa catedral anglicana, asistieron al servicio unas 2.000 personas, entre ellos 400 trabajadores sanitarios invitados por sus servicios durante la pandemia, la mayoría de familiares de la soberana, el primer ministro Boris Johnson y numerosos líderes políticos y sociales. También representantes de otras religiones.

45 miembros de la familia real británica asistieron al servicio religioso, encabezados por el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles. El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle, centraron todas las miradas en su primer reencuentro público con la Casa de Windsor en más de dos años, pero el protocolo los relegó a un discreto segundo plano.

MONARQUIAS.COM

Isabel II quedó “profundamente conmovida” por los festejos por sus 70 años de reinado

La reina Isabel II se dijo “profundamente conmovida” por los homenajes que recibió en todo el Reino Unido con motivo de sus 70 años de reinado, que fueron celebrados a lo grande durante cuatro días en el denominado Jubileo de Platino.

Me siento honrada y profundamente conmovida de que tantas personas hayan salido a las calles para celebrar mi jubileo de platino”, dijo la monarca, de 96 años, en un comunicado publicado por el palacio de Buckingham tras el cierre de las celebraciones este domingo.

La reina dijo que seguía “comprometida a servirles lo mejor que pueda, con el apoyo de mi familia”, y dijo a los británicos: “Si bien es posible que no haya asistido a todos los eventos personalmente, mi corazón estuvo con todos ustedes”.

Isabel II, que estuvo ausente en los últimos días debido a un «malestar», hizo una aparición sorpresa en el balcón del Palacio de Buckingham, acompañada por su heredero, el príncipe Carlos, de 73 años, y su nieto Guillermo, de 39, bajo una fanfarria de trompetas.

La reina también estuvo acompañada por su nuera Camilla, duquesa de Cornualles, a quien dio su bendición como “reina consorte” cuando el príncipe Carlos ascienda al trono. La duquesa de Cambridge, Kate, y su hija la princesa Carlota, completaron la escena.

Los cuatro días de celebraciones terminaron con la inmensa multitud entonando el himno nacional, «God Save the Queen» (Dios guarde a la reina), frente al palacio antes de que la reina lanzara un último saludo desde el histórico balcón real.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.

Gran desfile de artistas, marionetas y músicos cerró las fiestas del jubileo de la reina Isabel II

La histórica carroza de oro de la reina, marionetas gigantes, músicos y bailarines desfilaron en Londres este 5 de junio recreando la riqueza y transformación de la cultura británica en el cierre de los festejos por el «jubileo de platino» de la reina Isabel II.

Las celebraciones por los 70 años que la monarca, de 96 años, comenzaron el 2 de junio con una gran marcha militar hasta el Palacio de Buckingham y allí culminaron al cabo de cuatro días feriados y repletos de festejos.

La víspera, durante un gigantesco concierto de rock organizado frente al palacio, hizo una aparición en vídeo humorístico junto al célebre osito de animación Paddington, que recordaba el vídeo grabado junto a James Bond -el actor Daniel Craig- para los juegos olímpico de Londres 2012.

El desfile fue abierto por representantes de los ejércitos de Tierra, Mar y Aire británicos acompañados por personal militar de otros países de la Commonwealth.

Dividido en cuatro partes, el desfile, en que participaron unas 10.000 personas, fue concebido como una representación musical y teatral de la transformación de la sociedad británica desde la llegada de la reina al trono con solo 25 años en 1952.

Siguieron representaciones de la cultura popular de los últimos 70 años, actuaciones de teatro de calle y bailarines que, desde la tradición india de las películas musicales de Bollywood hasta los carnavales del Caribe británico, mostraron la diversidad del país y sus excolonias.

La caballería real condujo el Gold State Coach, el carruaje de oro de la monarquía, tirada por ocho caballos y utilizada desde el siglo XVIII para llevar al monarca británico en sus actos de coronación y jubileo, hasta el Palacio de Buckingham.

El homenaje terminó frente a Buckingham donde se entonó el himno nacional, «God Save the Queen» (Dios guarde a la reina) y la superestrella del pop Ed Sheeran cantó su canción «Perfect» en honor a la monarca más longeva que haya tenido el país.

La reina asistió a dos eventos el primero de los cuatro días de grandes festejos nacionales, pero estuvo ausente viernes y sábado tras sentir «un cierto malestar». Su salud preocupa desde que en octubre los médicos le ordenaron guardar reposo y tuvo que pasar una noche hospitalizada para someterse a pruebas médicas. 

En un sombrío contexto social, con una inflación disparada que impone estrecheces a muchos británicos, la división causada por el Brexit y los 180.000 muertos causados por la pandemia, los festejos del jubileo fueron una válvula de escape para la población y una oportunidad para la familia real de volver a seducirla.

«Nadie realiza pompa, ceremonial y desfiles aéreos como nosotros», escribió The Sunday Times, mientras The Observer calificaba el jubileo como «parte de una larga despedida» de Isabel II, que comenzó el año pasado con el funeral de su marido, el príncipe Felipe.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.

