Marie-Christine, la princesa que impactó a Bélgica al denunciar que fue violada por alguien de su familia

La princesa María Cristina de Bélgica (Marie-Christine), tía del rey Felipe que vive en Estados Unidos no tiene contacto con otros miembros de la familia real, conmocionó a los belgas hace 28 años cuando, en una entrevista televisiva vista por casi 2 millones de telespectadores, confesó: Alguien de la familia me violó”.

En 1994, Peter Van Camp, un joven reportero del canal VTM, viaja a Los Ángeles para visitar a la descontenta princesa, hija del rey Leopoldo III (1934-1951). “Hoy en día, los miembros de la familia real dan entrevistas ocasionalmente, pero en la década de 1990 no era así”, explica el reportero.

“De repente resultó que la princesa Marie-Christine había roto esa regla no oficial. Había dado una entrevista en la revista en francés Ciné Télé Revue. Supimos gracias a eso que ella llevó una vida glamorosa en Los Ángeles”.

Nacida en febrero de 1951, Marie-Christine es la hija menor del rey Leopoldo III de Bélgica y de su segunda esposa, Lilian, princesa de Réthy. Sus hermanastros mayores son el fallecido rey Balduino y el rey Alberto II.

Mi editora en jefe me dio un contacto en Los Ángeles y me fui a buscarla. Casualmente, resultó que la princesa se alojaba en la misma calle que mi persona de contacto, por lo que la conversación se resolvió rápidamente”, recordó en una entrevista publicada por el diario Het Laaste Nieuws.

“Después de dar su consentimiento, la princesa me preguntó si podía estar en Los Ángeles una semana después. Tenía un evento programado con Elizabeth Taylor y Arnold Schwarzenegger, donde naturalmente quería que la filmaran”, recordó Van Camp.

“Inicialmente pensamos que la princesa estaba exagerando, pero en Sunset Boulevard resultó que estaba diciendo la verdad. Después de todo, había un cartel inmenso que anunciaba la fiesta, y la princesa Marie-Christine de Bélgica era una de las invitadas famosas”.

“Se sentía como pez en el agua entre las estrellas de Los Ángeles y le encantaba toda la atención que recibía. Pero cuanto más tiempo pasaba con ella, más desaparecía esa capa de barniz y más sincera se volvía”, aclara el reportero.

“Pronto quedó claro que esta ruptura con su pasado era realmente radical. Por ejemplo, la princesa contó sobre su infancia solitaria entre los muros del palacio, su relación extremadamente difícil con la familia real, el vínculo inexistente con su madre y sus muchas peleas”.

“Además, también dijo que -con la ayuda del muy católico rey Balduino- pudo divorciarse de su primer marido y que cuando tenía diecisiete años fue violada por un pariente lejano durante un baile. Esas revelaciones shockearon a nuestro país. 1,7 millones de personas vieron ese informe en ese momento”, afirmó.

El reportero, que tenía 28 años entonces, recordó ahora: “Todavía estoy muy orgulloso de esa transmisión. Fui nominado para el premio de prensa de Het Gemeentekrediet y al día siguiente solo recibí críticas muy favorables en los periódicos. Yo mismo vi el informe hace dos años y todavía estoy muy orgulloso de él”.

En 2001 Van Camp visitó a la princesa por segunda vez, nuevamente para Telefacts. “Ese informe fue menos frívolo”, dice Van Camp. “La princesa había tenido entonces una serie de desgracias, y estaba casi en el suelo. No estaba claro cómo perdió su dinero, pero era un hecho que estaba buscando trabajo en Estados Unidos”.

A través de esa segunda entrevista, también quiso animar a Bélgica a que la ayudara”, dijo Van Camp. “Después de mi informe, uno de mis colegas hizo un artículo de seguimiento. Se investigó si Marie-Christine tenía derecho a una dotación, o algo por el estilo. Esto parecía no ser el caso. Marie-Christine se enteró a través de otra persona y estaba enojada. También conmigo. Desde entonces no tengo contacto con ella, pero atesoro los hermosos recuerdos”.

MONARQUIAS.COM

Felipe de Bélgica lamentó las “heridas del pasado” en la excolonia del Congo

El rey Felipe de Bélgica reafirmó este 8 de junio su más profundo arrepentimiento por la explotación, el racismo y los actos de violencia durante la colonización de la República Democrática del Congo por parte de su país, pero nuevamente no llegó a disculparse formalmente.

Se trata de la primera vez que la Casa Real belga visita la RDC desde el viaje que el rey Alberto II y la reina Paola hicieron en 2010 con motivo del cincuentenario de la independencia congoleña.

Felipe fue, hace dos años, el primer monarca belga en expresar su pesar por la colonización, y algunos congoleños esperaban que emitiera una disculpa formal durante la que es su primera visita al Congo desde que asumió el trono en 2013.

Aunque muchos belgas se comprometieron sinceramente, amando profundamente al Congo y su gente, el régimen colonial en sí se basó en la explotación y la dominación”, dijo el rey ante el parlamento en la capital, Kinshasa.

“Este régimen fue de relaciones desiguales, injustificables en sí mismo, marcado por el paternalismo, la discriminación y el racismo”, dijo.

Condujo a actos violentos y humillaciones. Con motivo de mi primer viaje al Congo, aquí mismo, frente al pueblo congoleño y a los que aún hoy sufren, deseo reafirmar mi más profundo pesar por aquellas heridas del pasado”.

Aunque el gobierno local y muchos políticos recibieron la visita real con entusiasmo, muchos se sintieron decepcionados por la ausencia de una disculpa por parte del séptimo rey de los belgas.

Según algunas estimaciones, los asesinatos, el hambre y las enfermedades causaron la muerte de hasta 10 millones de congoleños durante los primeros 23 años del gobierno de Bélgica, cuando el rey Leopoldo II (1865-1909) gobernó el Estado Libre del Congo como un feudo personal.

