El rancho de Epstein tenía salas de computadoras “del tamaño de una casa” para espiar al príncipe Andrés y otros huéspedes


Una de las presuntas víctimas del pedófilo convicto Jeffrey Epstein -que se suicidó en 2019- afirmó que el rancho “Zorro” que el financista poseía en Nuevo México (EEUU) tenía tres salas de computadoras «del tamaño de una casa» creadas específicamente para espiar a los huéspedes, entre los cuales se encontraba el príncipe Andrés de Inglaterra, según informa The Sun.

La ex empleada Maria Farmer, conocida por presentar la primera denuncia penal ante la policía en 1996 contra el delincuente sexual condenado, fue citada por el medio alegando que cámaras ocultas capturaron la supuesta estadía de siete días del duque de York en finca de Epstein.

Los planos del rancho que datan de 1998 (cinco años después de que Epstein lo comprara), citados por el medio y supuestamente obtenidos por Eddie Aragon, propietario de la estación de radio Rock of Talk de Albuquerque, revelan la existencia de un vasto piso subterráneo, de aproximadamente 2.500 metros cuadrados. Se cree que el espacio albergaba desde salas de ejercicio y masajes hasta jacuzzis.

Sin embargo, Maria Farmer afirma que las tres espaciosas “salas de máquinas” del piso, originalmente destinadas a una serie de usos eléctricos y de calderas, estaban repletas de computadoras y equipos de video utilizados por Epstein y su cómplice Ghislaine Maxwell para espiar a aquellos “hombres poderosos” que presuntamente recurrían a los servicios de la red de pedofilia que el magnate manejaba.

“Todas las residencias de Epstein tenían estas salas mecánicas y sistemas de túneles. Lo sé porque Epstein me lo dijo”, dijo Farmer. “Había cámaras estenopeicas para grabar todo en cada propiedad. Las cámaras eran omnipresentes. No se podían ver a menos que se las señalaran”, agregó.

Epstein tuvo muchos invitados en su rancho a lo largo de los años, incluido el tercer hijo de la reina Isabel II, que fue demandado por Virginia Giuffre, que alega que fue traficada por Jeffrey Epstein para tener relaciones sexuales con el duque de York cuando era menor de edad según la ley estadounidense.

Farmer fue empleada como artista interna y recepcionista en la casa de Epstein en Nueva York en 1996. Posteriormente fue transferida a la finca del empresario multimillonario estadounidense Les Wexner en New Albany, Ohio, donde afirma haber sido abusada por Epstein y Maxwell. Wexner, cuyo imperio comercial más tarde incluyó a Victoria’s Secret, Abercrombie & Fitch, Express Inc. y Bath & Body Works, mantuvo una estrecha relación con Epstein que comenzó en la década de 1980 y continuó hasta al menos 2007.

Monarquias.com