Video: un holograma de Isabel II a los 27 años emocionó a la multitud en el desfile del jubileo

Un holograma de la reina Isabel II, proyectado en el interior del Carruje de Oro, emocionó a la multitud reunida en Londres para presenciar el desfile final del jubileo de platino de la monarca.

La película proyectada en holograma desde las ventanas del carruaje de 260 años de antigüedad fue grabada el 2 de junio de 1953, el día de la coronación, cuando la reina Isabel II tenía 27 años.

La Banda Montada de la Caballería Doméstica condujo el Gold State Coach tirado por ocho caballos durante el gran desfile a través de la avenida The Mall rumbo al palacio de Buckingham en un desfile de música, baile y representaciones teatrales.

El príncipe Carlos y Camila, la duquesa de Cornualles, el duque y la duquesa de Cambridge, sus hijos, la princesa Ana y otros miembros de la familia real presenciaron el momento desde el palco junto a Boris Johnson, el líder opositor Keir Starmer y el alcalde de Londres Sadiq Khan.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.

Fotos: el Carruaje de Oro de la reina brilló en el cierre del jubileo de platino de Isabel II

El Gold State Coach, el Carruaje Estatal de Oro, ícono de la monarquía británica, salió a las calles de Londres para participar del gran desfile final del jubileo de platino de la reina Isabel II, que cerró cuatro días de grandes celebraciones.

La Banda Montada de la Caballería Doméstica condujo el Gold State Coach tirado por ocho caballos durante el gran desfile a través de la avenida The Mall rumbo al palacio de Buckingham en un desfile de música, baile y representaciones teatrales.

Una película grabada en la coronación de Isabel II en 1953 se exhibió con tecnología avanzada en las ventanas remodeladas del opulento carruaje del siglo XVIII. Las campanas de la Abadía de Westminster sonaron tal como lo hicieron hace 69 años.

Dividido en cuatro partes, el desfile, en que participaron unas 10.000 personas, fue concebido como una representación musical y teatral de la transformación de la sociedad británica desde la llegada de la reina al trono con solo 25 años en 1952.

El carruaje de la era georgiana, que pesa cuatro toneladas y mide más de 7 metros de largo, no se ha utilizado desde que la reina Isabel II lo utilizó para conmemorar su Jubileo de Oro en 2002. Antes, el carruaje había salido de las cocheras reales para el Jubileo de Platino, en 1977.

El Golden State Coach fue encargado por el rey Jorge III en 1760, para utilizarlo en las ceremonias de su coronación, y aunque costó 7.562 libras esterlinas, el equivalente a 1,6 millones de libras esterlinas en la actualidad, se construyó pensando en el estilo, no en la comodidad.

De esta forma, la reina una vez describió como “horrible” el viaje a bordo del carruaje rumbo a la ceremonia de coronación en la Abadía de Westminster y de regreso al palacio «Solo es de cuero», dijo, y «no es muy cómodo», confesó en un documental de TV.

El desfile termina con el famoso cantante Ed Sheeran interpretando el himno nacional, «Dios salve a la Reina», frente al palacio.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.

Video: los bisnietos de Isabel II prepararon pasteles para las celebraciones del jubileo de platino

Los hijos de los duques de Cambridge, el príncipe Jorge, la princesa Carlota y el príncipe Luis, para hornearon pasteles para unirse a una fiesta callejera que tuvo lugar en Cardiff, Gales, este 5 de junio, día final de los festejos por el jubileo de platino de la reina Isabel II.

Las imágenes publicadas por Guillermo y Kate muestran a sus hijos preparando el postre en su cocina antes de la visita de la familia a la capital de Gales.

¡Horneando pasteles para que la comunidad local en Cardiff los disfrute en una fiesta callejera del jubileo de platino que tendrá lugar hoy! ¡Esperamos que les gusten!”, escribieron los duques.

En las imágenes se puede ver a los tres bisnietos de la reina Isabel mezclando los ingredientes antes de glasear los pasteles con la duquesa de Cambridge.

Hasta 10 millones de británicos desafiaron este 5 de junio las alertas de fuertes lluvias para participar en miles de picnics y comidas callejeras en todo el Reino Unido para brindar por la reina Isabel II en su jubileo de platino.

Más de 70.000 personas se inscribieron para organizados almuerzos en pueblos, ciudades y aldeas del Reino Unido, con familias, vecinos y comunidades enteras dispuestas a reunirse para compartir la bebida y la comida en un ambiente festivo.

Millones de británicos almorzaron en calles y parques para brindar por la reina Isabel en su jubileo

Hasta 10 millones de británicos desafiaron este 5 de junio las alertas de fuertes lluvias para participar en miles de picnics y comidas callejeras en todo el Reino Unido para brindar por la reina Isabel II en su jubileo de platino.

Más de 70.000 personas se inscribieron para organizados almuerzos en pueblos, ciudades y aldeas del Reino Unido, con familias, vecinos y comunidades enteras dispuestas a reunirse para compartir la bebida y la comida en un ambiente festivo.