Bajo el mandato de ese monarca, se produjo una explotación masiva de los recursos naturales del Congo para la que se utilizó a la población autóctona en condiciones de esclavitud. Las aldeas que no cumplieron con las cuotas de recolección de caucho se vieron obligadas a proporcionar manos cortadas en su lugar.

El 30 de junio de 2020, el rey Felipe reconoció por primera vez la «violencia y crueldad» ejercidas en el Congo bajo el reinado de su antecesor Leopoldo II, en una carta enviada a Tshisekedi por el sexagésimo aniversario de la independencia del país africano.

La misiva, en la que el rey expresaba su «profundo pesar» pero no pedía disculpas, constituyó el primer reconocimiento oficial por parte de la monarquía belga de las atrocidades cometidas durante el reinado de Leopoldo II.

MONARQUIAS.COM

Quién es quién en la realeza: María Laura de Bélgica, protagonista de la próxima gran boda real europea

Sobrina y nieta de reyes de Bélgica y próxima esposa de un plebeyo, María Laura de Bélgica, quien protagonizará en septiembre la próxima gran boda real europea, tiene detrás de sí un importante linaje.

A través de su madre es descendiente de reyes franceses, daneses, suecos y bávaros, mientras su padre aporta la sangre imperial, como nieto del último hombre que ocupó el trono austrohúngaro.

Nacida el 26 de agosto de 1988 en la clínicas universitaria Saint-Luc, cerca de Bruselas, la princesa María Laura es segunda hija de la princesa Astrid y el príncipe Lorenz de Bélgica, jefe de la rama Austria-Este de la Casa de Habsburgo-Lorena.

El abuelo de María Laura, el rey Alberto II de Bélgica, abdicó al trono en 2013 después de veinte años de reinado, y su tío Felipe es el actual rey. La princesa es la novena en la línea de sucesión al trono, pero no lleva a cabo funciones oficiales y no recibe un salario estatal.

Maria Laura y sus hermanos (Amadeo, Joaquín, Luisa María y Leticia María) fueron criados lejos del centro de atención real en Bazel, Suiza, donde su padre trabajaba para un banco internacional. En 1991, el rey Balduino le otorgó a ella y sus hermanos el título de príncipes reales de Bélgica.

En 1993, la familia se mudó a Villa Schonenberg, parte del Dominio Real de Laeken. Mientras estuvo allí, fue al St. John Berchmans College en Bruselas y en el John’s International School en la ciudad belga de Waterloo.

Posteriormente, la princesa estudió sinología y relaciones internacionales en París y obtuvo una maestría en relaciones internacionales y diplomacia en la SOAS. Universidad de londres. Después de graduarse, hizo una pasantía en la ONU en Nueva York y trabajó para Louis Vuitton en Shanghái.

La princesa no tiene un rol oficial dentro de la familia real belga y tampoco recibe una dotación estatal, designada a los hijos de los monarcas, aunque ha aparecido en las grandes ocasiones de la monarquía desde su niñez.

La princesa María Laura está comprometida desde finales de 2021 con William Isvy, un banquero de inversiones británico nacido en París, hijo de madre británica y padre franco-marroquí, pero pasó la mayor parte de su infancia en Londres.

William estudió en el Lycée francés Charles de Gaulle, antes de dirigirse a la Universidad McGill en Montreal para obtener una licencia financiera. Después de graduarse, trabajó en fusiones y adquisiciones para un banco de inversión estadounidense y ahora trabaja en gestión de activos.

La boda real se celebrará en Bruselas en septiembre de 2022.

MONARQUIAS.COM

María Laura de Bélgica y William Isvy: la próxima boda real será en Bruselas en septiembre

La princesa Astrid de Bélgica, hermana del rey Felipe, confirmó en una entrevista al periódico Le Soir que su hija, María Laura, contraerá matrimonio en septiembre próximo en Bruselas.

La princesa aseguró que ella está encargada de organizar la boda con la ayuda su madre, la reina Paola, quien tiene «un talento innato para organizar los eventos más bellos en un ambiente agradable».

La princesa no confirmó dónde se celebrará la ceremonia religiosa, pero tradicionalmente las bodas de la familia real se celebran en la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula.

Quién es la princesa María Laura de Bélgica

Nacida en 1988, la princesa María Laura es segunda hija de la princesa Astrid y el príncipe Lorenz de Bélgica, jefe de la rama Austria-Este de la Casa de Habsburgo-Lorena y descendiente del último emperador austrohúngaro, Carlos I de Habsburgo.

El abuelo de María Laura, el rey Alberto II de Bélgica, abdicó al trono en 2013 después de veinte años de reinado, y su tío Felipe es el actual rey. La princesa es la novena en la línea de sucesión al trono, pero no lleva a cabo funciones oficiales y no recibe un salario estatal.

Maria Laura y sus hermanos (Amadeo, Joaquín, Luisa María y Leticia María) fueron criados lejos del centro de atención real en Bazel, Suiza, donde su padre trabajaba para un banco internacional. En 1991, el rey Balduino le otorgó a ella y sus hermanos el título de príncipes reales de Bélgica.

En 1993, la familia se mudó a Villa Schonenberg, parte del Dominio Real de Laeken. Mientras estuvo allí, fue al St. John Berchmans College en Bruselas y en el John’s International School en la ciudad belga de Waterloo.

Posteriormente, la princesa estudió sinología y relaciones internacionales en París y obtuvo una maestría en relaciones internacionales y diplomacia en la SOAS. Universidad de londres. Después de graduarse, hizo una pasantía en la ONU en Nueva York y trabajó para Louis Vuitton en Shanghái.

La princesa María Laura está comprometida desde finales de 2021 con William Isvy, un banquero de inversiones británico nacido en París, hijo de madre británica y padre franco-marroquí, pero pasó la mayor parte de su infancia en Londres.

William estudió en el Lycée francés Charles de Gaulle, antes de dirigirse a la Universidad McGill en Montreal para obtener una licencia financiera. Después de graduarse, trabajó en fusiones y adquisiciones para un banco de inversión estadounidense y ahora trabaja en gestión de activos.

