Leonor de Borbón entregó el Premio Princesa de Asturias a los padres de la vacuna anti Covid-19


El rey Felipe VI de España y la heredera al trono, doña Leonor de Borbón, participó este viernes (22 de octubre) de la entrega de los Premios Princesa de Asturias, que galardonaron, entre otros, a los creadores de la vacuna contra el Covid-19, los científicos Katalin Karikó, Drew Weissman, Philip Felgner, Uğur Şahin, Özlem Türeci, Derrick Rossi y Sarah Gilbert.

“Debemos seguir recordando que nuestros premiados son guía imprescindible para todos nosotros…”, dijo la princesa, de 16 años. Dirigiéndose a todos los premiados, remarcó: “Proyectáis sobre nosotros, sobre los más jóvenes, la certeza de que también tenemos mucho que aportar, que podemos ser importantes y mostrarnos responsables para tratar de pensar en un futuro más sostenible, más justo, mejor para todos…”

La entrega del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica a los padres de la vacuna contra el coronavirus fue uno de los momentos más emotivos de la ceremonia, celebrada de nuevo en el Teatro Campoamor de Oviedo (Asturias).

​El rey y la princesa de Asturias otorgaron además los premios a Marina Abramović (Artes); Gloria Steinem, (Comunicación y Humanidades); Amartya Sen (Ciencias Sociales); Teresa Perales (Deportes); Emmanuel Carrère (Letras); CAMFED, Campaign for Female Education (Cooperación Internacional); y José Andrés y la ONG World Central Kitchen (Concordia).

En su discurso, Felipe VI destacó: “Hoy, nuestras miradas se dirigen a la isla canaria de La Palma. Me gustaría tener un recuerdo muy especial —necesario, pero sobre todo muy sentido y cariñoso— para los que allí viven, que sufren desde hace un mes la tremenda erupción volcánica, y que han visto golpeadas sus vidas de una manera tan dramática y con tanta impotencia como tristeza… nos han pedido que no les olvidemos y, junto a todos los españoles, así será; no les olvidaremos… de ellos hemos escuchado y aprendido cómo las convicciones cívicas y los principios éticos, fortalecen, cohesionan y definen a las sociedades que los hacen suyos; cómo los valores inherentes a todo ser humano —la vida, la dignidad, la igualdad y la libertad— deben constituir un patrimonio de alcance universal…”

Don Felipe VI también refirió que «…nos han advertido de la fragilidad de los valores democráticos, que no nos vienen dados; y cuyo vigor y vigencia demandan siempre una defensa firme, permanente, constante y consciente. De que la fortaleza y seguridad de un mejor futuro dependen de la responsabilidad, del cumplimiento del deber que a cada uno le corresponde, de la solidaridad y de nuestra cohesión… Así pues, hemos de seguir adelante con confianza, por el recto camino de los valores y de los principios que engrandecen a una sociedad y que —año a año— comparten y nos transmiten nuestros premiados. Creo firmemente que, si lo hacemos así, acertaremos. Y por muy difíciles que sean los retos que nos lleguen, los superaremos…”

Monarquias.com