La duquesa de Cambridge, Kate Middleton, y sus tres hijos, los príncipes Jorge, Carlota y Luis, se unieron a las celebraciones nacionales al preparar juntos una torta que compartieron con locales durante su visita a Cardiff, en Gales. (vea el video)

Miles de participantes del denominado “Big Jubilee Lunch” prepararon el postre elegido por concurso, entre las propuestas de más de 5.000 cocineros aficionados, para conmemorar los 70 años de reinado de Isabel II.

Se trata de un «trifle» que superpone capas de bizcocho de limón, mermelada de cítricos, crema pastelera, galletas, naranja confitada y trozos de chocolate blanco, creado por Jemma Melvin, redactora publicitaria de 31 años originaria del noroeste de Inglaterra.

En Windsor, localidad a unos 40 km al oeste de Inglaterra en cuyo castillo reside la reina, los organizadores desistieron en su intento de batir el récord mundial del mayor picnic.

De todos modos cerca de 3.000 personas compartieron comida y bebida en 488 mesas de madera ubicadas en el gran parque cercano al castillo real.

Prohibido estrictamente copiar completa o parcialmente los contenidos de MONARQUIAS.COM sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original. Puede encontrarnos en Facebook o Instagram.

La historia del “Gold State Coach”, el carruaje dorado ícono de la realeza británica

El Gold State Coach, el Carruaje Estatal Dorado que es todo un emblema de la monarquía británica, volverá a las calles de Londres en junio y encabezará la procesión del Jubileo de Platino, es decir, la celebración de los 70 años de la reina Isabel II.

El carruaje, en el que Isabel II viajó a su coronación el 2 de junio de 1953, evocará la imagen de una joven reina saludando desde sus ventanas utilizando imágenes de archivo.

Una película grabada entonces, mientras la monarca viajaba en la carroza el día de su coronación, se exhibirá con tecnología avanzada en las ventanas remodeladas del opulento carruaje del siglo XVIII el último día de las festividades en junio.

Tirado por ocho caballos Windsor Grey, el gran carruaje, escoltado por la Banda Montada de la Caballería Doméstica, comenzará el espectacular final del domingo 5 de junio en una procesión de 3 km. Las campanas de la Abadía de Westminster sonarán tal como lo hicieron hace 69 años.

Adrian Evans, maestro del desfile, dijo: «Donde quiera que mires, en las esculturas doradas y los paneles pintados, en los uniformes de los postillones, mozos, lacayos, asistentes y guardias montados, hay una rica tradición e historia. Será un espectáculo único».

Se espera que hasta mil millones en todo el mundo vean el desfile por TV e Internet.

La historia del Gold State Coach, un tesoro de la monarquía británica

Será la primera vez que el Gold State Coach de 260 años de antigüedad, intrincadamente decorado, haga una aparición en las calles de Londres en 20 años, desde el Jubileo de Oro de Isabel II.

Este esplendoroso medio de transporte fue encargado a finales de 1760 por el rey Jorge III para su coronación y boda con la princesa Carlota de Mecklenburg-Strelitz en 1761. Sin embargo, la complejidad del proyecto hizo que el rey lo utilizara por primera vez para la inauguración estatal de Parlamento el 25 de noviembre de 1762. Desde entonces, se ha utilizado en todas las coronaciones desde la de Jorge IV en 1821.

El carruaje fue hecho de madera dorada, una fina capa de pan de oro sobre madera. Tiene siete metros de largo, pesa cuatro toneladas y mide 3,6 metros de alto, y debido a su peso y suspensión solo se usa a paso de hombre.

El elaborado carruaje presenta, encima de cada rueda, una enorme figura de tritón en madera de nogal dorada para representar la difusión de las noticias del buen gobierno, y el cuerpo principal es de madera dorada, tallada para representar palmeras que enmarcan las puertas y ventanas.

Las pinturas incluyen dioses y diosas romanas que representan la habilidad humana y la característica del esfuerzo. Estos incluyen las Artes, las Ciencias, la Virtud, la Seguridad y la diosa de la cosecha, Ceres, que prende fuego a las armas en señal de paz y prosperidad que superan la guerra.

El panel frontal incluye una figura de Britannia sentada a orillas del río Támesis, con la cúpula de la Catedral de San Pablo apenas visible en la ciudad. En el techo hay una talla de madera dorada de la corona imperial británica sostenida por tres putti que representan a Inglaterra, Escocia e Irlanda.

El carruaje, el tercer carruaje sobreviviente más antiguo del Reino Unido, solo lleva al soberano, pero Isabel II, ahora de 96 años, esta vez no viajará en él durante las celebraciones del Jubileo. Durante su reinado, solo lo utilizó en su Jubileo de Plata (1977) y su Jubileo de Oro (2002) para viajar a la Catedral de San Pablo, donde se celebraron servicios de Acción de Gracias.

El día de su coronación, la reina usó el carruaje para viajar desde el Palacio de Buckingham hasta la Abadía de Westminster y para regresar, acompañada por el príncipe Felipe, con el uniforme de almirante de la flota.

El personal de las caballerizas reales colocó una botella de agua caliente debajo del asiento, ya que fue un día inusualmente frío y húmedo. Además, se amplió la ruta de regreso desde la Abadía, lo que permitió que la mayor cantidad de personas posible vieran a la reina.

