Subastaron en Suiza dos históricos brazaletes de la reina Maria Antonieta de Francia


Dos brazaletes que pertenecieron a la que reina María Antonieta de Francia fueron vendidos por más de ocho millones de dólares el martes en una subasta en Ginebra organizada por Christie’s. Las joyas, con 112 diamantes, fueron adjudicadas al cabo de cinco minutos de subasta por 7 millones de euros (8,1 millones de dólares), un precio que casi duplica su estimación inicial.

Antes de intentar huir de Francia con su esposo, Luis XVI, y sus hijos, en plena Revolución Francesa, la reina envió sus joyas a Bruselas, desde donde fueron enviadas a sus allegados en Austria, su país de origen. María Antonieta fue guillotinada en 1793. «Son joyas únicas, de una procedencia única. La gente quiere identificarse con las personas que las poseyeron en la época y están dispuestos a pagar por ese origen y esa historia mucho más que lo que el objeto vale en sí mismo», dijo Olivier Wagner, experto en la casa de subastas Sotheby’s.

Entre tanto, este miércoles (10 de noviembre) un broche y un par de pendientes que pertenecieron a miembros de la dinastía Romanov, familia del último zar de Rusia, serán rematados en Ginebra por Sotheby’s. Este juego, compuesto por zafiros y diamantes, perteneció a la tía del zar Nicolás II, la gran duquesa María Pavlovna (1854-1920), quien lo hizo sacar de Rusia tras la Revolución de 1917 que puso fin al régimen imperial. 

Monarquias.com