La ex princesa Mako y su esposo abandonaron Japón rumbo a su nuevo hogar en EEUU


La ex princesa Mako de Japón, ahora conocida como Mako Komuro, partió este domingo 14 de noviembre rumbo a los Estados Unidos para instalar su residencia en Nueva York junto a Kei Komuro, con quien contrajo matrimonio el 26 de octubre.

La pareja de recién casados salió desde el aeropuerto de Haneda, en Tokio, rumbo a Estados Unidos, donde planean comenzar una nueva vida en la ciudad de Nueva York. Se espera que allí Komuro desarrolle su carrera laboral como abogado en una firma norteamericana.

La hija de los príncipes herederos de Japón Akishino contrajo matrimonio en medio de la polémica por una supuesta disputa financiera que afectaba a la familia de Komuro, lo que acabó retrasando en varias ocasiones el enlace.

El fuerte revuelo mediático semanas antes de la boda provocó en la exprincesa un estrés postraumático y marcó el inicio de su matrimonio, afirmando durante la rueda de prensa conjunta tras en enlace que se había sentido «horrorizada y entristecida».

Mako se casó por lo civil, rompiendo la tradición por primera vez desde la posguerra y sin ceremonia formal en la Familia imperial. Además, renunció a la dotación de 150 millones de yenes (1,15 millones de euros) que se concede a las mujeres de la Familia Imperial al contraer matrimonio y abandonar la institución.

El pasado viernes, dos días antes de la partida de la pareja para comenzar una vida en común fuera de Japón, Komuro habría llegado a un posible acuerdo sobre la disputa financiera de su familia, según informan los medios locales.

Monarquias.com