En el viaje de ida, Isabel II lució la Diadema de Diamantes de Jorge IV (1821), pero regresó al palacio con la Corona del Estado Imperial. Además, llevaba el orbe y el centro, que fueron colocados dentro de la carroza en soportes especiales.

En 2018, hablando en un documental de la BBC dedicado a su coronación, Isabel II recordó que fue muy incómodo para ella viajar en él el día de la coronación: «No está diseñado para viajar en absoluto», dijo con franqueza.

Reflexionando sobre su viaje de 45 minutos desde el palacio de Buckingham hasta la abadía, la reina describió el viaje como «horrible». Reveló que «solo tiene resortes de cuero» y agregó que «no era muy cómodo». La reina también dijo que el carruaje que es tirado por caballos «solo puede ir a paso de hombre» ya que es «muy pesado».

MONARQUIAS.COM

Emotivo tributo del príncipe Carlos a “Su Majestad, mami”: “Te comprometiste a servir toda tu vida, y continúas cumpliendo”

El príncipe Carlos de Inglaterra rindió un emocionante tributo a la reina Isabel II como la «madre» del Reino Unido y agradeció a la monarca de 96 años en nombre de «el mundo entero» por su increíble dedicación al deber.

Ante los vítores entusiastas de la multitud de 10.000 personas reunidas frente al Palacio de Buckingham, Carlos se dirigió a “Su Majestad… mami”, y lideró una ovación que esperaba que la reina oyera desde el Castillo de Windsor, a 40 kms de Londres.

Las sentidas palabras del príncipe de Gales coincidieron con proyecciones en el Palacio de Buckingham de la monarca tomadas a lo largo de sus siete décadas en el trono, especialmente seleccionadas por el mismo Carlos, su hijo mayor, de 73 años.

“La magnitud de la celebración de esta noche, y la efusión de calidez y afecto durante todo este Jubileo fin de semana, es nuestra forma de decir gracias, de su familia, el país, la Commonwealth, de hecho, el mundo entero”, dijo Carlos.

“En nombre de todos nosotros, quería rendir mi propio tributo a su vida de servicio desinteresado. “Tu familia ahora abarca cuatro generaciones. Usted es nuestro Jefe de Estado. Y tú también eres nuestra madre”.

El príncipe hizo una mención especial y sincera al difunto esposo de la reina y su padre, el príncipe Felipe , quien falleció a los 99 años el pasado abril y dijo que siempre fue la “fuerza y apoyo” de la reina durante sus más de siete décadas de matrimonio.

“Su fuerza y ​​permanencia se extraña mucho esta noche, pero estoy seguro de que él está aquí en espíritu. Mi papá hubiera disfrutado el espectáculo y se hubiera unido a nosotros de todo corazón para celebrar todo lo que sigues haciendo por tu país y tu gente”.

Carlos también hizo una mención especial a su dedicación a una vida de servicio, una promesa que declaró públicamente en un discurso en su cumpleaños número 21 cuando era una joven princesa cinco años antes de convertirse en reina tras la repentina muerte de su padre, Jorge VI, en 1952.

“Su Majestad, ha estado con nosotros en nuestros momentos difíciles. Y nos unes para celebrar momentos de orgullo, alegría y felicidad”, dijo. “Te ríes y lloras con nosotros y, lo más importante, has estado ahí para nosotros durante estos setenta años”.

El heredero al trono finalizó: “Te comprometiste a servir toda tu vida, continúas cumpliendo. Por eso estamos aquí. Eso es lo que celebramos esta noche”. “Sé que lo que realmente hace que mi madre se levante por la mañana: son todos ustedes”, dijo a los británicos.

MONARQUIAS.COM

Jubileo de platino de Isabel II: el príncipe Guillermo elogió a sus abuelos por contribuir a salvar al planeta

El príncipe Guillermo de Inglaterra, duque de Cambridge, participó del concierto del Jubileo de Platino de la reina Isabel II para elogiar a su abuela por su “esperanza” sobre el futuro del planeta y la contribución a cuidar el medioambiente.

Guillemo, de 39 años, rindió homenaje a la perspectiva positiva de su abuela a lo largo de sus 70 años de reinado y se hizo eco de las palabras de la monarca de su discurso en la cumbre de Cambio Climático de la ONU Cop26, cuando dijo que trabajar juntos en una “causa común” siempre genera esperanza.

El duque destacó los esfuerzos de los «ambientalistas visionarios» y habló sobre el orgullo que sentía por su abuelo, el fallecido príncipe Felipe, y su padre, el príncipe Carlos, considerados unos líderes mundiales en la defensa de la naturaleza.

“Tengo la firme esperanza de que las palabras de mi abuela sean tan ciertas dentro de 70 años como lo son esta noche de que, como naciones, nos unamos en una causa común, porque entonces siempre hay lugar por la esperanza”, dijo Guillermo a la multitud.

“Esta noche ha estado llena de optimismo y alegría, y hay esperanza. Juntos, si aprovechamos lo mejor de la humanidad y restauramos nuestro planeta, lo protegeremos para nuestros hijos, nuestros nietos y las futuras generaciones”, finalizó.

