La tumba de un alto funcionario del rey Ramsés II de Egipto, descubierta en Saqqara


Un grupo de arqueólogos de la Universidad de El Cairo (Egipto) logró desenterrar la tumba de Ptah-M-Wia, el tesorero del faraón Ramsés II, en la necrópolis de Saqqara, que servía de cementerio para la antigua capital egipcia de Menfis, según anunció el Ministerio egipcio de Turismo y Antigüedades.

Las imágenes difundidas por el Ministerio a la prensa permiten ver por primera vez las paredes ricamente decoradas de la tumba, que están revestidas de murales que aún están parcialmente intactos, informó Live Science.

Ramsés II fue el tercer faraón de la XIX Dinastía de Egipto, que gobernó entre 1279 y 1213 a.C. Fue conocido por ser uno de los faraones más importantes que presidieron Egipto durante el periodo del Nuevo Reino, cuando el imperio estaba en la cima de su poder.

Además de ser célebre por la extensión de su reinado, Ramsés II es recordado por las ciudades y monumentos que hizo construir entre 1279 a.C. y 1213 a.C. Ptah-M-Wia, el jefe del tesoro Ptah-M-Wia desempeñó una serie de funciones clave durante su gobierno, entre ellas la de escriba real, jefe del tesoro y supervisor del ganado, además de presidir los sacrificios en el templo de Ramsés II en Tebas.

La zona de la necrópolis donde se encontró su tumba es una zona que contiene las tumbas de altos funcionarios de las dinastías XVIII y XIX, según declaró Mostafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto. «El sitio del descubrimiento incluye las tumbas de altos estadistas modernos de la era de la dinastía XIX y complementa el sitio de las tumbas de la dinastía XVIII, la más importante de las cuales es la del líder militar Horemheb«, dijo Waziri.

Saqqara está situada en la antigua capital egipcia de Menfis, el lugar contiene muchas estructuras importantes, incluida la pirámide escalonada de Djoser. La necrópolis ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y es muy apreciada por egiptólogos y arqueólogos porque contiene tumbas de toda la historia del antiguo Egipto.

Estilo distintivo de la tumba

Ola El Aguizy, que dirigió el proyecto, dijo que la tumba sigue un estilo distintivo encontrado en otros enterramientos del lugar; la tumba incluye un santuario, un patio y paredes talladas con jeroglíficos. Las escenas talladas en la entrada representan acontecimientos de la vida de Ptah-M-Wia. En el interior, las paredes de yeso de una sala están pintadas con imágenes coloridas.

Una escena de la tumba muestra una procesión con ofrendas y un ternero sacrificado. También se encontraron varios bloques de piedra; es probable que en su día sostuvieran un techo que puede haberse derrumbado. No obstante, es posible que la tumba siga aportando nuevos hallazgos, ya que los trabajos de excavación continúan.

Fuera de la tumba de Ptah-M-Wia, la misión también encontró los enterramientos de Ptah-Mas, alcalde de Menfis; el embajador real en el extranjero Basir; y Eurkhi, comandante supremo del ejército. Los antiguos egipcios utilizaron Saqqara, situada a unos 30 kilómetros al sur de El Cairo, como lugar de enterramiento durante más de 3.000 años.