Los desencuentros entre los príncipes Harry y Guillermo existen desde antes de la llegada de Meghan Markle, revelan expertos


Con frecuencia se culpa a Meghan Markle por el alejamiento entre los príncipes Harry y Guillermo de Inglaterra. Sin embargo, un nuevo documental revela que los desencuentros entre los hermanos existen desde antes de que el más joven de ellos se casara con la exactriz estadounidense.

En el recién exhibido documental de ITV Harry y Guillermo: ¿Qué salió mal?, se analiza al detalle la tensión que existe entre los príncipes británicos y los posibles orígenes del conflicto familiar.

Katie Nicholl, editora de materiales sobre la realeza en la revista Vanity Fair, recordó que antes de que empezaran las desavenencias entre Harry y Guillermo, los hermanos eran extremadamente cercanos.

«Vivían juntos, aunque al otro lado del patio. Trabajaban juntos en la misma oficina. Hacían el mismo trabajo caritativo. No existía una unidad más unida», afirmó la experta, citada por The Express.

Sin embargo, con el paso del tiempo, Harry pasó a sentirse cada vez más frustrado con lo que el documental llamó «su papel secundario». La editora asociada del tabloide Daily Telegraph, Camilla Tominey, dio su opinión al respecto.

«Creo que cuando eres el repuesto del heredero, quizás haya más sentido de urgencia. Quieres hacer que tu vida cuente antes de que los hijos de tu hermano te empujen más y más hacia abajo en el orden jerárquico», afirmó la periodista.

Si bien una gran parte de la población británica y de los medios del país culpan a Meghan por el alejamiento de los hermanos, Tominey considera que la exactriz solamente estimuló un sentimiento que Harry ya tenía.

«Se habló mucho, incluso antes de que Meghan estuviera en la escena, de que Harry decía: ‘¿Por qué no puedo hacer esto?’ Él preguntaba: ‘¿Por qué no podemos hacerlo un poco diferente? Entonces, Meghan entra en escena y creo que le da combustible a ese cohete», apuntó la editora del tabloide.

En la explosiva entrevista de Harry con la presentadora estadounidense Oprah Winfrey, publicada a principios de marzo, el príncipe habló de cómo se sentía «atrapado» en la monarquía y que no hubiera sido capaz de salir si no fuera por su esposa.

«Estaba atrapado, pero no sabía que estaba atrapado. Atrapado dentro del sistema, como el resto de mi familia. Mi padre y mi hermano están atrapados. No pueden irse. Y tengo una enorme compasión por eso», dijo Harry en la ocasión.

Muchos esperaban que el encuentro entre Guillermo y Harry para la inauguración de una estatua de su madre en Londres a principios de junio acercaría nuevamente a los príncipes. La realidad, sin embargo, fue otra. Los hermanos prácticamente no se hablaron durante el evento en el palacio de Kensington. Luego de la ceremonia, los dos estuvieron en la misma habitación por escasos 20 minutos antes de que Harry se fuera.

Monarquias.com