Los miles de asistentes escucharon grabaciones de archivo de la reina hablando sobre el futuro del planeta en 1989 durante su Mensaje de Navidad: “El futuro de toda la vida en la tierra depende de cómo nos comportamos unos con otros y cómo tratamos a las plantas y animales que comparten nuestro el mundo con nosotros”.

Y un extracto del discurso del mensaje de video Cop26 de la monarca, que decía: “Ninguno de nosotros subestima el desafío que tenemos por delante, pero la historia ha demostrado que cuando las naciones se unen en una causa común, siempre hay espacio para la esperanza”.

Continuó diciendo: “Mi propia abuela ha estado viva durante casi un siglo. En ese tiempo, la humanidad se ha beneficiado de desarrollos tecnológicos inimaginables y avances científicos. Y aunque esos avances han aumentado nuestra conciencia sobre el impacto que los humanos tienen en nuestro mundo, nuestro planeta se ha vuelto más frágil”.

El príncipe, segundo en la sucesión al trono británico, finalizó diciendo que la necesidad de proteger el planeta “nunca había sido más urgente”, pero como la reina “soy optimista”.

MONARQUIAS.COM

¡Un sandwich en el bolso real! Isabel II actuó en hilarante sketch en su jubileo de platino (video)

La reina Isabel II de Inglaterra deleitó a millones de espectadores al aparecer en un sketch cómico con el personaje de ficción ‘Paddington Bear’ para dar inicio al concierto que celebra sus 70 años de reinado en Londres.

Isabel II y el personaje animado digitalmente se reunieron para un caótico té con crema en el palacio y la monarca reveló que comparte el amor de Paddington por los sándwiches de mermelada y guardaba uno en su famoso bolso negro.

El oso le mostró a la reina cómo se aseguraba de tener siempre su comida favorita con él por si acaso, levantando su sombrero rojo para revelar su sandwich. La reina respondió “yo también” antes de abrir su bolso y decir “Guardo el mío aquí” para mostrar su propio sandwich de pan y mermelada de naranja.

La monarca, de 96 años, y el famoso oso de la TV británica tocaron juntos el ritmo del himno “We Will Rock You” en tazas de té de porcelana con cucharas de plata como una forma única de iniciar las celebraciones, que reunieron a miles en Londres.

Al finalizar, Paddington felicitó a la reina por su reinado de 70 años, diciendo: “Feliz jubileo señora. Y gracias por todo”. La modesta reina respondió: “Muy amable”.

El concierto es el punto culminante del tercer día de eventos públicos para conmemorar el Jubileo de Platino de la reina, que batió récords, con una asistencia de 22.000 personas fuera del Palacio de Buckingham.

Isabel II debía asistir el sábado a la 243ª edición de la carrera más prestigiosa del país, el Derby celebrado en Epsom Downs, a unos 30 km de Londres, y optó por verlo por televisión desde el Castillo de Windsor.

Apasionada de la hípica, la reina debía asistir al gran evento deportivo del sábado, que se ha perdido en poquísimas ocasiones, como parte del calendario que celebra sus 70 años de reinado, es decir, su jubileo de platino.

Pero, tras aparecer de pie el jueves en el balcón del palacio para inaugurar los cuatro días de festejos por su jubileo sintió «un cierto malestar», que el viernes la llevó a cancelar su presencia en una multitudinaria misa de acción de gracias.

MONARQUIAS.COM

Jubileo de platino de la reina Isabel II: megaconcierto celebra los 70 años de reinado

Estrellas del pop británico participan este sábado de un multitudinario concierto en Londres que es parte de las celebraciones del jubileo de platino de la reina Isabel II.

En la explanada frente al Palacio de Buckingham, en el centro de Londres, se instalaron tres escenarios unidos por pasarelas para proporcionar una experiencia de 360 grados y 70 columnas de luz, que representan los 70 años de Isabel, que ascendió al trono en 1952 a los 25 años.

Unas 22.000 personas asistien por la noche a un gran concierto organizado por la radiotelevisión BBC.

Casi 8.000 serán trabajadores de sectores claves durante la pandemia, miembros de las fuerzas armadas y voluntarios de organizaciones benéficas, invitados en agradecimiento por sus servicios.

Antes del anochecer, el concierto comenzará con una actuación de los miembros restantes de Queen, junto al cantante estadounidense Adam Lambert, que prometía quedar para el recuerdo, como la histórica aparición de su guitarrista Brian May sobre el tejado del Palacio de Buckingham para el concierto del «jubileo de oro» en 2002.

Cerrará el concierto la legendaria Diana Ross, con su primera actuación en directo en el Reino Unido en 15 años. Entre ambos, durante dos horas y media actuarán figuran icónicas del pop y el rock británico, desde Duran Duran hasta Rod Stewart, pasando por Elton John, que lo hará por vídeo por encontrarse actualmente de gira.

La tenista Emma Raducanu, el exfutbolista David Beckham, los actores Stephen Fry y Julie Andrews, figurarán asimismo en esta lluvia de estrellas, donde no faltará el cantante británico de la última Eurovisión, Sam Ryder.