Bélgica exhibe los históricos vagones de tren de la familia real en la muestra «Royals & Trains»

Bélgica abrió al público una exhibición de vagones de trenes que dan idea del vínculo único de la familia real belga con el mundo ferroviario, ya que en 1836 el rey Leopoldo I, fundador de la actual dinastía, fue el primer jefe de Estado del mundo en tomar el tren.

En la nueva exposición «Royals & Trains», del museo ferroviario «Train World» de la ciudad de Schaerbeek, se reúnen por primera vez cinco vagones de tren históricos, construidos especialmente para los reyes de los belgas.

Train World ya tenía dos vagones reales en su colección permanente: el Royal Berline de 1901 y el vagón de salón de 1939. Ahora se sumó tres vagones más para la exposición: un vagón comedor y de conferencias de 1905, un coche comedor y salón de 1912 y un coche comedor de 1939.

“Esos tres vagones extra se restauraron en un tiempo récord de tres meses en un taller ferroviario cerca de Lieja, incluso había agujeros de óxido en la carrocería”, informó la cadena de televisión VTR.

“No es de extrañar que las casas reales fueran conquistadas desde el principio por los trenes y los ferrocarriles: la aviación aún estaba en pañales, los viajes largos en coche o en barco eran complicados y el ferrocarril era rápido, seguro y cómodo”, graficó VTR.

La pasión de la familia real belga por los trenes llegó al punto de que se construyó una estación especial dentro del Dominio Real de Laeken, a las afuera de Bruselas, por pedido del rey Leopoldo II (1865-1909).

Leopoldo II incluso quiso encargar un ferrocarril que llevara a los invitados internacionales a la estación del castillo de Laeken. De hecho, se construyó el túnel subterráneo de esa estación, además de una escalera monumental que conduce al castillo, pero el proyecto nunca se concretó por falta de presupuesto.

La estación fue utilizada a menudo por los sucesores de Leopoldo, Alberto I y Leopoldo III, quien abdicó en 1951, y se usó por última vez en 2001, cuando el rey Alberto II y la reina Paola tomaron el tren allí con motivo del 75 aniversario de la sociedad belga de ferrocarriles nacionales.

MONARQUIAS.COM

“Je ne regret rien”: la reina Paola de Bélgica se sinceró sobre su turbulenta vida íntima en TV

Bélgica escuchó con asombro a la reina Paola hablar sobre su vida privada por primera vez a sus 84 años. Lo hizo en un documental de la cadena televisiva RTBF, Paola, côté jardin, en el que habló sobre su polémica juventud, su crisis matrimonial con Alberto II de Bélgica y la crianza de sus hijos.

Es tan crítica con los demás como con ella misma. Habla abiertamente y con una honestidad encantadora sobre su vida, incluidos los errores que cometió como esposa y como madre. Y su marido y sus hijos le hablan con la misma naturalidad de reconciliación y perdón”, analizó el canal de TV VTR tras el programa.

No habíamos superado nuestra adolescencia. Los dos éramos muy jóvenes y salimos al mundo sin saber mucho al respecto”, relata la madre del rey Felipe al hablar sobre su noviazgo con el entonces príncipe de Lieja, Alberto, que surgió en las ceremonias de entronización del Papa Juan XXIII en El Vaticano.

Cuando estaba a punto de proponerle matrimonio a la bella y rubia aristócrata italiana Paola Ruffo di Calabria, Alberto de Lieja alquiló un coche para dar una vuelta por Roma y se aseguró de que ella estuviera al volante: “Entonces no me pudo pegar cuando le propuse matrimonio”, dijo el ahora retirado rey, de 83 años.

Su respuesta sorprendió a Alberto: “Déjame pensar por un momento. Puedo estar de acuerdo en casarme contigo, pero ciertamente nunca quiero ser reina”, fue su respuesta. “Han rodado tantas cabezas reales. Mira la Revolución Francesa. No quiero que me corten la cabeza como a la pobre esposa de Luis XVI”, le recordó la joven princesa.

En el documental, Paola ahora admite que fue una broma, pero que con eso indicó que quería un poco más de tiempo para pensarlo y también para conocerse mejor. Apenas unas semanas después se anunció el compromiso real, muy necesario en una familia real cuyo jefe, el rey Balduino, permanecía soltero y sin hijos.

Paola confesó sentirse abrumada cuando llegó por primera vez a Bélgica. Los paparazzi, la veneración masiva de la gente, pero también las estrictas restricciones de la vida en el palacio, le indicaron a “Donna Paola” que era “Su Alteza Real”. Además, tuvo que aprender a hablar francés y holandés: Eso fue muy duro. He hecho esfuerzos increíbles que nadie conoce”, reconoció la reina.

Cuando el rey Balduino se casa con la reina Fabiola, la princesa Paola, que hasta ahora era una joven celebridad, quedó relegada al segundo plano: “Ya no tenía un papel real, a excepción de los niños. Tuve que repensar mi vida”, confesó, al tiempo que reconoció que comenzaban a surgir tensiones en su matrimonio.

Los turbulentos años ‘60: de la pasión a la crisis

Paola y Alberto tuvieron tres hijos, el actual rey Felipe, en 1960, la princesa Astrid, en 1962, y el príncipe Laurent, en 1963, que sufrieron las consecuencias de un matrimonio que se estaba tornando desastroso, según reconoció Alberto II en el documental.

Mi padre era muy estricto y yo lo imitaba, también era muy autoritario con Felipe. Luego hubo un médico que dijo: ‘Tu hijo no está nada bien. Se enfermará si sigues así.’ Mi reacción fue dejarlo ir. Debería haberlo manejado de otra manera. Pero en ese momento renuncié a mi interés por él”, dijo el exmonarca.

