Suecia rinde tributo a la princesa heredera Margarita, “el rayo de sol del castillo” y abuela del rey


El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia inauguró esta semana una exposición dedicada a su abuela paterna, la princesa heredera Margarita, en el Palacio Real de Estocolmo. La muestra “Daisy. Princesa heredera Margarita 1882-1920” está dedicada a la primera esposa del rey Gustavo VI Adolfo, una princesa británica a la que los suecos alabaron y bautizaron “el rayo de sol”.

Hoy tengo el gran placer de inaugurar una nueva exposición aquí en el Palacio Real de Estocolmo. Una exposición que, de hecho, está personalmente cerca de mi corazón”, dijo el rey. “Mi abuela, la princesa heredera Margarita, dentro de la familia llamada ‘Daisy’, era una persona muy talentosa con una gran luminosidad”.

El monarca agregó: “Mi abuela tenía un interés y un compromiso genuinos en varias áreas: arte, deportes, asistencia social y horticultura”. Con esta exhibición, “todos entenderán mucho más lo maravillosa que era ella, la princesa Margarita”, dijo Carlos Gustavo.

La princesa Margarita de Connaught conquistó a Suecia y llegó a cambiar la imagen de la familia real hasta el día de hoy”, dice la presentación oficial de la muestra. “Desde su infancia como nieta de la reina Victoria de Gran Bretaña, llevó consigo sus sólidos intereses en el arte, los deportes y la jardinería, algo que desarrolló a lo largo de los años y que ayudó a convertirla en una popular princesa heredera”.

Margarita de Connaught era hija del hijo favorito de la reina Victoria de Inglaterra. En 1905 conoció en El Cairo al heredero de la corona sueca, Gustavo Adolfo, con quien se casó seis meses después del primer encuentro. Entre 1906 y 1916 nacieron sus hijos Gustavo Adolfo, Sigvard, Ingrid, Bertil y Carlos Juan, mientras ella estaba embarazada cuando murió en 1920.

La princesa, llamada ‘Daisy’ por familiares y amigos, abrazó su nueva vida en Suecia y, con el deseo de dejar una huella importante en la vida de los suecos, participó activamente en muchos de los problemas sociales más importantes de la época. Además realizó esfuerzos humanistas para el bienestar de los niños, la estructura de la defensa civil, los derechos de los discapacitados y durante la Primera Guerra Mundial por la supervivencia de los prisioneros.

Se dedicaba a la mayoría de las cosas y tenía amplios intereses”, recordó su nieta, la princesa Cristina. “Su vena artística adquirió distintas expresiones, pero estaba muy abierta a lo que sucedía en Suecia y en el mundo. Quería ser parte de ello, un catalizador de lo que estaba por venir. Creo que habría desempeñado un papel muy emocionante en la familia si hubiera vivido más”.

El país lloró desconsoladamente la muerte de la princesa heredera en 1920 a los 38 años y las palabras del primer ministro Hjalmar Branting, tras recibir la noticia de la muerte de la princesa, resumieron el sentimiento popular: “¡Ahora se ha apagado el rayo de sol en el castillo de Estocolmo!”

El hijo mayor de Margarita, Gustavo Adolfo, duque de Vastergotland, no llegará a ser rey de Suecia porque murió en un accidente de aviación en 1947, meses después del nacimiento de Carlos XVI Gustavo. La única hija de Margarita, la princesa Ingrid, se convertiría en reina consorte de Dinamarca y madre de Margarita II.

Monarquias.com