Miembros de la familia real, entre ellos el príncipe Carlos, heredero al trono de 73 años, y su hijo mayor Guillermo, de 39, representarán a la reina, que, con una salud cada vez más frágil, seguirá el acto por televisión.

Apasionada de la hípica, la reina debía asistir el sábado a la 243ª edición de la carrera más prestigiosa del país, el Derby celebrado en Epsom Downs, a unos 30 km de Londres, que se ha perdido en poquísimas ocasiones.

Pero, tras aparecer de pie el jueves en el balcón del palacio para inaugurar los cuatro días de festejos por su jubileo sintió «un cierto malestar», que el viernes la llevó a cancelar su presencia en una multitudinaria misa de acción de gracias.

MONARQUIAS.COM

Isabel II siguió el Epsom Derby con “ropa cómoda” en TV: fue representada por la princesa Ana

La reina Isabel II de Inglaterra no asistió el sábado a la 243ª edición de la carrera más prestigiosa del país, el Derby celebrado en Epsom Downs, a unos 30 km de Londres, y optó por verlo por televisión desde el Castillo de Windsor.

Apasionada de la hípica, la reina debía asistir al gran evento deportivo del sábado, que se ha perdido en poquísimas ocasiones, como parte del calendario que celebra sus 70 años de reinado, es decir, su jubileo de platino.

Pero, tras aparecer de pie el jueves en el balcón del palacio para inaugurar los cuatro días de festejos por su jubileo sintió «un cierto malestar», que el viernes la llevó a cancelar su presencia en una multitudinaria misa de acción de gracias.

La monarca, de 96 años, estuvo representada en el hipódromo por su hija, la princesa Ana, que llegó acompañada de su esposo, el Vicealmirante Sir Tim Laurence, y sus hijos Peter Phillips y Zara Tindall.

Zara, que llegó al hipódromo de Surrey junto con su esposo, el exjugador de rugby Mike, dijo a la prensa que su abuela “estará viendo en la televisión, tiene algunos corredores hoy repartidos por todo el país, por lo que sabe exactamente lo que está pasando”.

“Ella simplemente estará sentada en el sofá viendo la televisión. Estará con su ropa cómoda”, dijo la nieta de la reina.

MONARQUIAS.COM

Los príncipes Jorge y Carlota visitaron Gales para celebrar el jubileo de platino de Isabel II

Guillermo de Inglaterra y su esposa Catalina, duquesa de Cambridge, viajaron a Gales en el marco de la gira de la familia real por el Reino Unido para celebrar el jubileo de platino de la reina Isabel II.

Los heredero del trono viajaron junto a sus dos hijos mayores, el príncipe Jorge (de 8 años) y la princesa Carlota (de 7) y visitaron el Castillo de Cardiff para conocer a los artistas y al equipo involucrado en el concierto del Jubileo de Platino que se lleva a cabo en los terrenos.

La prensa informó que los duques y sus hijos presenciaron los ensayos y conocieron a las personas involucradas en el concierto, como la cantante galesa Bonnie Tyler, y algunas celebridades locales.

Las celebraciones del jubileo también continuaron en Irlanda del Norte el sábado, ya que grandes multitudes se reunieron en toda la provincia para conmemorar la ocasión.

Los condes de Wessex visitaron Belfast

El príncipe Eduardo y su esposa Sophie, condesa de Wessex, visitaron por primera vez Belfast, donde la pareja real se unió al público en una celebración temática de la década de 1950 en Royal Avenue en la ciudad.

En Belfast, los condesa se reunieron con grupos de artistas, incluida la Belfast Busking Band, y escucharon historias de las diversas comunidades de la ciudad durante los últimos 70 años, que se exploran a través de la moda, la fotografía, la música y la danza.

El príncipe también se reunió con miembros mayores de la comunidad local, reunidos por Age Friendly Belfast para compartir sus recuerdos y experiencias, mientras la condesa participó de actividades artesanales con la gente local.

Isabel II no pudo asistir a las carreras de Epsom en el tercer día de su jubileo de platino

Apasionada de la hípica, la reina Isabel II de Inglaterra canceló su presencia este 4 de junio en la 243ª edición de la carrera más prestigiosa del país, el Derby celebrado en Epsom Downs, a unos 30 km de Londres, una cita que se perdió en muy pocas ocasiones.

Tras aparecer de pie el jueves en el balcón del palacio para inaugurar los cuatro días de festejos por su jubileo, la monarca, de 96 años, sintió «un cierto malestar», que la llevó a cancelar su presencia en el multitudinario Servicio Nacional de Acción de gracias celebrado el viernes.

Aún cansada, tampoco asistirá a las carreras, confirmó después la casa real, que el sábado divulgó una foto de la monarca, con vestido de flores, collar de perlas y gran sonrisa, participando en un encuentro virtual con ganadores de un premio en Australia.

Las únicas dos ocasiones anteriores en que Isabel II no asistió al derby de Epsom fueron en 1956, mientras visitaba Suecia en funciones oficiales, y en 1984, cuando conmemoró el 40 aniversario del desembarco del Día D en Francia.

