La princesa Mako oró en solitario en los santuarios imperiales días antes de su boda


La princesa Mako de Japón visitó el martes (19 de octubre) los santuarios dedicados a los antepasados de la familia imperial para ofrecer oraciones en privado antes de su matrimonio con Kei Komuro, largamente golpeado por la controversia. La pareja se casará el próximo 26 de octubre después de cuatro años de compromiso.

La princesa Mako, sobrina del emperador Naruhito, visitó los Tres Santuarios del Palacio Imperial de Tokio para compensar la cancelación de las tradicionales ceremonias nupciales. Esto se debió a la inquietud pública que causó la disputa financiera que involucró a la madre de Kei Komuro.

Las ceremonias tradicionales asociadas con las bodas de los miembros de la familia imperial incluyen un rito en el Kashikodokoro, el santuario más sagrado, dedicado a la diosa del sol sintoísta Amaterasu, que según la leyenda es antepasada de los emperadores.

La princesa de 29 años -hija del príncipe heredero Akishino y sobrina del emperador Naruhito- se inclinó una vez después de pasar por una puerta que conduce a los santuarios. Ofreció oraciones desde el patio, en lugar de celebrar un rito dentro del santuario con el atuendo tradicional, informó el Japan Times.

La princesa se casará civilmente. Las ceremonias canceladas también incluyen el Choken no Gi”, una reunión oficial con el emperador y su esposa, la emperatriz Masako, antes del matrimonio programado para el 26 de octubre, además de la ceremonia de compromiso entre las familias de los novios, el “Nosai no Gi”.

En lugar de los ritos, la princesa se reunirá informalmente con el emperador Naruhito y la emperatriz Masako en el Palacio Imperial el viernes, así como con sus abuelos, el emperador Akihito (quien abdicó en 2019) y la emperatriz emérita Michiko, el el día antes de su matrimonio, según informó la Casa Imperial.

Monarquias.com