Los tres príncipes estaban al cuidado de niñeras y maestros que se encargaron su crianza y educación: “Estábamos en un momento crucial cuando cambió el espíritu de la época. Entonces, los padres jóvenes comenzaban a pasar mucho más tiempo con sus hijos”, dijeron. “Y realmente estábamos en camino al divorcio, si no nos hubiésemos recuperado a tiempo”, agrega Paola.

Es una pena que no podamos hacerlo de nuevo. Ahora entiendo lo importante que es mostrar afecto a tus hijos. Yo también busqué mi camino. No se envejece de la noche a la mañana”, lamentó la reina.

A finales de los años 60 y principios de los 70, el príncipe Alberto comenzó un notorio romance con la baronesa Sybille de Selys Longchamps, casada con un acaudalado industria con quien tuvo una hija, Delphine Böel. La prensa belga, cómplice del palacio, no habló de esta aventura, pero difundió ávidamente una foto en la que Paola caminaba por una playa abrazada a un hombre que no era su esposo.

No me siento culpable por eso”, dijo la reina Paola sin reservas. “Es la imagen de un momento en que realmente no funcionó. Eso fue un poco de un amor egoísta. No volvería a hacerlo en las mismas circunstancias. Pero no me arrepiento de nada”. “Je ne regret rien”, dijo en francés.

No estaba feliz”, dijo Paola en el documental. “Me distancié de todos por un tiempo. Estuve mucho tiempo sola, durante diez años, entre los años 70 y 80. Era muy infeliz y triste. Y estaba ese peligro de divorcio”. Alberto abundó: “Los abogados dijeron: ‘si te divorcias, los niños se quedarán contigo, no con tu esposa’. Yo no acepté eso. Eso no es correcto. Los niños tienen derecho a su madre. Esa fue mi primera reacción, y de ahí vino el resto”.

La reconciliación

Paso a paso llega la reconciliación, vuelven a crecer juntos. “Hay que darle tiempo. Y luego entran en juego otras cosas. Ya no hay prisa, ya no es tan urgente el sexo, hay ternura. Y eso es bueno», dijo Paola.

“Ahora nos regocijamos cuando vemos cuán magníficamente lo están haciendo nuestros hijos, a pesar de que han tenido problemas”, dijo el rey Alberto. “Todos han criado muy bien a sus hijos”.

«Sí, no es ningún secreto, sufrimos», coincid la princesa Astrid, que participó del documental. “Pero amo a mis padres. Y admiro a mi madre. En todos los momentos difíciles, ella fue extraordinaria. Una gran dama, nunca dijo nada malo de nadie que haya conocido, todavía tengo que aprender eso. La amo mucho. Estoy muy apegada a ella, de verdad”.

De niños, por supuesto, fuimos testigos de cosas difíciles, cosas que fueron difíciles para toda la familia”, dijo el rey Felipe, que participó en el programa junto a su esposa, la reina Mathilde. “Todos hemos sufrido mucho. Pero hoy eres feliz. Y eso es una victoria. Realmente tienes que querer eso. Eso es valiente. Y eso no sucede automáticamente. Esa reconciliación y ese perdón, eso es de lo más difícil que hay, pero también de lo más grande”.

“Mi esposo es fantástico”, concluyó la reina. “Él siempre dice: hay que saber reírse de uno mismo”. Y cuando se le pregunta si lo volvería a elegir, responde sin dudar: “Sí. Directamente sí. Porque creo que él es realmente único”.

Monarquias.com

“Miserable” e “infeliz”: Bélgica espera con expectativa un documental de la reina Paola

La reina Paola de Bélgica hoy vive “retirada” y divide su tiempo entre el castillo de Belvédère de Bruselas, una residencia de campo en Francia, y una vivienda que ella y el rey Alberto II compraron en las Ardenas. Pero Paola Ruffo di Calabria, que ahora tiene 84, tuvo una vida turbulenta que será revelada en un documental televisivo titulado ‘Paola, côté jardin’ y mantiene expectantes a los belgas.

En el documental que se emitirá el 20 de febrero en la cadena RTBF, la reina Paola cuenta extensamente las dificultades que vivió en su matrimonio con el rey Alberto antes de su ascenso al trono. Y además hablará por primera vez de Delphine Boel, quien forma parte oficialmente de la familia real desde que fuera reconocida como hija de Alberto II en 2020.

Entre 1970 y 1980 no estaba realmente feliz”, dirá la reina. En ese momento, Delphine acababa de nacer y el entonces príncipe Alberto solía pasar más tiempo con su nueva hija y su amante Sybille de Selys Longchamps. “Me sentí miserable. No sabía a dónde ir. Nuestro divorcio estaba en el aire. Durante diez años me distancié de mi relación”.

Los problemas maritales e infidelidades mutuas de Alberto y Paola fueron ampliamente divulgadas en la prensa en los años 70. Paola confesará que se sintió sola durante ese tiempo, cuando sus tres hijos eran pequeños. “Por lo general me sentía muy triste. Hasta que Alberto en un momento dijo: ‘Siempre te he amado’. Fue bueno escuchar eso de nuevo”, confesó.

Desafortunadamente, no podemos reescribir la historia, porque me encantaría rehacer esa década. Solo ahora me doy cuenta de lo importante que es mostrar suficiente afecto. Estoy cada vez más fascinada por el amor que siento ahora. Es el amor que perseguí cuando tenía 20 años, sin limitaciones sociales, sin fronteras”.

Monarquias.com

Foto: el octogenario Alberto II de Bélgica reapareció en público evidentemente frágil

El ex rey Alberto II de Bélgica reapareció en público notablemente enfermo y frágil al participar junto a su familia de una misa en recuerdo de los fallecidos de su familia.

El exmonarca, de 84 años, asistió en compañía de su esposa, la reina Paola, de la misma edad, además de los reyes Felipe y Matilde, su hija recientemente reconocida Delphine y otros miembros de la realeza.

Al entrar a la iglesia, además de su bastón, (Alberto) necesitaba que su esposa Paola lo apoyara. Además, tenía un gran vendaje en la cabeza”, relató la periodista belga Melissa Van Ostaeyen.