La salud de Isabel II suscita preocupación desde que en octubre los médicos le ordenaron guardar reposo y pasó una noche hospitalizada para someterse a «pruebas» médicas.

Desde entonces canceló su presencia en numerosos actos oficiales y empezó a caminar con bastón. También contrajo el coronavirus en febrero, lo que en sus propias palabras la dejó «muy cansada».

Se cree, sin embargo, que la reina podría hacer una última aparición pública en el balcón del Palacio de Buckingham al cierre de los festejos del jubileo este domingo 5 de junio.

MONARQUIAS.COM

Fotos: quiénes son los 45 miembros de la Casa de Windsor asistieron a la misa del jubileo

La familia real británica se reunió este 3 de junio en Londres para una misa de acción de gracias por los 70 años de reinado de Isabel II, pero en ausencia de la monarca que dijo sentir un «malestar» tras el primer día de celebraciones.

La casa real anunció que Isabel II, de 96 años, con crecientes problemas de movilidad, experimentó «un cierto malestar» tras aparecer dos veces de pie en el balcón del Palacio de Buckingham el jueves para lanzar los cuatro días de festejos por su «jubileo de platino».

La reina fue reemplazada por su hijo mayor y heredero, el príncipe Carlos, de 73 años, y su esposa Camilla, la futura reina consorte, quienes ocuparon el sitio principal en la catedral.

Tampoco asistió a la cita, por haber contraído el covid-19, el príncipe Andrés, de 62 años, considerado «hijo predilecto» de la monarca pero alejado de la vida pública a raíz de acusaciones de agresión sexual a una menor en Estados Unidos.

Los que sí asistieron son el príncipe Harry y su esposa Meghan, quienes sacudieron a la monarquía cuando en 2020 decidieron salir de ella y se fueron a vivir a California, desde donde criticaron a la familia real, llegando a acusar de racismo a uno de sus miembros que no nombraron.

La reina Isabel hizo un llamado a la paz familiar y procuró que la mayor parte de su extensa familia asistiera al servicio en la Catedral de San Pablo:

1. Carlos, príncipe de Gales

2. Camilla, duquesa de Cornualles

3. Guillermo, duque de Cambridge

4. Kate, duquesa de Cambridge

5. Harry, duque de Sussex

6. Meghan, duquesa de Sussex

7. Ana, princesa real

8. Sir Timothy Laurence, esposo de la princesa Ana

9. Príncipe Eduardo, conde de Wessex

10. Sophie, condesa de Wessex

11. Lady Louise Mountbatten-Windsor (hija de los condes de Wessex)

12. James, vizconde Severn (hijo de los condes de Wessex)

13. Princesa Beatriz

14. Edoardo Mapelli-Mozzi, esposo de la princesa Beatriz

15. Princesa Eugenia

16. Jack Brooksbank, esposo de la princesa Eugenia

17. Peter Phillips, hijo de la princesa Ana

18. Zara Tindall, hija de la princesa Ana

19. Mike Tindall, esposo de Zara

20. David, conde Snowdon (hijo de la fallecida princesa Margarita)

21. Charles, vizconde Linley

22. Sarah Chatto (hija de la fallecida princesa Margarita)

23. Daniel Chatto

24. Arthur Chatto

25. Samuel Chatto

26. Príncipe Richard, duque de Gloucester (primo de Isabel II)

27. Birgitte, duquesa de Gloucester

28. Alexander Windsor, conde de Ulster (hijo del duque de Gloucester)

29. Lady Davina Windsor (hija del duque de Gloucester)

30. Lady Rose Gilman (hija del duque de Gloucester)

31. George Gilman

32. Príncipe Eduardo, duque de Kent (primo de Isabel II)

33. George Windsor, conde de St. Andrews (hijo del duque de Kent)

34. Julia, condesa de St. Andrews

35. Lady Helen Taylor (hija del duque de Kent)

36. Timothy Taylor

37. Lord Nicholas Windsor

38. Princesa Alejandra (prima de Isabel II)

39. James Ogilvy, hijo de la princesa Alejandra

40. Julia Ogilvy

41. Príncipe Michael de Kent (primo de la reina Isabel II)

42. Princesa Michael de Kent

43. Lord Frederick Windsor (hijo del príncipe Michael de Kent)

44. Lady Frederick Windsor

45. Lady Gabriella Kingston (hija del príncipe Michael de Kent)

MONARQUIAS.COM

El protocolo real alejó varios metros a los duques de Sussex del centro de la escena en San Pablo

El protocolo real separó por varios metros al príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex, del centro de su familia más cercana durante la misa del jubileo de la reina Isabel II, celebrada en ausencia de la monarca en Londres.

Harry y Meghan llegaron a la catedral de San Pablo, en su primer viaje al Reino Unido, dos años después del escandaloso ‘megxit’, para unirse a otros 40 miembros de la familia real en el Servicio de Acción de Gracias por los 70 años de reinado.

Los duques ingresaron a la Catedral de San Pablo, a la cual estaban invitadas 400 personalidades, junto al resto de la familia de Isabel II, aunque no ocuparon su lugar tradicional en el protocolo, sino entre los miembros secundarios de la casa real.

