El consorte de la reina Isabel II recibió el alta después de permanecer un mes en el Hospital King Edward VII. Fue trasladado a Windsor.

El príncipe Felipe de Inglaterra, duque de Edimburgo y marido de la reina Isabel II, salió este martes 16 del hospital del centro de Londres en el que se encontraba internado, un mes después de un ingreso que coincidió con una de las épocas más convulsas de la familia real británica.

El príncipe Felipe, de 99 años, llegó al Hospital King Edward VII de Londres el 16 de febrero, después de una indisposición de la que apenas trascendieron detalles –oficialmente solo se confirmó que no se debió a Covid–. Una vez ingresado, fue operado con éxito de un problema cardiaco preexistente, según el Palacio de Buckingham.

Las 28 noches que pasó el marido de Isabel II en el hospital están consideradas ya la internación más prolongada de la vida del duque de Edimburgo, según la cadena BBC.

Durante este periodo, la monarquía británica se convirtió en foco de nuevo por sus problemas familiares, después de que el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, denunciasen en una entrevista televisada en Estados Unidos un supuesto trato discriminatorio hacia ellos e incluso situaciones de racismo.

El príncipe Felipe de Inglaterra salió del hospital un mes después de su ingreso