La Iglesia de Nuestra Señora de Laeken, a las afueras de Bruselas, fue el escenario de esa misa anual que cada febrero recuerda a los difuntos de la familia real, muchos de ellos sepultados en su cripta.

Según la cronista del periódico Het Laatste Nieuws, el exmonarca “inmediatamente subió al auto” una vez finalizada la misa porque estaba “demasiado exhausto para saludar a la audiencia”.

Las posibilidades de que la familia real vuelva a salir de esta manera son escasas. Alberto y Paola están envejeciendo, pero aún querían hacerlo este año”, relató un funcionario del palacio real citado por el periódico.

Monarquias.com

Los reyes de Bélgica destinaron 150 mil euros a ayuda solidaria en 2021

El rey Felipe y la reina Matilde de Bélgica gastaron en 2021 un total de 149.591 euros en 788 «regalos financieros» solidarios como el pago de facturas energéticas o alquileres, según datos del Palacio Real publicados este jueves por el diario Het Laatste Nieuws.

El Departamento de Asuntos Sociales de la casa real recibió el pasado año 57.152 peticiones, de las que 1.893 eran solicitudes específicas de ayuda financiera para hacer frente a costes de alojamiento y facturas de electricidad y agua.

En 2021, la Monarquía recibió una dotación de 36,9 millones de euros del Presupuesto de Bélgica, con 12,5 millones para el rey, una cantidad fijada en 2013, antes de su mandato, e indexada que cubre también gastos vinculados a su función y a la de la reina.

En 2020, la pareja real respondió favorablemente a 640 peticiones con una contribución de 128.000 euros, agregó el diario.

Alberto II de Bélgica mantuvo un “conmovedor” encuentro con los hijos de la princesa Delphine

El rey Alberto II de Bélgica conoció finalmente a los hijos de la princesa Delphine, reconocida oficialmente como su hija biológica hace un año. Los hijos Josephine y Oscar, de 17 y 14 años respectivamete, dijeron que se sienten “muy felices” de haber conocido a su abuelo.

Ha ido muy bien. Fue realmente conmovedor para ellos”, dijo Delphine Boël, ahora conocida como la princesa Delphine de Sajonia-Coburgo después de que la Justicia belga estableciera que es la hija natural del exmonarca.

Desde que el 1 de octubre de 2020 fuera reconocida como hija biológica del rey Alberto, la princesa Delphine ha tenido al menos cuatro encuentros con la familia real. Además, en julio asistió al desfile militar de la Fiesta Naciona belga con sus hermanos, el rey Felipe, la princesa Astrid y el príncipe Laurent.

En una entrevista exclusiva con la revista Paris Match, la princesa Delphine recordó su primer encuentro con Alberto II tras la extensa batalla legal por el reconocimiento filial: “Cuando volví a ver a mi padre después de muchos años, sentí que el contacto era natural. Fue muy fácil. Y eso es lo que yo también viví con mis hermanos y mi hermana”.

Les puedo decir que mis hijos también conocieron a su abuelo. Ellos estaban muy felices. Alberto es una persona sumamente agradable. Lo volvió a demostrar y le fue muy bien”, dijo Delphine. Y agregó: “Quería absolutamente que conocieran a su abuelo real”.

Delphine dijo que los dos hijos que tuvo con su marido, James O’Hare, “podrían haber experimentado este estrés de forma indirecta… pero siempre he compartido con ellos mis valores y son claros. Siempre tienes que intentar avanzar en la vida y darles a todos una oportunidad. Estamos al comienzo de una nueva relación familiar, al comienzo de una reconstrucción”.

Sobre su reunión con la princesa Astrid y el príncipe Laurente en el desfile de la Fiesta Nacional, Delphine recordó: “La jornada fue muy intensa y no se prestó a conversaciones. Realmente aprecié el contacto con Astrid, siento mucha simpatía por ella. Es mi hermana… Las cosas encajaron con más naturalidad de lo que uno podría haber imaginado. Mi hermana irradia inmensa bondad y dulzura. Su esposo, Lorenz, también es muy comprensivo. Jim se llevaba bien con él”.

Monarquias.com

Su esposa “está cansada y enferma” de las críticas, asegura el príncipe Laurent de Bélgica

El príncipe Laurent de Bélgica aseguró que su esposa, la princesa Claire, está “cansada” y “enferma” de las críticas que presuntamente recibe de algunos sectores, en coincidencia con la primera aparición pública de la mujer en más de dos años.

Está enferma y cansada de cómo la tratan en algunas esferas belgas. Es su forma de decir que no está de acuerdo y tiene razón, dijo el príncipe Laurent el jueves 7 de octubre al diario Het Nieuwsblad al ser consultado sobre los 658 días en los que su esposa, de 47 años, no cumplió con actividades oficiales como miembro de la familia real.

Según el cronista de la realeza belga Wim Dehanschutter, la princesa Claire padeció una “misteriosa enfermedad” en coincidencia con los crecientes rumores de una crisis matrimonial entre ella y el príncipe Laurent, que se casaron en 2002. El hijo del rey Alberto II y esta anglobelga son padres de tres hijos, la princesa Luisa y los príncipe Nicolás y Aymeric.

Monarquias.com

Fotos: Isabel de Bélgica comenzó sus estudios de Historia y política en Oxford

La princesa Isabel, heredera del trono de Bélgica, fue retratada manteniendo sus “primeros contactos” con la ciudad y la universidad de Oxford (Reino Unido) al inicio de sus estudios universitarios.

La hija mayor del rey Felipe y la reina Mathilde de Bélgica, que en 2020 completó un curso en la Real Academia Militar de Langlam, comenzó este 4 de octubre sus estudios de Historia y Política en el Lincoln College de Oxford.

La princesa heredera y duquesa de Brabante, de 19 años, completó su educación secundaria en el UWC Atlantic College en Gales del Sur, con sede en un castillo del siglo XII y apodado el “Hogwarts Hippie”, donde permaneció durante 18 meses.