Una vez dentro del templo, mientras el príncipe Carlos y el príncipe Guillermo -junto a sus respectivas esposas, Camilla, duquesa de Cornualles, y Kate, duquesa de Cambridge- ocuparon el sitio principal, los Sussex se vieron relegados por las jerarquías.

De esta manera, Harry y Meghan se sentaron en la segunda fila, junto a las princesas Beatriz y Eugenia -hijas del duque de York- y por detrás de la familia del príncipe Eduardo y de los duques de Gloucester -primos de la reina Isabel II-.

Tanto en la entrada como en la salida de la ceremonia, Harry y Meghan fueron parte del numeroso contingente de miembros “junior” de la casa real, entre nietos y sobrinos de la reina Isabel II que no forman parte de la familia real “senior”.

En circunstancias normales, el hijo del príncipe de Gales hubiera ocupado junto a su esposa el tercer lugar en la precedencia protocolar, esta vez ocupado por su tía, la princesa Ana.

El nieto de la monarca, de 37 años, y la exactriz estadounidense, de 40, sacudieron a la monarquía cuando en 2020 decidieron salir de ella y se fueron a vivir a California, desde donde criticaron a la familia real, llegando a acusar de racismo a uno de sus miembros que no nombraron.

Desde entonces han visto a la reina poco y en privado y su hija menor, Lilibet, que el sábado cumple un año, no conocía hasta hoy a su bisabuela.

Los duques viajaron a Londres para las fiestas del jubileo, pero el jueves se mantuvieron alejados de la prensa, por cuya presión afirmaron haber abandonado el Reino Unido.

El duque y la duquesa de Sussex, excluidos del balcón del palacio de Buckingham al ser ahora miembros «no activos» de la realeza, permanecieron invisibles a las retransmisiones del desfile del Trooping the Colour, observándolo desde la antigua oficina del duque de Wellington.

Los tabloides mostraron sin embargo fotos de Meghan, ataviada con un vestido oscuro y gran sombrero blanco, hablando con Harry, cuyo traje oscuro contrastaba con el uniforme militar tradicional que llevaban su padre Carlos y su hermano mayor Guillermo durante el desfile.

El príncipe Harry, sexto en la línea sucesoria, mantiene frías relaciones con el príncipe Guillermo, y Carlos, heredero al trono de 73 años

MONARQUIAS.COM

Harry y Meghan en el jubileo de Isabel II: frialdad de la familia, abucheos de la multitud

Las cámaras de la televisión británica ocultaron el lado B de la presencia del príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex, que tras dos años de confrontación con la familia real regresaron al Reino Unido para participar del jubileo de platino de la reina Isabel II.

Según el editor real del Daily Mirror, Russell Myers, la pareja tuvo una recepción «muy, muy fría» por parte de «algunos sectores» de la Familia Real al comienzo del Jubileo de Platino, cuando asistieron discretamente al desfile militar Trooping the Colour, celebrado el 2 de junio.

En declaraciones a la cadena Sky News Australia, Myers dijo que ciertas personas en el palacio y la familia real estaban “muy, muy nerviosas por su asistencia”. Sin embargo, a pesar de los temores los duques de Sussex mantuvieron una presencia notablemente discreta.

Harry y Meghan, que en 2020 renunciaron escandalosamente a sus deberes oficiales y se fueron a EEUU, permanecieron en segundo plano porque, según Myers, “le prometieron a la reina que no la eclipsarían”.

La reina siempre ha dicho que son miembros muy queridos de la familia”, recordó el cronista. “Parecía que la estaban pasando bien, no había sensación de nerviosismo. Vimos un par de fotos de Meghan teniendo una especie de charla juguetona con los niños. Pero sigo pensando que hace mucho, mucho frío en algunos sectores”.

El corresponsal real de la BBC, Sean Coughlan, se hizo eco de esto y dijo que “se habrá instado al Príncipe Harry y Meghan a permanecer en un segundo plano y evitar ser el centro de atención”.

Este viernes 3 de junio la duquesa de Sussex deslumbró con un traje blanco cuando llegó a la Catedral de San Pablo junto al príncipe Harry para asistir al servicio de Acción de Gracias por el reinado de Isabel II.

Las cámaras de TV mostraron a los duques sonriendo ampliamente cuando bajaron de su auto y subieron las escaleras de la catedral de Londres para unirse a la familia real. Pero fueron recibidos con sentimientos encontrados por miembros del público en las calles.

Como señalaron los comentaristas de la cadena Sky News, presentes en la catedral,la pareja fue recibida “con una mezcla de aplausos y abucheos” pero continuó sonriendo mientras entraban y eran recibidos por los clérigos presentes.

La pareja caminó por la nave del templo tomada de la mano y se ubicó en una segunda fila. Pero mientras Harry y Meghan Markle se dirigían a su lugar, la comentarista de Sky News, Rhiannon Mills atestiguó que fueron blanco de un “enorme desaire” por parte de miembros de la familia real.

MONARQUIAS.COM