«Burbuja real»: negativa del personal a confinarse en Navidad podría trastornar los planes de Isabel II


La servidumbre de Sandringham podría negarse a separarse de sus familias durante cuatro semanas para asistir a los Windsor.

La prensa británica aseguró que la reina Isabel II está “furiosa” después de que el personal de la Casa Real se negara a quedar aislado junto a ella en la residencia campestre de Sandringham durante la época de Navidad. “A los aproximadamente 20 empleados se les pidió que permanecieran en la finca de Norfolk del monarca sin sus familias para asistir la reina, al príncipe Felipe y otros miembros de la Familia Real durante el período festivo”, dijo el Daily Mail.

Diversas fuentes dijeron al diario The Sun que el grupo de sirvientes de las áreas de limpieza, lavandería y mantenimiento se “amotinó” porque no están dispuestos a aislarse de sus seres queridos durante cuatro semanas para ser parte de lo que se ha denominado “la Burbuja de Su Majestad”, destinada a proteger a la monarca, de 94, de un posible contagio de coronavirus, lo que a su edad podría ser letal. Su esposo, Felipe, tiene 99 años.

Isabel y Felipe

“El levantamiento significa que Su Majestad podría verse obligada a pasar la Navidad en el Castillo de Windsor por primera vez en 33 años. La reina está furiosa”, dijo una fuente real a The Sun, que define la negativa del personal como “sin precedentes”. “Todo el mundo quiere ser leal, pero sienten que han sido empujados demasiado lejos al aislarse de sus familias en Navidad”, dijo la misma fuente. Otra fuente dijo al citado periódico: “Se están llevando a cabo conversaciones con el equipo sobre asuntos operativos, pero es demasiado pronto para especular sobre las implicaciones para la Navidad”.

La reina normalmente pasa sus vacaciones de invierno en la finca de Sandringham, Norfolk. En marzo, la monarca y su marido abandonaron Londres a medida que la pandemia de Covid-19 avanzaba y se refugiaron en el Castillo de Windsor. En agosto, la pareja se trasladó a Escocia, su residencia de verano, y regresó a Sandringham el 14 de septiembre. Recientemente se informó que la reina tiene la intención de regresar a Windsor en octubre y llevar a cabo un horario reducido de audiencias y compromisos en el Palacio de Buckingham en el período previo a la Navidad.

Anuncios