La Inteligencia española “inyectó hormonas femeninas” al rey Juan Carlos, reveló el excomisario Villarejo


El servicio secreto español había recurrido a inyecciones de hormonas femeninas para frenar la libido del rey Juan CarlosI, quien abdicó en 2014, dijo el diario británico The Times.

Según el diario, estas revelaciones fueron realizadas durante una audiencia parlamentaria a cargo de José Manuel Villarejo, un excomisario de la policía española que ahora se encuentra procesado por “chantaje y corrupción vinculados a una red de la élite política y empresarial del país”.

El Centro Nacional de Inteligencia de España, afirmó Villarejo, inyectó a Juan Carlos «hormonas femeninas e inhibidores de testosterona para bajar su libido porque se entendió que era un problema para el Estado que fuera una persona tan ardientemente apasionada».

El excomisario también insistió en que no estaba involucrado en la administración de hormonas a la realeza, y dijo que se enteró de ese esquema por medio de la empresaria alemana Corinna Larsen, reconocida como la “íntima amiga” del rey Juan Carlos I hasta que un viaje secreto a Botswana en 2012 develó su relación.

Las conquistas sexuales del ex monarca español -que abdicó en 2014 y se exilió en 2020- fueron sacadas a la luz anteriormente por Amadeo Martínez Inglés, un coronel republicano retirado a quien el New York Post describió como “la némesis de Juan Carlos durante más de cuatro décadas”.

“Juan Carlos I es un auténtico adicto al sexo y un depredador sexual”, dijo Martínez Inglés en su biografía «Juan Carlos I: El Rey de los 5.000«, en la que alega que el ex rey tenía cerca de 5.000 amantes. “Las estrellas más bellas y los representantes más espectaculares de la alta sociedad española y extranjera pasaron por su cama para citas temporales, y también faltó el respeto a mujeres de mucho fondos más modestos”.

Monarquias.com