Monarquias.com / Fotos: Casa Real belga

Quién es quién en la realeza: el príncipe Emmanuel, tercero en la sucesión al trono de Bélgica

El cumpleaños 16 del príncipe Emmanuel de Bélgica fue conmemorado este lunes 4 de octubre por la Casa Real con la publicación de un nuevo retrato oficial, único festejo oficial previsto para el joven que es el tercero en la línea de sucesión al trono.

Emmanuel nació el 4 de octubre de 2005 en el hospital del municipio de Anderlecht, en las cercanías de Bruselas, como tercer hijo del rey Felipe y la reina Mathilde y nieto de los ex reyes Alberto II y Paola.

Desde el verano de 2020, Emmanuel estudia en la Escuela Internacional de Bruselas obteniendo un bachillerato internacional, curso que se imparte íntegramente en inglés. Anteriormente, se educó en holandés en la escuela Eureka en Kessel-Lo.

Según su biografía oficial, Emmanuel habla francés, holandés e inglés con fluidez, ama la naturaleza y practica deportes como el ciclismo, esquí, tenis, vela y judo. También toca el saxofón y se lo ha visto interpretando piezas en el concierto de Navidad de 2020.

Durante la pandemia de coronavirus y sus confinamientos, Emmanuel mantuvo conversaciones telefónicas con ancianos aislados en centros de atención residencial para apoyarlos y alentarlos.

Monarquias.com

La Cripta de Laeken, sepultura de los reyes de Bélgica, abrió al público

La Cripta Real de Laeken, el lugar de enterramiento de la familia real de Bélgica, abrirá sus puertas al público este 25 de septiembre y otros cuatro días hasta diciembre, informó la casa real. El sitio, ubicado bajo la Iglesia de Nuestra Señora de Laeken, cerca de Bruselas, tiene más de 170 años de historia y alberga las tumbas de todos los monarcas de la Casa de Sajonia Coburgo, de sus esposas y de algunos miembros de la Familia Real.

Luisa María de Orleáns, esposa del rey Leopoldo I, había expresado el deseo de ser enterrada en allí por lo que, después de su muerte en 1850, se lanzó un concurso para la construcción de una nueva iglesia. El diseño galardonado fue del arquitecto Joseph Poelaert y poco después, en 1854, Leopoldo I colocó la primera piedra de la nueva iglesia neogótica para reemplazar el antiguo lugar de culto.

La Iglesia de Nuestra Señora es un edificio neogótico con capilla real y cripta detrás del coro. La iglesia fue inaugurada en 1872, siete años después del entierro del rey Leopoldo, pero no se terminó hasta 1907, cuando reinaba el hijo de María Luisa, Leopoldo II. En 1904 se demolió la antigua iglesia del pueblo. Solo el coro gótico se salvó y todavía se puede ver en el cementerio, detrás de la iglesia actual.

La Cripta Real está situada bajo una gran cúpula cónica detrás del presbiterio a la que el visitante puede entrar por una escalera. Al pie de esta escalera, un elegante mosaico policromado con los escudos de las entonces nueve provincias belgas adorna el revestimiento del suelo. Dentro de la cripta, son principalmente las hermosas bóvedas de crucería y las grandes columnas con pilastras con capiteles corintios finamente tallados que hacen de este espacio un conjunto impresionante.

En el centro, una gran tumba de mármol blanco custodia los restos de Leopoldo I María Luisa. A su alrededor se encuentran las tumbas de los posteriores reyes y reinas aśi como otros príncipes y princesas belgas. A través de monumentales puertas de bronce, obra del artista Henri-Joseph Holemans llega al costado, decorado con elegantes tímpanos con incrustaciones de mosaicos.

Monarquias.com

Caso de Covid-19 en la familia real de Bélgica obligó a la cancelación de la agenda

Los reyes de los belgas, Felipe y Mathilde, cancelaron sus próximos compromisos después de comprobarse que uno de sus hijos dio positivo de Covid-19, informó el palacio real este jueves (2 de septiembre). Los monarcas se sometieron a pruebas de PCR, cuyos resultados fueron negativos, pero no se reveló cuál de los hijo de la pareja real está enfermo.

Tras un caso de Covid-19 confirmado dentro de la Familia Real, Sus Majestades el Rey y la Reina han decidido limitar sus contactos en los próximos días como medida de precaución, de acuerdo con la normativa sanitaria vigente”, dijo el palacio en un comunicado de prensa.

Los hijos de los reyes, Isabel, Emmanuel, Gabriel y Leonor, en una foto publicada el 1 de septiembre por la casa real.

La casa real agregó que “las actividades en la agenda del rey y la reina de esta semana y el próximo lunes serán, por lo tanto, pospuestas o canceladas”, lo que significa que la reina Mathilde no podrá asistir al funeral de su tío, el conde Henri d’Udekem d’Acoz, fallecido el pasado 30 de agosto.

Alguien de la familia real’ ha contraído el coronavirus. Es por ello que el rey Felipe y la reina Mathilde han decidido ‘limitar sus contactos en los próximos días por precaución, de acuerdo con la normativa sanitaria vigente’”, informó el periodista belga Wim Dehandschutter. Citando fuentes bien ubicadas, dijo en Het Nieuwsblad que “uno de los hijos más pequeños de la pareja real” es quien habría contraído coronavirus.

Monarquias.com

La futura reina de Bélgica estudiará historia y política en la Universidad de Oxford

La princesa Isabel de Bélgica ocupará un lugar en la Universidad de Oxford para estudiar historia y política, informó la casa real este martes (30 de agosto). La hija mayor del rey Felipe y la reina Mathilde, y heredera del trono belga, comenzará el curso de tres años en octubre en el Lincoln College de la prestigiosa universidad.

A partir de octubre, la princesa Isabel seguirá el curso de tres años ‘Historia y política’ en Lincoln College, que forma parte de la Universidad de Oxford. La princesa regresará regularmente a Bélgica y seguirá involucrada en la vida pública belga”, informó el palacio real de Bruselas en las redes sociales.

