Baby Sussex: próximo bisnieto de la reina Isabel podría ser ciudadano estadounidense


El nuevo hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry, el cual ocupará el octavo puesto a la línea de sucesión al trono británico, será el quinto nieto para el príncipe Carlos de Inglaterra y presumiblemente será el primer bisnieto de Isabel II que nazca fuera de Gran Bretaña.

El primer hijo del duque y la duquesa de Sussex, Archie Mountbatten-Windsor, nacido en Londres en 2019, es un ciudadano británico pero también puede reclamar la ciudadanía estadounidense algún día a través de su madre estadounidense si así lo desea.

Pero si el segundo hijo de los duques de Sussex nace en Estados Unidos, será ciudadano estadounidense de inmediato, gracias a la 14° Enmienda constitucional, y por lo tanto podría votar, solicitar un pasaporte estadounidense o incluso postularse para la presidencia de los Estados Unidos algún día.

Además, como hijo de un ciudadano británico nacido en el extranjero, también podría reclamar la ciudadanía británica cuando llegue a la edad adulta. Dado que su posición en la sucesión real es remota, es poco probable que alguna vez ocupe el trono, por lo que su estado de ciudadanía es un tema menos urgente.

Los duques de Sussex y su hijo de 21 meses se distanciaron socialmente en su residencia de Santa Bárbara, California, donde ocasionalmente han participado en apariciones virtuales. Desde allí el príncipe y Meghan mantienen su propia agenda benéfica y cumplen su sueño de que sus pequeños tengan una vida lo más normal posible y sin los deberes que conlleva ser miembro de la realeza.