La reina Isabel II rechazó el premio a “Viejita del Año”: “Eres tan viejo como te sientes”


«Su majestad cree que eres tan viejo como te sientes», afirmó el secretario de la reina Isabel II de Inglaterra para explicar por qué la monarca rechazó –a sus 95 años– un premio reservado a las personas ancianas, informó el martes la publicación que lo otorga.

La revista The Oldie, que pretende ser una alternativa «desenfadada» a una prensa «obsesionada con la juventud y la celebridad», anunció que había propuesto al Palacio de Buckingham otorgar su «Oldie of the Year» («viejito del año») a la reina, que lleva casi siete décadas en el trono.

La revista publicó la carta de rechazo enviada el 21 de agosto desde el castillo de Balmoral, en Escocia, donde la reina pasa los veranos, y firmada por su secretario privado adjunto Tom Laing-Baker. “Su majestad cree que eres tan viejo como te sientes y, por lo tanto, no cree que cumplir los criterios para aceptar” el premio, explicó.

Después de pasar los sucesivos confinamientos en el castillo de Windsor, unos 40 km al oeste de Londres, y pese a las especulaciones de podría vérsela menos en público tras la muerte en abril de su marido Felipe, Isabel II cumplió varios compromisos públicos. La semana pasada se la vio caminando en público con un bastón, la primera vez que esto ocurre desde 2004.

Este miércoles 20 de octubre, el palacio anunció que la reina Isabel canceló un viaje previsto para hoy a Irlanda del Norte por recomendación médica y descansará durante los próximos días. En un comunicado, se indicó que la soberana “aceptó a regañadientes el asesoramiento médico para descansar durante los próximos días” y se encuentra actualmente en el Castillo de Windsor.

El príncipe Felipe, que falleció en abril a un mes de cumplir 100 años, recibió el premio «Oldie» en 2011, cuando sopló las 90 velas. «No hay nada para la moral como que te recuerden que los años pasan y que la vieja carcasa empieza a desmoronarse», escribió el duque de Edimburgo, conocido por su humor a veces poco diplomático, en su carta de agradecimiento. «Pero es bonito que te recuerden», agregó.

Monarquias.com