Isabel de Bélgica, duquesa de Brabante.

Según el periódico belga Le Soir, la princesa heredera completó un examen de ingreso escrito en la historia de forma ‘anónima’ para que su estatus social no afectara sus calificaciones. Se cree que Isabel eligió el curso ella misma, de acuerdo con sus padres, y al parecer consultó con exalumnos de varias universidades y tomó su decisión basándose en lo que sería más útil para ella en su papel de reina más adelante en la vida.

La princesa, de 19 años, completó su educación secundaria en UWC Atlantic College en Gales del Sur, con sede en un castillo del siglo XII y apodado el “Hogwarts Hippie”, donde permaneció durante 18 meses. Luego se dirigió a su casa en Bruselas en marzo antes del confinamiento por el Covid, que pasó con sus padres y hermanos, el príncipe Gabriel, de 17 años, el príncipe Emmanuel, de 15, y la princesa Eléonore, de 13.

En septiembre de 2020, la princesa se inscribió en la Real Academia Militar de Lagland, donde su padre estudió durante tres años (entre 1978 y 1981) cuando era adolescente. Isabel completó un curso de un año en ciencias sociales y militares, que enseña en profundidad los cuatro componentes de la defensa belga: Ejército, Fuerza Aérea, Armada y Médico. En julio, la princesa fue fotografiada en el campamento de Lagland en Arlony marchó en uniforme con sus compañeros cadetes en el desfile del Día Nacional belga.

Nacida el 25 de octubre de 2001, la hija de los reyes belgas es oficialmente conocida como la Duquesa de Brabante desde que se convirtió en heredera aparente tras la abdicación de su abuelo, Alberto II, y la entronización de su padre en 2013. Un cambio en la ley hizo posible que el hijo mayor del rey, independientemente de su género, ascendiera al trono en Bélgica. De esta forma, en el futuro Isabel será la primera reina por derecho propio de su país, donde la monarquía fue fundada en 1831.

Monarquias.com / Le Soir

Nuevos retratos del príncipe Gabriel de Bélgica para celebrar su mayoría de edad

El segundo hijo de los reyes de los belgas, el príncipe Gabriel, cumplió 18 años este 20 de agosto y la casa real lo celebró con la publicación de una serie de fotografías entre las que se incluyen tres nuevos retratos oficiales.

Para celebrar esta ocasión, el Palacio publicó algunas fotos en las que se ve al príncipe Gabriel y sus padres en su bautismo en 2003 y durante viajes familiares y vacaciones a lo largo de los años. Pero también se muestra la visita del príncipe Gabriel y el rey Felipe al ala 15 del aeropuerto militar de Melsbroek, ambos vestidos con uniforme militar, a principios de este año.

También el palacio reveló los planes futuros del príncipe Gabriel. El próximo año escolar asistirá al National Mathematics & Science College en Warwickshire (Reino Unido), donde seguirá un curso preparatorio de un año que “se centra en materias STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática) y está destinado a estudiantes que se están preparando para una formación académica en una de esas direcciones”, dijo la familia real.

Gabriel nació el 20 de agosto de 2003 en Anderlecht, siendo el segundo hijo del rey Felipe y la reina Mathilde, quienes ascendieron al trono belga en 2013. Su hermana mayor Isabel es la princesa heredera del trono, lo que convierte a Gabriel en el primer príncipe varón que no tiene derecho sucesorio por encima de su hermana mayor.

Desde 2019, el príncipe Gabriel ha estado siguiendo un curso de dos años en la International School of Brussels con el fin de obtener un título de bachillerato internacional. Esta formación se imparte íntegramente en inglés. Antes de esto, hasta la edad de 16 años, Gabriel siguió una educación en holandés en el Sint-Jan Berchmanscollege en Bruselas.

Según la biografía oficial del príncipe, publicada en el sitio web de la familia real, el joven habla francés, holandés e inglés con fluidez. Además. Toca el piano desde hace varios años y es un gran aficionado a los deportes y practica taekwondo, fútbol, ​​ciclismo, tenis, esquí y vela. De Prins también jugó al hockey durante 9 años en un club de Bruselas.

El príncipe Gabriel, que reside junto a su familia en el castillo de Laeken, trabaja regularmente como voluntario para apoyar a los sectores más vulnerables de la sociedad. Por ejemplo, durante la pandemia, tuvo varios contactos telefónicos con ancianos aislados en asilos para apoyarlos. Además, desde los ocho años estuvo involucrado en movimientos juveniles, como los scouts.

Monarquias.com

Quién es quién en la realeza: el príncipe Gabriel de Bélgica

En otros tiempos, el príncipe Gabriel hubiera sido el heredero del trono de Bélgica por ser el primer hijo varón de los reyes. Sin embargo, Bélgica modernizó sus reglas sucesorias en 1990, aboliendo la discriminatoria “ley sálica” para permitir que las princesas puedan convertirse en reinas por derecho propio. Esto significó que cuando el segundo hijo de Felipe y Mathilde nació en 2003 se ubicó en un segundo lugar en la sucesión, inmediatamente después de su hermana mayor, la princesa Isabel, nacida en 2001.

El príncipe Gabriel Baudouin Charles Marie nació el 20 de agosto de 2003 en el Hospital Erasmus de Anderlecht. Su padre era el príncipe Felipe, duque de Brabante y heredero del trono por entonces ocupado por el rey Alberto II, abuelo de Gabriel. Su madre Mathilde d’Udekem d’Acoz era una ex logopeda y psicóloga nacida en el seno de una familia aristocrática formada por los condes Patrick d’Udekem d’Acoz, de estirpe valona, y Anna Maria Komorowska, procedente de la nobleza polaca.

