“Ya no es apropiado”: Andrés de Inglaterra retirado como patrocinador de organizaciones benéficas por vínculos con Epstein


Desde su caída en desgracia debido a sus conexiones con el fallecido pedófilo Jeffrey Epstein, el príncipe Andrés de Inglaterra, duque de York, ha sido despojado, ya sea en silencio o públicamente, de su papel como patrocinador de casi 50 organizaciones, según contabilizó el diario The Telegraph.

Se estima que una de cada cuatro organizaciones benéficas y empresas se apresuró a romper los lazos con el duque de York después de que él se apartó de sus funciones públicas hace 18 meses porque el escándalo de Jeffrey Epstein se había convertido en un golpe a la reputación de la Familia Real.

Según los informes, el hijo de la reina Isabel II se consideró que ya no es apropiado” para continuar las asociaciones públicas con organizaciones sociales y benéficas, después de que muchas hayan expresado su deseo de encontrar a alguien “más adecuado” para sus “objetivos y valores”.

El príncipe Andrés, de 61 años, anunció en noviembre de 2019 que se estaba “alejando de las funciones públicas en el futuro previsible” por las consecuencias de su entrevista con la BBC sobre el “accidente automovilístico”. En el programa Newsnight, Andrés insistió en que no recordaba haber conocido a una de las presuntas “esclavas sexuales” de Epstein, Virginia Roberts Giuffre, quien afirma que se vio obligada a tener relaciones íntimas con el duque cuando tenía 17 años.

Aunque niega enérgicamente todas las acusaciones, la realeza ha mantenido un perfil bajo. Sin embargo, el escándalo puso a muchas de las organizaciones benéficas del príncipe en una situación delicada. Se dice que alrededor de 200 organizaciones benéficas y organizaciones cuentan con el respaldo del duque de York.

A medida que el escándalo ganaba terreno, varias organizaciones optaron por tomar medidas rápidas y deshacerse del patrón deshonrado. Según informa la prensa británica, esta lista incluía el Instituto Nacional Real para Sordos, la Fundación de Golf, la Fundación para Niños, el Outward Bound Trust y la Asociación Británica de Ciencias.

Sentimos que, como organización benéfica para niños, no era apropiado que él siguiera siendo patrocinador”, dijo la Royal Marines Children’s Fund. Otros que siguieron su ejemplo fueron el Berkshire County Cricket Club, la Sociedad para la Investigación Náutica, la Asociación de Principales Atracciones para Visitantes y la Escuela Whitgift en Croydon, según Telegraph.

Según los informes, 47 de alrededor de 150 organizaciones que anteriormente estaban bajo su patrocinio habían terminado toda afiliación con el príncipe Andrés, y muchas se abstuvieron de hacer comentarios oficiales debido a la naturaleza delicada del tema. La mayoría confió aparentemente que no habían podido encontrar un reemplazo hasta el día de hoy.

Tres de las organizaciones – la Asociación Británica de Ciencias, el Consejo de Escuelas Internacionales Británicas y el Tall Ships Youth Trust– confirmaron que esperan encontrar un nuevo patrocinador real en remplazo de Andrés. Según los informes, se pusieron en contacto con el Palacio de Buckingham para discutir sobre el asunto.

Algunas organizaciones benéficas y grupos han evitado tomar medidas más drásticas ya que el duque de York no había sido acusado ni condenado por ningún delito. En cambio, optaron por medidas a medias, como supuestamente quitar su retrato de la pared, eliminar su nombre de sus sitios web o usar una planta en maceta para cubrir una placa con su nombre.

El Royal Liverpool Golf Club, Friends of the Staffordshire Regiment, Morayvia Aerospace Centre y Royal Free London NHS Foundation Trust se encuentran entre las pocas organizaciones que, si bien aceptan el hecho de que el príncipe Andrés no puede participar en ninguna actividad en su nombre, han confirmado que aún mantienen sus vínculos con el duque.

Con respecto a la cuestión de si se había contactado a los patrocinadores individuales del duque de York, se citó a una fuente del Palacio de Buckingham reconociendo: “El anuncio de la retirada del duque de York recibió una atención generalizada y muchos patrocinadores se pusieron en contacto rápidamente. Desde entonces, los mecenazgos que desean discutir el impacto en sus operaciones se han tratado a medida que surgieron”.

Monarquias.com