Dos años antes del nacimiento de Gabriel había nacido su hermana Isabel, convertida automáticamente en la heredera de la corona gracias a la ley de 1990 promulgada durante el reinado de Balduino. Isabel es la primera princesa belga que no es discriminada de la línea sucesoria, como había sucedido con Josefina-Carlota, hermana mayor del rey Balduino.

Desde 2019, el príncipe Gabriel ha estado siguiendo un curso de dos años en la International School of Brussels con el fin de obtener un título de bachillerato internacional. Esta formación se imparte íntegramente en inglés. Antes de esto, hasta la edad de 16 años, Gabriel siguió una educación en holandés en el Sint-Jan Berchmanscollege en Bruselas.

Según la biografía oficial del príncipe, publicada en el sitio web de la familia real, el joven habla francés, holandés e inglés con fluidez. Además. Toca el piano desde hace varios años y es un gran aficionado a los deportes y practica taekwondo, fútbol, ​​ciclismo, tenis, esquí y vela. De Prins también jugó al hockey durante 9 años en un club de Bruselas.

El príncipe Gabriel, que reside junto a sus padres y hermanos en el castillo de Laeken, trabaja regularmente como voluntario para apoyar a los sectores más vulnerables de la sociedad. Por ejemplo, durante la pandemia, tuvo varios contactos telefónicos con ancianos aislados en asilos para apoyarlos. Además, desde los ocho años estuvo involucrado en movimientos juveniles, como los scouts.

El día en que cumplió 18 años, la casa real anunció que Gabriel asistirá al National Mathematics & Science College en Warwickshire (Reino Unido), donde seguirá un curso preparatorio de un año que “se centra en materias STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) y está destinado a estudiantes que se están preparando para una formación académica en una de esas direcciones”, dijo la familia real.

Monarquias.com

Laurent y Claire de Bélgica, juntos en Francia para acabar con rumores de separación

El príncipe Laurent de Bélgica y su esposa, la princesa Claire, respondieron a los rumores sobre su separación con una fotografía, distribuida a los medios belgas, en la que se muestran con el padre Guy Gilbert, quien ofició la boda en mayo de 2003, y sus tres hijos, Luisa, Nicolás y Aymeric.

Las imágenes de sus vacaciones en Francia fueron publicadas este miércoles (18 de agosto) por el diario belga Le Soir, quien dijo que se trató de “una respuesta de la pareja principesca a los rumores de separación”. “Estas fotos fueron tomadas el 15 de agosto en la casa del padre Guy Gilbert, un gran amigo de Laurent y Claire. Toda la familia estuvo presente en La Palud-sur-Verdon”, se informó.

El padre Gilbert había declarado en julio que las noticias sobre la separación de los príncipes Laurent y Claire eran falsas: “Puedo decirte que Claire y Laurent están juntos. Los tuve a los dos nuevamente en el teléfono hace menos de un mes”, dijo el sacerdote, de 85 años, al periódico La Meuse. “Dejemos caer todos estos falsos rumores que son inútiles si solo es para servir a la gente. La pareja está bien y se mantiene unida”.

“No puedo decir nada al respecto, porque no hay nada que decir. No vivimos separados, eso no es cierto. No sé de dónde viene todo, y tampoco me interesa”, había dicho por su parte el príncipe Lauren al diario 7sur7, cuando se le consultó si estaba efectivamente separado de la anglobelga Claire Coombs.

Según la periodista y experta en asuntos de la realeza Joëlle Vanden Houden, la princesa Claire abandonó el hogar en Navidad de 2020 para irse a vivir a la casa de sus padres en Chaumont-Gistoux. La princesa se habría llevado a sus tres hijos, la princesa Luisa y los príncipes Nicolás y Aymeric.

Desde entonces, según la experta, el príncipe Laurent vive solo en Tervueren y ha sido visto comprando comidas preparadas en el supermercado Carrefour de esa localidad. La princesa Claire, que este 21 de julio no asistió al desfile de la Fiesta Nacional, no ha aparecido en la agenda de la familia real desde el 18 de diciembre de 2019.

Monarquias.com

Los reyes Alberto II y Paola de Bélgica ponen a la venta su controvertido yate “Alpa IV”

El yate real “Alpa IV”, que fue adquirido por el ex rey Alberto II de Bélgica y su esposa la reina Paola en 2009, y que cuenta con cuatro dormitorios y espacio para hasta 12 personas, será vendido por casi dos millones de euros.

El barco tiene 28 metros de eslora y requiere 4 miembros de la tripulación para la dirección y otras operaciones. El barco, que actualmente se encuentra atracado en Francia, ha estado a la venta durante una semana y el precio de casi 2 millones podría verse como una “ganga”, argumentan algunos, considerando el hecho de que se compró por 4,6 millones.

FOTO: HET NIEUWSBLAD

El barco fue motivo de controversia cuando Alberto II lo compró por 4,6 millones, justo cuando el país estaba en medio de la crisis económica y el rey había criticado a la “sociedad materialista” en su discurso del Día Nacional. El hecho de que el barco no fuera propiedad del Ministerio de Defensa pero que navegara bajo la bandera de la armada belga, provocó más críticas.

La reina Paola no entendía que la gente pudiera criticar eso. Era su forma favorita de viajar, le encantaba ser liberada de los paparazzi en el mar”, dijo la observadora de la realeza Brigitte Balfoort al periódico De Morgen. “El barco era el lugar donde recibían a la princesa Claire y sus hijos y, a veces, a la princesa Astrid y su familia en el verano”.

FOTO: DE MORGEN

Alberto II abdicó al trono en 2013. Desde entonces, él y Paola reciben una subvención anual de unos 900.000 euros, pero el exmonarca no están contento con esta suma, afirmando que el Gobierno le había prometido 1,4 millones por año. La prensa belga dijo este fin de semana que el mantenimiento y el combustible del barco de 27 metros de largo “cuesta mucho dinero” y que el rey Alberto II quiso “traspasar” estos gastos al Estado después de su abdicación, pero el gobierno lo rechazó.

Monarquias.com / De Morgen / VTR